Tendencias21
Descubren una bomba de relojería bajo el Ártico

Descubren una bomba de relojería bajo el Ártico

El calentamiento global está provocando un aumento considerable del flujo de agua cálida al Ártico, que se ha acumulado bajo la banquisa y amenaza con precipitar el derretimiento polar y el aumento del nivel del mar. Se trata de una “bomba de relojería” para la estabilidad ártica.

Descubren una bomba de relojería bajo el Ártico

Una nueva investigación descubierto una gran reserva de agua cálida debajo del océano Ártico que penetra profundamente en el corazón de la región polar, añadiendo una nueva amenaza a  la capa de hielo de su superficie (banquisa).

Se trata de un nuevo dato que aumenta la preocupación sobre el Ártico, que ya sufre la disminución progresiva de su superficie helada y cambios en la química de sus aguas. El descubrimiento puede acelerar aún más el derretimiento polar y precipitar el aumento del nivel del mar en todo el planeta.

«Hemos documentado un sorprendente calentamiento oceánico en una de las principales cuencas del Océano Ártico interior, la cuenca canadiense», explica la autora principal Mary-Louise Timmermans, profesora de geología y geofísica en la Universidad de Yale, en un comunicado.

Ese calor atrapado debajo de la superficie ártica tiene el potencial de derretir toda la capa de hielo marino que cubre la región la mayor parte del año si alcanza la superficie, dicen los investigadores.

Anormal recalentamiento

Los investigadores analizaron los datos referentes a la temperatura de la cuenca canadiense a lo largo de los últimos 30 años y descubrieron que la cantidad de calor en la parte más cálida del agua se duplicó entre 1987 y 2017.

La cuenca donde se encuentra esta bolsa de agua caliente está situada al norte de Alaska y en ella se funden diferentes capas de agua del océano: en la superficie se sitúa la capa de agua más fría y por debajo una capa de agua salada más cálida.

Esta dinámica existe desde hace tiempo, pero el rápido calentamiento experimentado en los últimos 30 años inquieta a los científicos porque este calor atrapado aumenta el riesgo de que se mezcle con el agua de la superficie y precipite la disminución de la banquisa.

Según los investigadores, las aguas más cálidas han acumulado este calor debido al anormal recalentamiento de las aguas superficiales situadas al norte del mar de Chukotka, que son las que alimentan a la cuenca canadiense.

El mar de Chukotka forma parte del Ártico y está localizado entre la punta nordeste de Asia y el punto noroeste de América del Norte. Su clima está determinado por las influencias polares, pero también por las del océano Pacífico. Se halla en general libre de hielo, algo más temprano que las otras plataformas continentales del Ártico.

Ida y vuelta

A medida que la banquisa ártica se funde en el mar de Chukotka, el agua libre queda expuesta al calor del sol, se recalienta y a continuación es enviada de nuevo al norte por los vientos árticos. Una vez de regreso en el Ártico, esta agua recalentada desciende bajo la capa más fría de la cuenca canadiense.

El problema radica en que este volumen de agua cálida ha crecido considerablemente en los últimos 30 años, lo que según los investigadores representa una “bomba de relojería” para la estabilidad del Ártico.

Aunque señalan que esta amenaza no es inmediata, al mismo tiempo advierten que los fuertes vientos que mezclan las capas de agua más frías y más cálidas, así como el aumento de la salinidad que presiona el calor hacia arriba, podrían tener graves consecuencias sobre el hielo ártico.

Añaden que, en el futuro, el calor excesivo provocará crecientes flujos de calor a lo largo de todo el año que ralentizará el crecimiento de la banquisa durante el invierno.

«Esto significa que los efectos de la pérdida de hielo marino no se limitan a las regiones libres de hielo, sino que también conducen a una mayor acumulación de calor en el interior del Océano Ártico que puede tener efectos climáticos mucho más allá de la temporada de verano», concluye Timmermans.

Referencia

Warming of the interior Arctic Ocean linked to sea ice losses at the basin margins. Mary-Louise Timmermans et al.  Science Advances,  29 Aug 2018. Vol. 4, no. 8, eaat6773. DOI:10.1126/sciadv.aat6773
 

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un asteroide habría explotado sobre la Antártida hace unos 2,5 millones de años 7 febrero, 2024
    Un asteroide se desintegró sobre el continente antártico hace aproximadamente 2,5 millones de años: la evidencia proviene de un análisis químico de más de 100 pequeños trozos de roca extraterrestre, que se han preservado dentro de las enormes capas de hielo. Hasta el momento, solo se conocen otros dos eventos de explosiones aéreas antiguas en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean la primera niña de inteligencia artificial del mundo 7 febrero, 2024
    La primera niña IA del mundo ha sido creada por científicos chinos, que la han dotado de emociones e intelecto y de la capacidad de aprender de forma autónoma. Se comporta como si tuviera tres o cuatro años y representa un avance significativo para el campo de la inteligencia artificial general.
    Redacción T21
  • Oponerse a la regulación de los pesticidas no es la solución al problema de los agricultores 7 febrero, 2024
    Los agricultores que se movilizan en España y Europa se oponen con firmeza a las nuevas regulaciones europeas en materia de pesticidas, lo que representa una amenaza mayor para la salud pública que tener una central nuclear al lado de casa: estos químicos han costado miles de vidas y enfermos crónicos, al tiempo que han […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • El arte existió antes del surgimiento de los humanos modernos 6 febrero, 2024
    Nuevas investigaciones sugieren que nuestros parientes humanos arcaicos, como los neandertales, ya contaban con las capacidades cognitivas para desarrollar arte: el hallazgo de ejemplos cada vez más antiguos de expresión artística en el registro arqueológico confirmaría esta hipótesis. Sin embargo, aún se discute si estas manifestaciones creativas pueden catalogarse como arte.
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una nueva supertierra que podría ser un mundo habitable 6 febrero, 2024
    Un planeta extrasolar del tipo supertierra, denominado TOI-715 b y aproximadamente una vez y media más ancho que la Tierra, podría ser capaz de albergar vida: orbita dentro de la zona habitable de una enana roja, a escasa distancia de nuestro planeta. Además, podría estar acompañado de otro cuerpo planetario, con un tamaño casi idéntico al […]
    Pablo Javier Piacente
  • Imprimen en 3D el primer tejido cerebral humano funcional 6 febrero, 2024
    Científicos de la Universidad de Wisconsin-Madison han impreso en 3D tejido cerebral que crece y funciona como el tejido cerebral humano. Las neuronas impresas se comunican entre ellas como si estuvieran en un tejido biológico. Este desarrollo perfecciona la técnica de los organoides cerebrales.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La brecha ecológica de género lastra la solución de la crisis planetaria 6 febrero, 2024
    Las mujeres son las más afectadas por el cambio climático y las que más tienen que aportar a la solución de la crisis planetaria. Aunque siguen excluidas mayoritariamente de los ámbitos de decisión medioambientales y de la ciencia del clima, no callan y actúan. Esta es su historia.
    Alicia Domínguez y Eduardo Costas.
  • Crean una máquina del tiempo evolutiva con los genomas de 51 especies de vertebrados 5 febrero, 2024
    Los investigadores acaban de mapear los genomas de 51 especies animales, incluyendo gatos, delfines, canguros, pingüinos, tiburones y tortugas: el descubrimiento tendría enormes implicaciones para comprender la salud y la evolución humanas, además de crear una "máquina del tiempo evolutiva".
    Pablo Javier Piacente
  • Nanopartículas en rocas antiguas esconden los secretos de la vida 5 febrero, 2024
    Los científicos han descubierto que nanopartículas presentes en algunas de las rocas más antiguas del mundo ocultan pistas sobre los orígenes de la vida: los hallazgos podrían explicar por qué el fósforo se convirtió en un componente importante de la vida y cómo las moléculas se unieron por primera vez para formar ARN primitivo, en […]
    Pablo Javier Piacente