Tendencias21

Almacenan la luz como onda sonora en un chip informático

Científicos australianos han conseguido por primera vez almacenar la información basada en fotones como si fuera una onda sonora en un chip informático. El resultado no sólo permite transformar la luz en ondas sonoras y ralentizar la velocidad de la luz, sino también la recuperación de los datos almacenados en fotones de manera precisa y útil para las telecomunicaciones.

Almacenan la luz como onda sonora en un chip informático

Un equipo de científicos ha conseguido por primera vez almacenar información basada en la luz como si fuera una onda sonora en un chip informático, toda una proeza tecnológica que sus artífices comparan a la captura del sonido que resulta de un rayo, es decir, el trueno.

Esta conversión es absolutamente esencial si queremos pasar un día de los ordenadores electrónicos actuales a ordenadores que funcionen a base de la luz, lo que supondría desplazar la información a  la velocidad de la luz.

La investigación, publicada en Nature communications, constituye todo un avance en el dominio de los circuitos fotónicos integrados. Estos circuitos equivalen a los electrónicos, sólo que la transmisión y procesado de la información se hace en el dominio óptico, a través de la luz láser.

Los ordenadores a base de la luz, también llamados ordenadores fotónicos, tienen la capacidad potencial de funcionar 20 veces más rápido que los ordenadores actuales, además de que no producen calor y no consumen la energía de los dispositivos actuales.

Esto se debe a que los ordenadores fotónicos tratan la información en forma de fotones, en vez de electrones, si bien esta transición tecnológica está todavía lejos de convertirse en realidad.

Tal como explica Sciencealert, en la actualidad ya se envía información mediante fotones a través de la fibra óptica, pero con una particularidad: como la luz va demasiado deprisa para ser capturada por microchips capaces de leerla, las informaciones que en la actualidad viajan en fotones a través de los cables de fibra óptica necesitan convertirse en electrones lentos para ser procesadas.

Convertir la luz en sonido

La alternativa que mejora esta solución es disminuir la velocidad de la luz convirtiéndola en sonido, que es lo que han conseguido los autores de investigación, de la Universidad de Sídney, en Australia.

“La información en nuestro chip, en forma acústica, se desplaza a una velocidad alrededor de cinco veces más lenta que en el dominio óptico, algo así como la diferencia entre el trueno y el rayo”, explica el autor principal de esta investigación, Birgit Stiller, en un comunicado.

Esto significa que los ordenadores podrían poseer las ventajas de la información transportada por la luz: mayor velocidad, sin recalentamientos ni interferencias por radiación electromagnética. Además, serían capaces de disminuir la velocidad de la transmisión de datos de forma eficaz, con la finalidad de que los chips informáticos puedan utilizarlos, según los investigadores.

El equipo ha conseguido esta proeza tecnológica desarrollando un sistema de memoria que es capaz de transferir las informaciones de la luz a las ondas sonoras de manera precisa, en un microchip fotónico, el tipo de chip que será utilizado en los futuros ordenadores fotónicos.

Cómo funciona

El proceso es el siguiente: en primer lugar, la información fotónica entra en el chip en forma de pulso luminoso, donde interactúa con otro pulso luminoso llamado de “escritura”, produciendo una onda acústica que almacena los datos.

A continuación, otro pulso de luz llamado de “lectura” accede a estos datos sonoros y los transmite de nuevo a través de la luz. Aunque la luz, antes de ser tratada, pasa por el chip a una velocidad de entre 2 y 3 nanosegundos, una vez almacenada en forma de onda sonora, las informaciones pueden permanecer en el chip hasta 10 nanosegundos, tiempo suficiente para que los datos puedan ser recuperados y tratados.

El resultado tiene dos efectos importantes: no sólo permite transformar la luz en ondas sonoras y ralentizar la velocidad de la luz, sino que también permite la recuperación de los datos almacenados en fotones de manera precisa y útil para las telecomunicaciones. Además, a diferencia de intentos anteriores, el sistema funciona en un amplio ancho de banda.

Referencia

A chip-integrated coherent photonic-phononic memory. Nature Communications 8, Article number: 574 (2017). doi:10.1038/s41467-017-00717-y

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Un árbol fosilizado hace 350 millones de años sorprende a los científicos: parece alienígena 11 febrero, 2024
    Un fósil tridimensional de árboles más antiguos que los dinosaurios revela que los bosques de hace 350 millones de años eran extraños y alienígenas. Formaban parte de un bosquecillo que fue sepultado después de un terremoto.
    Redacción T21
  • El meteorito de Berlín resultó ser un raro objeto de origen ígneo 11 febrero, 2024
    El asteroide que se desintegró sobre Berlín a mediados de enero pertenece a un tipo raro de meteorito de origen ígneo. Se compone principalmente de silicatos de magnesio, enstatita y forsterita, además casi no contiene hierro y tiene una corteza vítrea translúcida.
    Redacción T21
  • Descubren un helecho tropical que transforma sus hojas muertas en nuevas raíces 9 febrero, 2024
    Para sobrevivir en el suelo anegado y bajo en nutrientes del bosque de Quebrada Chorro, en el oeste de Panamá, una especie de helecho tropical arborescente reutiliza sus hojas muertas, convirtiéndolas en nuevas raíces. Los científicos descubrieron que el helecho reconfigura estas “hojas zombis”, invirtiendo el flujo de agua para atraer nutrientes de regreso a […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una extraña combinación de minerales en las muestras lunares de la misión Chang'e-5 de China 9 febrero, 2024
    Los minerales antiguos y nuevos identificados en las muestras lunares traídas por la misión Chang'e-5 de China están ayudando a los científicos a comprender mejor la historia de la Luna: ahora, los especialistas han descubierto más propiedades del sexto nuevo mineral lunar, llamado Changesite-(Y). Además, otros compuestos hallados, la seifertita y la stishovita, pueden coexistir […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los robots que atienden a pacientes llegan a los hospitales 9 febrero, 2024
    Robots diseñados para brindar comodidad a los pacientes de edad avanzada y aliviar su ansiedad, han sido probados con éxito en un hospital de París: saludan, responden a preguntas, comprenden conversaciones grupales y apoyan las tareas de enfermería.
    Redacción T21
  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente