Tendencias21

Alemania, referente europeo para la transformación digital rural

La colaboración entre municipios rurales alemanes en el proyecto Smart Countryside, financiado por la Unión Europea, está transformando Ostwestfalen-Lippe en un territorio conectado inteligente, pionero en transformación digital rural.

Alemania, referente europeo para la transformación digital rural

Ostwestfalen-Lippe es una zona rural en el corazón de Alemania que se extiende sobre varias provincias de la región de Renania del Norte-Westfalia, incluidas Lippe y Höxter. La implantación de infraestructura de banda ancha y 5G y el proyecto Smart Countryside, financiado por la Unión Europea, están transformando las zonas rurales en un territorio inteligente gracias a la colaboración entre los municipios.

Un intenso proceso de participación de los residentes en zonas rurales ha permitido la creación de una plataforma de comunicación digital, la creación de una «aldea solidaria» y un programa de educación digital, entre otros. La evolución del proyecto de transformación digital de las zonas rurales de Ostwestfalen-Lippe ha demostrado la importancia de construir redes conectadas para la transferencia de conocimiento entre los municipios.

El acceso a infraestructura de banda ancha y 5G es un componente clave de la estrategia digital de Alemania. El despliegue de banda ancha está coordinado por el Ministerio Federal de Transporte e Infraestructura con el objetivo de ofrecer como mínimo 50 Mbps en áreas rurales para 2025. A mediados de 2018, casi el 50% de los residentes en áreas rurales en Alemania no tenía acceso a 50 Mbps, lo que corresponde a aproximadamente 2,2 millones de hogares.

Varios ministerios implicados

En paralelo a la estrategia para el despliegue de banda ancha, el Ministerio de Agricultura alemán también impulsa la transformación de la sociedad rural, mejorando  la educación digital de la población y promoviendo servicios inteligentes que permiten mantener el atractivo de las áreas rurales.

Iniciado en el año 2016, la primera fase del proyecto de transformación digital rural de Ostwestfalen-Lippe consistió en el establecimiento de equipos y estructuras de trabajo en distintos pueblos, en los que se llevaron a cabo distintos eventos que permitieron comunicar los objetivos a la población rural, así como delimitar el territorio inteligente.

Posteriormente, una vez seleccionados los pueblos objeto de los pilotos, el plan se centró en implantar programas de formación a la población rural en competencias digitales, en la comunicación del proyecto y en la definición de los servicios a promover como territorio rural inteligente.

Competencias digitales

En la actualidad, ya se ha informado a 3.000  representantes de pequeñas y medianas empresas locales sobre los desafíos y el potencial de la transformación digital, se han desarrollado 150 soluciones digitales de pequeñas y medianas empresas y se están ejecutando 120 proyectos piloto. La formación en competencias digitales de la población rural es uno de los pilares del proyecto.

El proceso de transformación digital de Ostwestfalen-Lippe está permitiendo observar que una conexión de banda ancha es solo un requisito previo para la transformación digital de las áreas rurales, ya que ésta requiere de la implantación de estrategias complementarias consensuadas entre las autoridades nacionales, de condado y municipales. La estrategia a nivel nacional garantiza un soporte óptimo para la infraestructura y la conexión de banda ancha, pero es la participación activa de la población rural la que está permitiendo desarrollar el territorio rural inteligente.

La plataforma del proyecto muestra la necesidad de crear una base común para la acción. Así, destaca que los resultados de la acción integrada denominada OWL 4.0 ha desarrollado 10 proyectos que ascienden a 6,6 millones de euros e implican a más de 150 socios, entre 12 instituciones de desarrollo empresarial, 3 cámaras de comercio, 8 redes, 18 universidades y centros de investigación, 20 organizaciones, 80 empresas y 6 socios de transferencia tecnológica.
 
Inspiración para la España despoblada

Para las zonas rurales españolas, debilitadas por un proceso de intensa despoblación que ha puesto en alerta a su población, el proyecto Smart Countryside puede resultar una referencia a analizar porque de su implantación se pueden extraer algunas conclusiones. Una de ellas es que, a través de la formación y la comunicación, las personas residentes en zonas rurales ya son más conscientes de los beneficios de la transformación digital y ahora desean participar activamente en el cambio. En todas las poblaciones rurales de Ostwestfalen-Lippe ya hay personas con habilidades digitales que están dispuestas a compartir sus conocimientos.

En España, el Club Nuevo Mundo se encuentra en fase de reflexión para el diseño de territorios inteligentes en la España despoblada, inspirándose en enfoques de abajo hacia arriba que han permitido transmitir ideas y soluciones satisfactorias en el entorno rural.

En Alemania, gracias al proyecto Smart Countryside, los residentes en Ostwestfalen-Lippe empiezan a superar desafíos básicos tradicionales relativos a servicios rurales, asistencia social, trabajo voluntario y participación en redes rurales. La población rural alemana ya observa la digitalización como una herramienta para mejorar su calidad de vida con soluciones que se ajustan a sus necesidades locales.

Referencias
 

RedacciónT21

RedacciónT21

Hacer un comentario