Tendencias21
Utilizan el GPS para estudiar la capacidad de orientación de los niños

Utilizan el GPS para estudiar la capacidad de orientación de los niños

Científicos británicos han utilizado la tecnología GPS para estudiar la capacidad de orientación de niños de entre tres y siete años en un entorno natural, concretamente en un parque público de la ciudad de Bristol, en lugar de en un laboratorio. Así, han descubierto que, contrariamente a lo que se creía hasta ahora, los niños de tres años sí usan señales visuales para orientarse. Los participantes llevaron un receptor de GPS colgado de su cintura que permitió a los investigadores identificar las rutas que seguían para encontrar objetos escondidos. Según ellos, esta tecnología es una poderosa herramienta de exploración de la interacción entre nosotros y el mundo que nos rodea. Por Yaiza Martínez.

Utilizan el GPS para estudiar la capacidad de orientación de los niños

Una investigación llevada a cabo por la Universidad de Bristol, en el Reino Unido, ha utilizado por vez primera el GPS (sistema de posicionamiento global) para analizar la manera en que niños de entre tres y siete años se orientan espacialmente en exteriores.

El GPS o Sistema de Posicionamiento Global es un Sistema Global de Navegación por Satélite (GNSS que permite determinar en todo el mundo la posición de cualquier objeto, persona o vehículo que lleve un receptor, con una precisión hasta de centímetros.

Fiijarnos en las cosas que nos rodean para recuperar nuestra orientación se conoce como reorientación, y es una acción que ha sido estudiada en múltiples ocasiones en especies animales. Investigaciones más recientes acerca de esta capacidad en niños han sugerido que los humanos no usamos señales visuales para orientarnos hasta que no tenemos alrededor de seis años de edad.

Sin embargo, estas investigaciones han sido siempre llevadas a cabo en entornos artificiales y experimentales, que podrían haber provocado una infravaloración de las capacidades de los niños.

Desorientación previa

Según publica la revista especializada Cognition, el científico Alastair Smith, del Departamento de Psicología Experimental y sus colegas del Departamento de Ciencia Computacional de la Universidad de Bristol, analizaron hasta qué punto pueden reorientarse los niños pequeños utilizando señales, en este caso en el parque Durdham Downs de Bristol.

En el experimento participaron un total de 36 niños que fueron divididos en tres grupos: niños de tres años, de cinco años y de siete años. Cada uno de estos grupos estaba formado por 12 niños, la mitad de ellos niñas y la otra mitad varones. Se hicieron un total de 16 pruebas de búsqueda, y durante ellas los niños llevaron un pequeño receptor de GPS colocado con un cinturón alrededor de sus cinturas. Los datos fueron recogidos con un software móvil.

Las pruebas consistieron en que los niños recordasen dónde había sido escondido un objeto. Los participantes observaban la colocación de una etiqueta adhesiva debajo de uno de los cuatro cubos que fueron colocados dentro de un cuadrado. En algunas pruebas estos cubos eran del mismo color, y en otras de colores distintos. Después de que la etiqueta fuera escondida, se desorientó a los niños poniéndoles una venda en los ojos y haciéndolos girar sobre sí mismos hasta que no sabían hacia donde habían estado mirando inicialmente.

Después se les quitaba la venda, y los niños iban hacia el cubo en el que creían que estaba escondida la etiqueta. El experimento demostró que los niños podían acertar en su búsqueda sólo si utilizaban señales de su entorno, como árboles o edificios, para reorientarse.

Rastreo por satélite

Sus actuaciones fueron medidas por los receptors de GPS que llevaban los niños incorporados, y que permitieron a los científicos rastrear con exactitud sus movimientos, informa la Universidad de Bristol en un comunicado.

Todos los grupos de distintas edades acertaron más que si hubiesen buscado simplemente al azar, lo que demuestra que todos usaron señales de su entorno para guiar sus búsquedas. El nivel de precisión en éstas estuvo estrechamente relacionado con las características del entorno en que se desarrollaron. En particular, cuanto mayor era la superficie de búsqueda, más fácilmente se reorientaban los niños utilizando señales visuales.

Asimismo, la diferencia de colores en los cubos también ayudaba a encontrar las etiquetas escondidas. Ambos resultados sugieren que incluso los niños de tres años se reorientan usando señales visuales.

Alistair Smith declaró que el presente estudio demuestra la importancia de probar las habilidades cognitivas del ser humano en diversos ambientes, en lugar de hacerlo en estudios confinados a laboratorios psicológicos. Los niños demostraron tener una mayor capacidad de reorientación de lo que podía creerse con anterioridad. El uso del GPS para analizar estas habilidades es novedoso y podría llegar a convertirse en una poderosa herramienta para explorar la interacción entre nosotros y el mundo que nos rodea, según Smith.

