Tendencias21
El email aumenta el estrés de los académicos universitarios

El email aumenta el estrés de los académicos universitarios

Una investigación cuantitativa y cualitativa de la Universidad Tecnológica de Tallinn (Estonia) ha comprobado que el e-mail produce estrés a muchos académicos universitarios, en especial los lunes por la mañana, cuando llegan al trabajo temerosos de los correos acumulados durante el fin de semana. Por Carlos Gómez Abajo.

El email aumenta el estrés de los académicos universitarios

La mayoría de los académicos en las universidades de todo el mundo se benefician de la utilización del correo electrónico para la comunicación en el trabajo. Sin embargo, varios investigadores han señalado que, además de sus efectos positivos, la comunicación por correo electrónico también ha dado lugar a una serie de problemas.

Con algunas notables excepciones, hay relativamente pocos trabajos empíricos sobre el papel del e-mail en el estrés ocupacional. Los estudios hasta ahora se han centrado en la sobrecarga de información, e indican que los trabajadores se sienten abrumados por el volumen de e-mails.

Por ejemplo, Schuurman (2009) comprobó que más del 90% de los académicos revisaban el correo electrónico al menos cada 2 o 3 horas durante la semana de trabajo (más de la mitad de ellos lo comprobaban cada hora o más a menudo), y el 95% de los académicos revisaban el correo electrónico siempre o a veces durante el fin de semana (la mayoría lo hace siempre).

El punto de partida, explica la nota de prensa de la Universidad Tecnológica de Tallinn (TUT) debería ser proporcionar una definición clara, coherente y precisa del estrés del correo electrónico. Desafortunadamente , esto no es una tarea sencilla. Basándose en el hecho de que el estrés de correo electrónico está principalmente relacionado con el trabajo , principalmente el estrés , es conveniente considerar el estrés del e-mail como una forma específica de estrés laboral.

Podemos, basándonos en la definición de estrés laboral de la UE, definir el estrés del e- mail como un conjunto de reacciones emocionales, cognitivas, fisiológicas y del comportamiento a ciertos aspectos adversos o nocivos de la comunicación por correo electrónico relacionados con el trabajo.

En el período 2009-2013 se llevaron a cabo estudios sobre el estrés laboral en el mundo académico universitario en la Universidad Tecnológica de Tallinn (Estonia). Los hallazgos sugieren que la enseñanza universitaria no es una ocupación de bajo estrés. En los estudios se identificaron 90 fuentes distintas de estrés en el mundo universitario, similares en diversas universidades de Estonia. Además, en un estudio transcultural, se comprobó que los 90 factores de estrés también estaban extendidos entre los académicos de la Universidad de Burdeos (Francia).

La atención se centró entonces en el estrés del e -mail. Entre los 90 factores de estrés definidos, había uno en concreto, la comunicación excesiva y la necesidad de estar siempre «visible » y » disponible», que podía relacionarse estrechamente con el e-mail.

Se comprobó que el estrés del e -mail afecta a más de un tercio de los académicos universitarios, sin diferencias entre universidades. También se encontró una fuerte interrelación entre el estrés del e -mail y la carga de trabajo, así con diversos efectos negativos en la identidad profesional y la vida personal.

Entrevistas

En la segunda etapa del estudio, se adoptó la entrevista como método de investigación cualitativa. La muestra estuvo formada por 16 académicos y cada entrevista cara a cara duró 20-35 minutos.

Las entrevistas mostraron que el estrés de correo electrónico tiene lugar sobre todo los lunes por la mañana, en concreto si la persona no había revisado sus mensajes de correo electrónico o no le había sido posible estar online durante el fin de semana.

Los científicos pronunciaron frases como: «Tengo miedo de que el viernes por la noche alguien me enviara órdenes para la mañana del lunes…».

Además, 12 de los entrevistados describieron sentimientos de ansiedad, emociones negativas y pensamientos depresivos, con expresiones como: «Tengo miedo de encontrar algo desagradable si abro mi correo electrónico…», «No voy a ser capaz de realizar todo mi trabajo de todos modos…». Los académicos también se quedan sin capacidad de reacción en esos temibles lunes por la mañana. Están en el trabajo, pero mentalmente ausentes.

Los cambios en el trabajo han difuminado los límites entre lo que es trabajo y lo que no. El trabajo ya no está circunscrito a las horas de trabajo y al lugar de trabajo, ni siquiera a la localización del trabajador. La gente, describe el artículo, cada vez siente más la obligación de estar siempre conectada y lista para trabajar, interrumpiendo sus horas de ocio, amigos y familia.

El uso de las telecomunicaciones en el trabajo ha dado lugar a diversos estudios, en ocasiones con conclusiones parcialmente contradictorias. Por ejemplo, uno de la Universidad de Illinois (EE.UU.) de hace tres años señala que el e-mail y las videoconferencias hacen que el trabajo se realice más rápido, pero no necesariamente bien, puesto que el contacto personal también es necesario para que se fomente la confianza entre los colegas, elemento necesario a su vez para que el trabajo salga bien.

Sin embargo, el teletrabajo también tiene ventajas, según otro estudio, en este caso de la Universidad de Wisconsin-Milwaukee (EE.UU.), también de hace tres años. Trabajar en casa al menos tres días a la semana reduce las posibilidades de ser interrumpido por los colegas, así como por sufrir las molestias de la «política» de los lugares de trabajo.

Referencia bibliográfica:

Teichmann, M., Ilvest, J. Jr., Lõhmus, M., Murdvee, M., Dondon, P. Monday morning e-mail syndrome in university. Recent Advances in Telecommunications and Circuit Design, WSEAS Press.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un asteroide habría explotado sobre la Antártida hace unos 2,5 millones de años 7 febrero, 2024
    Un asteroide se desintegró sobre el continente antártico hace aproximadamente 2,5 millones de años: la evidencia proviene de un análisis químico de más de 100 pequeños trozos de roca extraterrestre, que se han preservado dentro de las enormes capas de hielo. Hasta el momento, solo se conocen otros dos eventos de explosiones aéreas antiguas en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean la primera niña de inteligencia artificial del mundo 7 febrero, 2024
    La primera niña IA del mundo ha sido creada por científicos chinos, que la han dotado de emociones e intelecto y de la capacidad de aprender de forma autónoma. Se comporta como si tuviera tres o cuatro años y representa un avance significativo para el campo de la inteligencia artificial general.
    Redacción T21
  • Oponerse a la regulación de los pesticidas no es la solución al problema de los agricultores 7 febrero, 2024
    Los agricultores que se movilizan en España y Europa se oponen con firmeza a las nuevas regulaciones europeas en materia de pesticidas, lo que representa una amenaza mayor para la salud pública que tener una central nuclear al lado de casa: estos químicos han costado miles de vidas y enfermos crónicos, al tiempo que han […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • El arte existió antes del surgimiento de los humanos modernos 6 febrero, 2024
    Nuevas investigaciones sugieren que nuestros parientes humanos arcaicos, como los neandertales, ya contaban con las capacidades cognitivas para desarrollar arte: el hallazgo de ejemplos cada vez más antiguos de expresión artística en el registro arqueológico confirmaría esta hipótesis. Sin embargo, aún se discute si estas manifestaciones creativas pueden catalogarse como arte.
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una nueva supertierra que podría ser un mundo habitable 6 febrero, 2024
    Un planeta extrasolar del tipo supertierra, denominado TOI-715 b y aproximadamente una vez y media más ancho que la Tierra, podría ser capaz de albergar vida: orbita dentro de la zona habitable de una enana roja, a escasa distancia de nuestro planeta. Además, podría estar acompañado de otro cuerpo planetario, con un tamaño casi idéntico al […]
    Pablo Javier Piacente