Tendencias21

Desafiar la creencia en el libre albedrío nos vuelve egoístas

Un estudio en laboratorio realizado en EE.UU. ha observado que el ser humano es intuitivamente cooperativo, pero que desafiar su creencia en el libre albedrío lo convierte en egoístas. Uno de los experimentos consistió en que dieran parte de su dinero a una cesta común; al hacerlo de forma libre, eran más generosos que cuando se les obligaba a decidir cuánto en diez segundos.

Desafiar la creencia en el libre albedrío nos vuelve egoístas

Las complejidades del libre albedrío -y cómo la creencia en esa idea, o en la falta de ella, impacta en nuestra conducta- se examinan en un nuevo estudio de la Universidad de California en Santa Bárbara (UCSB, EE.UU.), de los psicólogos John Protzko y Jonathan Schooler. Sus hallazgos aparecen en la revista Cognition.

Los resultados muestran que aunque las personas son intuitivamente cooperativas, desafiar su creencia en el libre albedrío corrompe este comportamiento y conduce al egoísmo impulsivo. Sin embargo, cuando se les da tiempo para pensar, los participantes son capaces de anular la inclinación hacia el auto-interés.

«Desafiar la creencia de una persona en el libre albedrío corrompe los procesos mentales más automáticos e intuitivos», dice Protzko, del Laboratorio de Schooler en el Departamento de Ciencias Psicológicas y Cerebrales de la UCSB, en la información de ésta. «Nuestro estudio sugiere que desafiar la creencia de un individuo en el libre albedrío puede cambiar este mecanismo por defecto, al menos temporalmente, y le convierte en intuitivamente poco cooperativo y hace que actúe en su propio interés.»

Estudio

Para probar qué descontando la existencia del libre albedrío aumenta la probabilidad de un comportamiento no cooperativo, Protzko y Schooler reclutaron a 144 personas para jugar un juego de contribución económica llamado Bienes Públicos. Los sujetos eligieron la cantidad de su propio «dinero» que ponían en una cesta pública. Sus contribuciones se duplicaron y la cesta comunitaria se dividió en partes iguales entre los jugadores. También pudieron mantener el dinero que no aportaron a la cesta común.

En una de las dos manipulaciones utilizadas para determinar por qué el comportamiento cambia cuando se desafía el libre albedrío, los investigadores fijaron limitaciones de tiempo para las contribuciones de los participantes a la cesta pública. Esto, en esencia, influyó en el sentido de libre albedrío de los jugadores. A algunos sujetos se les dijo que debían leer las instrucciones y decidir la cantidad a donar menos de 10 segundos; otros se les dijo que esperaran 10 segundos antes de tomar su decisión. A los

Los que eran obligados a decidir deprisa se volvían menos generosos, pero no los que eran obligados a esperar. «Desafiar la creencia de una persona en el libre albedrío no parecía que les proporcionara una justificación consciente para la falta de cooperación», dice Protzko. «Si así fuera, deberíamos haber observado un menor número de contribuciones a la cesta cuando a las personas se les daba tiempo suficiente para pensar en su decisión sobre la cantidad a aportar».

Lectura

La otra manipulación se presentó en forma de estudio aparte, para ver si la lectura de ciertos pasajes altera el estado de ánimo. El pasaje decía que la neurociencia ha demostrado recientemente que nuestras decisiones, o lo que percibimos como decisiones, se producen por interacciones complejas del cerebro antes de que tengamos acceso consciente a ellas. Los participantes del grupo control leyeron un artículo sobre si la energía nuclear es amigable con el medio ambiente.

Luego, los investigadores evaluaron el nivel de creencia de los participantes en el libre albedrío, pidiéndoles que evaluaran, en una escala 1-100, si estaban de acuerdo con la afirmación: «Tengo libre albedrío.» Los que habían leído el artículo sobre neurociencia estaban significativamente menos de acuerdo (75,6) que los que leyeron el pasaje de control (86,6).

«Es muy perjudicial saber que no tenemos libre albedrío», dice Protzko. «Cambia la forma en que vemos las cosas. Sin embargo, con el tiempo, nos recuperamos y avanzamos en nuestra vida como si nada hubiera cambiado».

Referencia bibliográfica:

John Protzko, Brett Ouimette, Jonathan Schooler: Believing there is no free will corrupts intuitive cooperation. Cognition (2016). 151: 6 DOI: 10.1016/j.cognition.2016.02.014.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un asteroide habría explotado sobre la Antártida hace unos 2,5 millones de años 7 febrero, 2024
    Un asteroide se desintegró sobre el continente antártico hace aproximadamente 2,5 millones de años: la evidencia proviene de un análisis químico de más de 100 pequeños trozos de roca extraterrestre, que se han preservado dentro de las enormes capas de hielo. Hasta el momento, solo se conocen otros dos eventos de explosiones aéreas antiguas en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean la primera niña de inteligencia artificial del mundo 7 febrero, 2024
    La primera niña IA del mundo ha sido creada por científicos chinos, que la han dotado de emociones e intelecto y de la capacidad de aprender de forma autónoma. Se comporta como si tuviera tres o cuatro años y representa un avance significativo para el campo de la inteligencia artificial general.
    Redacción T21
  • Oponerse a la regulación de los pesticidas no es la solución al problema de los agricultores 7 febrero, 2024
    Los agricultores que se movilizan en España y Europa se oponen con firmeza a las nuevas regulaciones europeas en materia de pesticidas, lo que representa una amenaza mayor para la salud pública que tener una central nuclear al lado de casa: estos químicos han costado miles de vidas y enfermos crónicos, al tiempo que han […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • El arte existió antes del surgimiento de los humanos modernos 6 febrero, 2024
    Nuevas investigaciones sugieren que nuestros parientes humanos arcaicos, como los neandertales, ya contaban con las capacidades cognitivas para desarrollar arte: el hallazgo de ejemplos cada vez más antiguos de expresión artística en el registro arqueológico confirmaría esta hipótesis. Sin embargo, aún se discute si estas manifestaciones creativas pueden catalogarse como arte.
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una nueva supertierra que podría ser un mundo habitable 6 febrero, 2024
    Un planeta extrasolar del tipo supertierra, denominado TOI-715 b y aproximadamente una vez y media más ancho que la Tierra, podría ser capaz de albergar vida: orbita dentro de la zona habitable de una enana roja, a escasa distancia de nuestro planeta. Además, podría estar acompañado de otro cuerpo planetario, con un tamaño casi idéntico al […]
    Pablo Javier Piacente