Tendencias21

Buscar información en Internet crea la ilusión de que el conocimiento es propio

Buscar en Internet puede hacer creer a quien lo hace que tiene más conocimientos de los que posee. Pero es buscar la información, no el acceso a ella, la que le crea esa idea, según investigadores de la Universidad de Yale (EE.UU.). Internet, a diferencia de un libro o un experto, vuelve borrosa la línea entre lo que sabemos de verdad y lo que creemos saber. Por Carlos Gómez Abajo.

Buscar información en Internet crea la ilusión de que el conocimiento es propio

Buscar información en Internet puede hacer que la gente se siente más inteligente de lo que realmente es, según un nuevo estudio publicado por la Asociación Americana de Psicología.

«Internet es un medio tan poderoso, donde se puede introducir cualquier pregunta, y, básicamente, tener al alcance de la mano todo el conocimiento del mundo», explica el investigador principal, Matthew Fisher, estudiante de doctorado en psicología en la Universidad de Yale (Connecticut, EE.UU.), en la nota de prensa de la AAP. «Es más fácil confundir el conocimiento propio con la fuente externa».

En una serie de experimentos, los participantes que buscaron información en Internet creían que tenían más conocimientos que un grupo de control, sobre temas no relacionados con las búsquedas en línea. Algo que sorprendió a los investigadores es que los participantes tenían una idea inflada de sus propios conocimientos después de buscar en Internet incluso cuando no podían encontrar la información que estaban buscando.

Después de realizar las búsquedas, los participantes también creían que sus cerebros eran más activos que el grupo de control. La investigación fue publicada en la revista Journal of Experimental Psychology: General.

Se realizaron nueve experimentos, con entre 152 y 302 participantes reclutados en línea cada uno. En un experimento, el grupo de Internet hizo búsquedas para resolver cuatro preguntas (por ejemplo, «¿Cómo funciona una cremallera?») Y proporcionaron un enlace al sitio web con la mejor respuesta. El grupo control recibió el texto exacto de la página web más utilizada por el grupo de Internet para responder a las preguntas.

Ambos grupos valoraron su capacidad de responder a otras preguntas (por ejemplo, «¿Por qué son más cálidas las noches nubladas?») sobre temas no relacionados con las búsquedas anteriores, aunque no tenían que responder a las preguntas propiamente dichas. Los miembros del grupo de Internet se calificaron sistemáticamente a sí mismos con más conocimiento sobre esos temas no relacionados, que el grupo de control.

Idea inflada

El grupo de Internet tenía una idea exagerada de sus conocimientos personales después de las búsquedas en Internet, incluso cuando sus miembros no habían podido encontrar respuestas completas a las preguntas más difíciles (por ejemplo, «¿Por qué es la historia antigua de Kushite más pacífica que la historia griega?») O cuando no encontraron respuestas ni siquiera parciales, por culpa de los filtros de Google que se utilizaron.

Los efectos cognitivos de «estar en modo de búsqueda» en Internet pueden ser tan poderosos que las personas se sientan más inteligentes aún cuando sus búsquedas no revelen nada, dice el coautor del estudio Frank Keil, profesor de psicología en la Universidad de Yale.

En otro experimento, los participantes tenían que elegir de entre varias imágenes de resonancia magnética, aquellas que creyeran que correspondían a sus cerebros. Los de Internet elegían de manera sistemática aquellas imágenes que representaban cerebros más activos. Es decir, que pensaban que realmente tenían más conocimiento, y no que lo obtenían gracias a Internet.

Sin embargo, cuando a los del grupo de Internet se les daba un enlace directamente, no mostraban una mayor valoración de su propia sabiduría; es decir, que no es el acceso a Internet lo que crea esa ilusión, sino el hecho de buscar.

Línea borrosa

Según Fisher, la sensación es distinta cuando se lee un libro o se habla con un experto. «Si usted no sabe la respuesta a una pregunta, es muy evidente que no la sabes, y se necesita tiempo y esfuerzo para encontrar la respuesta», dice. «Con Internet, las líneas entre lo que sabes y lo que crees que sabes se vuelven borrosas.»

El creciente uso de teléfonos inteligentes puede exacerbar esta cuestión, porque una búsqueda en Internet está siempre al alcance, dice Keil.

«En los casos en que las decisiones tienen grandes consecuencias, podría ser importante para la gente distinguir su propio conocimiento y no asumir que saben algo cuando en realidad no es así», señala Fisher. «Internet tiene innumerables beneficios, pero puede haber confusiones como estas».

Preguntas

Las preguntas del primer experimento eran, por ejemplo, «¿Por qué hay más huracanes en el Atlántico en agosto y septiembre?», o «¿Cómo se forman los tornados?». Luego se les preguntaba «¿Cómo de bien podrían contestar a preguntas concretas sobre temas similares a éstos?»

