Tendencias21
Una tecnología cyborg permite fusionar la IA con el cerebro humano   

Una tecnología cyborg permite fusionar la IA con el cerebro humano  

Una tecnología cyborg permite integrar chips electrónicos con tejido orgánico para rastrear tumores, reparar lesiones e incluso para fusionar la Inteligencia Artificial con el cerebro humano.

Investigadores de la Universidad de Delaware en Estados Unidos han desarrollado una tecnología cyborg que permite fusionar de forma segura dispositivos electrónicos con tejido humano para rastrear tumores o reparar lesiones.

Este resultado, presentado esta semana en la Reunión y Exposición Virtual de Otoño de 2020 de la American Chemical Society (ACS),  ha resuelto un gran desafío: impedir el rechazo de un chip por el cuerpo humano.

Lo han conseguido utilizando componentes electrónicos orgánicos flexibles para fabricar el chip, en lugar de materiales rígidos como el silicio, y luego cubriéndolo con materiales ecológicos, que son más eficientes en energía.

Más concretamente, han desarrollado nuevos recubrimientos para chips «humano-máquina»que no crean cicatrices en los tejidos una vez que se implantan.

Pensando en el cerebro

El profesor David Martin, director de esta investigación, explica en un comunicado que se les ocurrió la idea de usar un recubrimiento  ecológico del chip orgánico mientras intentaban conectar un dispositivo electrónico al cerebro.

“Tuvimos la idea de este proyecto porque estábamos tratando de interconectar microelectrodos inorgánicos rígidos con el cerebro, pero los cerebros están hechos de materiales orgánicos, salados y vivos”, explica Martin. «No estaba funcionando bien, así que pensamos que debe haber una mejor manera».

Los materiales microelectrónicos tradicionales, como el silicio, el oro, el acero inoxidable y el iridio, provocan cicatrices cuando se implantan.

El problema es que, cuando estos circuitos integrados se aplican al tejido muscular o cerebral, las señales eléctricas deben fluir para que funcionen correctamente. Sin embargo,  las cicatrices que genera el implante interrumpen esta actividad.

Para resolver este problema, los investigadores utilizaron un recubrimiento utilizado anteriormente para evitar la carga estática en las pantallas electrónicas: también hace que los chips sean menos abrasivos para su entorno biológico.

Después de las pruebas, los investigadores descubrieron que el polímero tenía las propiedades necesarias para interconectar el hardware y el tejido humano.

“Estos polímeros conjugados son eléctricamente activos, pero también son iónicamente activos”, explica Martin.

«Los contraiones les dan la carga que necesitan, por lo que cuando están en funcionamiento, tanto los electrones como los iones se mueven».

Mejora drástica

El polímero, conocido como poli (3,4-etilendioxitiofeno) o PEDOT, mejoró drásticamente el rendimiento de los implantes médicos al reducir su impedancia (resistencia) de dos a tres órdenes de magnitud, aumentando así la calidad de la señal y la vida útil de la batería en los pacientes.

Desde entonces, Martin ha conseguido que este polímero actúe como sensor para detectar las primeras etapas de una enfermedad. También ha creado un polímero con dopamina (un neurotransmisor), que desempeña un papel clave en los comportamientos adictivos.

Existen otros polímeros funcionales que contienen neurotransmisores y que pueden también integrarse en estos chips: detectan y tratan enfermedades del cerebro y del sistema nervioso.

Martin dice que estos materiales híbridos biológico-sintéticos podrían ser útiles, incluso, para fusionar la inteligencia artificial con el cerebro humano.

Aunque los verdaderos «cyborgs», en parte seres humanos y en parte robóticos, son todavía ciencia ficción, estos investigadores pueden haber descubierto la forma de integrar la electrónica con el cuerpo.

RedacciónT21

2 comentarios

  • Es un arma de doble filo traera evolucion pero peligro de deshumanizacion confiaremos mas en la maquina que en nuestro poder propio de nuestro espiritu y tal vez dicen algunos podremos perder nuestra conexion con Dios o la fuente como le dicen,,,,

RSS Lo último de Tendencias21

  • Algunos virus antiguos moldearon nuestros cuerpos y cerebros 19 febrero, 2024
    Los virus antiguos que infectaron a los vertebrados hace cientos de millones de años desempeñaron un papel fundamental en la evolución de nuestros cerebros avanzados y cuerpos de gran tamaño, según un nuevo estudio. De acuerdo a los científicos, una secuencia genética adquirida de retrovirus es crucial para la producción de mielina, y ese código […]
    Pablo Javier Piacente
  • Las minilunas podrían transformarnos en una especie interplanetaria 19 febrero, 2024
    "Minilunas" aún no descubiertas pueden orbitar la Tierra: teniendo en cuenta su proximidad a nuestro planeta, estos pequeños cuerpos serían excelentes herramientas para potenciar la exploración espacial. En concreto, algunos científicos creen que estos diminutos satélites podrían permitir a la humanidad explorar con mayor facilidad el Sistema Solar, establecerse como una especie interplanetaria y vivir […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean un robot con el cerebro de un insecto 19 febrero, 2024
    Investigadores europeos han desarrollado un robot que puede moverse como un insecto. Le integraron un modelo de la actividad neuronal que se mueve de la misma forma que lo hacen los insectos para navegar eficientemente en cualquier entorno, sin tener capacidad de aprendizaje.
    Redacción T21
  • ¿La cognición sería una función de onda? 19 febrero, 2024
    Las ondas cerebrales desempeñan un papel crucial para la formación de la memoria, de la misma forma que las ondas cuánticas estructuran las neuronas que posibilitan la cognición. Una nueva investigación sugiere que memoria y consciencia podrían formar parte de esa dinámica, aunque a escalas muy diferentes.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Los simios también tienen sentido del humor 18 febrero, 2024
    Cuatro especies de grandes simios empiezan a burlarse de los demás en broma en edades tan tempranas como los humanos. Sus burlas son provocativas, persistentes y se caracterizan por elementos sorprendentes y divertidos. Llevan así 13 millones de años.
    Redacción T21
  • Hasta el pequeño cerebro de una hormiga desarrolla tareas complejas 17 febrero, 2024
    Las hormigas del desierto encuentran su camino durante una fase temprana de aprendizaje con la ayuda del campo magnético de la Tierra. El proceso de aprendizaje asociado deja huellas claras en su pequeño cerebro, capaz de asumir tareas complejas con menos de un millón de neuronas.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Los agujeros negros supermasivos y las primeras galaxias crecieron al mismo tiempo 16 febrero, 2024
    Es probable que ya existieran agujeros negros supermasivos en los primeros momentos de la historia cósmica: habrían acelerado la formación de nuevas estrellas en el Universo temprano, incluso cuando crecían con sus galaxias. Un nuevo análisis de imágenes y datos obtenidos por el telescopio James Webb sugiere que los agujeros negros y las galaxias coexistieron […]
    Pablo Javier Piacente
  • La IA podría estar atrofiando poco a poco nuestros cerebros, según un nuevo estudio 16 febrero, 2024
    De la misma forma que el GPS de los smartphones ha dañado nuestro sentido de la cognición espacial y la memoria, según sugieren algunos estudios, la Inteligencia Artificial (IA) también podría afectar progresivamente nuestra capacidad para tomar decisiones de forma independiente, de acuerdo a una nueva investigación. La hipótesis plantea que los chatbots de IA […]
    Pablo Javier Piacente
  • El Metaverso surgió de la imaginación y se hizo real gracias al progreso tecnológico 16 febrero, 2024
    El Metaverso inició su recorrido en la ciencia ficción y se hizo real inspirado en novelas como “Snow Crash" de Neal Stephenson y apoyado en tecnologías que han posibilitado universos paralelos para la experiencia humana. La novela "Ready Player One" de Ernest Cline y su adaptación cinematográfica dirigida por Steven Spielberg, han desempeñado un papel […]
    Carlos Peña González (*)
  • Revelan el origen de la falla geológica de Seattle, una de las más peligrosas del mundo 15 febrero, 2024
    Los datos magnéticos sugieren que la falla de Seattle, en Estados Unidos, se formó hace 55 millones de años, cuando la mitad sur de una cadena de islas volcánicas en subducción se amontonó sobre el continente y se separó de otra parte de la estructura, "desgarrando" el borde de América del Norte.
    Pablo Javier Piacente