Yaiza Martinez

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • La IA podría estar atrofiando poco a poco nuestros cerebros, según un nuevo estudio 16 febrero, 2024
    De la misma forma que el GPS de los smartphones ha dañado nuestro sentido de la cognición espacial y la memoria, según sugieren algunos estudios, la Inteligencia Artificial (IA) también podría afectar progresivamente nuestra capacidad para tomar decisiones de forma independiente, de acuerdo a una nueva investigación. La hipótesis plantea que los chatbots de IA […]
    Pablo Javier Piacente
  • El Metaverso surgió de la imaginación y se hizo real gracias al progreso tecnológico 16 febrero, 2024
    El Metaverso inició su recorrido en la ciencia ficción y se hizo real inspirado en novelas como “Snow Crash" de Neal Stephenson y apoyado en tecnologías que han posibilitado universos paralelos para la experiencia humana. La novela "Ready Player One" de Ernest Cline y su adaptación cinematográfica dirigida por Steven Spielberg, han desempeñado un papel […]
    Carlos Peña González (*)
  • Revelan el origen de la falla geológica de Seattle, una de las más peligrosas del mundo 15 febrero, 2024
    Los datos magnéticos sugieren que la falla de Seattle, en Estados Unidos, se formó hace 55 millones de años, cuando la mitad sur de una cadena de islas volcánicas en subducción se amontonó sobre el continente y se separó de otra parte de la estructura, "desgarrando" el borde de América del Norte.
    Pablo Javier Piacente
  • Gigantescos "huevos espaciales" podrían ayudarnos a descubrir civilizaciones extraterrestres 15 febrero, 2024
    Un elipsoide SETI es un enfoque geométrico que identifica una región del espacio con forma de huevo, dentro de la cual cualquier civilización inteligente habría logrado observar un evento astronómico significativo, como por ejemplo una supernova, basándose en el tiempo que tarda la luz en viajar a través del espacio. Ahora, un nuevo análisis muestra […]
    Pablo Javier Piacente
  • ¿Qué pasaría si viajáramos a la velocidad de la luz? 15 febrero, 2024
    La física dice que es imposible, pero soñamos con la posibilidad de viajar a la velocidad de la luz. En ese supuesto, el tiempo se dilataría y se alteraría nuestro campo de visión, pero la fuerza de la aceleración nos destruiría. Sin ayuda alguna, no podemos ir a más de 45 kilómetros por hora.
    Redacción T21
  • Nuevo hito en la tecnología cuántica 15 febrero, 2024
    Investigadores alemanes han logrado un avance en la tecnología cuántica al visualizar las posiciones tridimensionales de átomos individuales en un cristal de diamante. Este logro allana el camino para la visualización de moléculas individuales con una precisión atómica, lo que podría revolucionar la investigación y el diseño de materiales y fármacos. Con un poco de […]
    ST/T21
  • Una extraña y antigua megaestructura acecha bajo el mar Báltico 14 febrero, 2024
    En la bahía alemana de Mecklenburg, a 21 metros de profundidad, los científicos han encontrado una antigua megaestructura que data de la Edad de Piedra, concretamente de hace más de 10.000 años. La estructura, que abarca una longitud de casi un kilómetro y está compuesta por piedras de distintos tamaños, desafía toda explicación natural: los […]
    Pablo Javier Piacente
  • Detectan por primera vez materia oscura en un cúmulo galáctico 14 febrero, 2024
    La materia oscura identificada, detectada indirectamente en un cúmulo conformado por miles de galaxias, podría ayudar a los científicos a comprobar la existencia de una estructura a gran escala que se extiende por todo el Universo: de esta forma, un "andamiaje" de materia oscura atravesaría todo el cosmos y sería el sostén de innumerables galaxias, […]
    Pablo Javier Piacente
  • El primer implante cerebral de Neuralink en un humano está rodeado de misterio 14 febrero, 2024
    Existen dudas sobre si el primer implante cerebral a un humano, anunciado por Elon Musk el 29 de enero, se ha producido realmente, ya que todo está rodeado de falta de transparencia, ausencia de certificación científica, escasos detalles sobre su tecnología, sus métodos y sus resultados.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Los robots que atienden a pacientes llegan a los hospitales 9 febrero, 2024
    Robots diseñados para brindar comodidad a los pacientes de edad avanzada y aliviar su ansiedad, han sido probados con éxito en un hospital de París: saludan, responden a preguntas, comprenden conversaciones grupales y apoyan las tareas de enfermería.
    Redacción T21