Los participantes eran trabajadores de Amazon Mechanical Turk, el mercado de trabajo en línea, por lo que eran en general usuarios asiduos de Internet.

Los investigadores creen que el fenómeno es similar al que puede sentir un bibliotecario experto consultando un archivador de referencias, o al que puede sentir un individuo en un entorno social integrado, que confunde su propio conocimiento con el de otras personas. El caso de Internet es especial, por su ubicuidad, inmediatez y facilidad de acceso.

Referencia bibliográfica:

Matthew Fisher, Mariel K. Goddu, Frank C. Keil. Searching for Explanations: How the Internet Inflates Estimates of Internal Knowledge. Journal of Experimental Psychology: General (2015). DOI: 10.1037/xge0000070

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • La ciencia española rompe también con la ciencia de la Federación Rusa y Bielorrusia 10 marzo, 2022
    La ciencia española ha decidido suspender las relaciones científicas con las instituciones análogas de la Federación Rusa, como consecuencia de la invasión de Ucrania, siguiendo los pasos del CERN y del CNRS de Francia, entre otras instituciones europeas. Al mismo tiempo, potenciará las relaciones académicas con Ucrania.
    Redacción T21
  • Hay música en la ciencia y ciencia en la música 10 marzo, 2022
    La ciencia y la música no son mundos separados: actúan en conjunto para permitirnos comprender el Universo y sus leyes y, al mismo tiempo, conmovernos con la magia de las creaciones humanas. 
    Pablo Javier Piacente
  • La comunicación con una civilización alienígena representa el mayor desafío de la humanidad 10 marzo, 2022
    La comunicación con una civilización extraterrestre podría ser más problemática de lo pensado hipotéticamente: una cultura alienígena mucho más inteligente, con una tecnología ampliamente superior o con estructuras conceptuales muy diferentes podría suponer un enorme desafío al momento de establecer una relación directa.
    Pablo Javier Piacente
  • Primeros pasos para una red cuántica global en la nube 10 marzo, 2022
    La Estación Espacial Internacional inicia este año un experimento para posibilitar la comunicación cuántica global a través de nodos espaciales que conectan transmisores y receptores cuánticos en tierra, separados entre sí por grandes distancias.
    JPL/T21
  • El cerebro poda los recuerdos antes de archivarlos en la memoria 10 marzo, 2022
    El cerebro codifica los recuerdos en función de la naturaleza de una experiencia y privilegia los asociados a fuertes emociones porque interpreta que están relacionados con nuestra supervivencia. Los poda como si fueran ramas de árboles antes de archivarlos.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Una antigua ciudad mexicana se desarrolló más de mil años sin extremos en riqueza y poder 9 marzo, 2022
    Una vida solidaria y cooperativa, sin la necesidad de castas dominantes que concentraran riqueza y poder, fue el motivo por el cual la antigua ciudad de Monte Albán, en México, se desarrolló y perduró durante trece siglos, según un nuevo estudio. La localidad no contaba con tierras demasiado fértiles ni con una ubicación privilegiada en […]
    Pablo Javier Piacente
  • El agujero negro supermasivo de la Vía Láctea juega con burbujas 9 marzo, 2022
    En 2020, dos enormes burbujas que se extendían por el centro de la Vía Láctea fueron observadas por el telescopio de rayos X eRosita, sin que los científicos pudieran precisar su origen. Ahora, un nuevo estudio ha comprobado que las gigantescas burbujas son el resultado de un poderoso chorro de actividad procedente del agujero negro […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los agujeros negros dispondrían también de un túnel del tiempo 9 marzo, 2022
    Los agujeros negros dispondrían de un túnel del tiempo parecido al de los agujeros de gusano, a través del cual la radiación predicha por Hawking puede escapar de su potente campo gravitatorio. Un nuevo intento de conciliar física cuántica y gravedad.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Los misiles hipersónicos pueden decidir el desenlace de la guerra de Ucrania 9 marzo, 2022
    La tecnología de los misiles hipersónicos, todavía no contrastada, puede encontrar en Ucrania el escenario en el que Rusia la pruebe antes de convertirla en un arma nuclear capaz de alcanzar Europa, en menos de 10 minutos, con bombas más potentes que las de Hiroshima.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La vida ha modificado incluso las entrañas de la Tierra 8 marzo, 2022
    El rápido desarrollo de la fauna hace 540 millones de años ha cambiado permanentemente a la Tierra, incluso en lo más profundo de su manto inferior. Eso significa que el desarrollo de la vida ha modificado a nuestro planeta hasta sus entrañas, debido a que la Tierra es un sistema general complejo.
    Pablo Javier Piacente