Tendencias21
El llanto de los recién nacidos emula a la lengua materna

El llanto de los recién nacidos emula a la lengua materna

Hasta hace poco, los científicos no tenían claro el momento en que el “llanto descontrolado” de los bebés se convertía en un primer producto lingüístico, en el que interviniera el cerebro. Ahora, un equipo de investigadores alemanes ha recogido las primeras evidencias empíricas de que el llanto de los bebés es diferente según la lengua materna de éstos, lo que implicaría una influencia muy precoz del idioma en los bebés. Esta constatación, además de suponer un avance en el conocimiento del lenguaje, podría ayudar a desarrollar nuevos diagnósticos y terapias para trastornos del habla. Por Yaiza Martínez.

El llanto de los recién nacidos emula a la lengua materna

Incluso en los primeros días de su vida, los niños franceses lloran de forma distinta a los niños alemanes por influencia de las lenguas de sus padres, señala un estudio reciente realizado por científicos de la Universidad de Würzburg, del Instituto Max Planck de Alemania, y de la Ecole Normale Supérieure de París.

Según se explica en un comunicado emitido por dicha universidad, comparaciones realizadas entre bebés de tan sólo unos días de vida en Francia y en Alemania, revelaron que los recién nacidos lloran en su lengua nativa.

Esto supondría que la capacidad para producir activamente el lenguaje está presente en el ser humano mucho antes de lo que previamente se pensaba, afirman los investigadores.

Primeras evidencias de influencia prenatal

Las comparaciones realizadas demostraron que los recién nacidos franceses producen más a menudo gritos que tienden a aumentar de tono, mientras que los recién nacidos alemanes tienden a llorar con un tono descendente, escriben los científicos en un artículo aparecido en la revista Cell Biology.

La razón para esta diferencia estaría en los diversos patrones de entonación del alemán y del francés, que habrían sido percibidos por los fetos en el vientre materno, y posteriormente reproducidos por los bebés tras el nacimiento.

Para el estudio, los llantos de los recién nacidos cuando éstos se sentían hambrientos, sedientos o, simplemente, deseaban estar con su madre, fueron registrados con micrófonos para reunir un total de 20 horas de grabaciones.

Una de las autoras de la investigación, Kathleen Wermke, del hospital de la Universidad de Würzburg, afirma que ésta es la primera vez que se proporcionan evidencias de que el lenguaje comienza con las cadencias de los primeros llantos de los recién nacidos.

Intervención del cerebro

Hacía tiempo que se sabía que los bebés son capaces de reconocer la voz de la madre y de distinguir entre la lengua materna y una lengua extranjera en el último trimestre del embarazo. También se conocía que incluso en los primeros meses de vida, los bebés alcanzan la técnica necesaria para producir diversas melodías simples y entonaciones con su llanto.

La discusión hasta ahora había girado alrededor de la siguiente cuestión: ¿cuándo el “llanto descontrolado” se convierte en un primer “producto del lenguaje”?

Según Wermke, la opinión predominante era que los recién nacidos no podían influir activamente en la producción de sonidos sino que, como ocurre con los monos jóvenes, lloraban sólo como resultado de subidas y bajadas de la presión respiratoria, sin que en el llanto interviniera el cerebro. Esta última investigación echa por tierra esa creencia.

Mismos patrones

Para el estudio, fueron escogidos 60 bebés sanos, 30 de familias de habla francesa y 30 de familias de habla alemana, y de cinco días de edad. Los científicos decidieron estudiar a recién nacidos alemanes y franceses, por las grandes diferencias entre ambas lenguas en términos de entonación, melodía y ritmo.

En francés, muchas palabras se pronuncian con una entonación ascendente, mientras que en alemán, suele ocurrir justo lo contrario. Por ejemplo, los niños franceses pronuncian “Papá”, mientras que los niños alemanes dicen “Pápa”.

Este mismo patrón de pronunciación fue registrado en las 20 horas de grabaciones de llantos de bebés realizadas por Wermke y sus colaboradores.

Según la investigadora, estas grabaciones demostraron que los recién nacidos siguen exactamente los mismos patrones melódicos detectados en sus lenguas maternas respectivas.

Aprendizaje del lenguaje y detección de trastornos

La temprana sensibilidad frente a las características melódicas de una lengua ayudaría posteriormente a los niños en el aprendizaje de su lengua nativa, explican los investigadores.

Los patrones melódicos practicados en el llanto serían la base de las producciones sonoras posteriores, desde los balbuceos hasta las primeras palabras y frases. Los científicos creen que las raíces de este comportamiento estarían en el inicio de la evolución del lenguaje hablado, hace varios millones de años, y que éste se habría desarrollado a la par que los comportamientos propios de la relación madre-hijo.

Aparte de aumentar la comprensión sobre el fenómeno del lenguaje en nuestra especie, el descubrimiento de Wermke y sus colaboradores resultaría importante porque podría contribuir a la detección precoz de trastornos en el desarrollo del lenguaje, y a mejorar los tratamientos para dichos trastornos de manera considerable.

Los científicos pretenden ahora profundizar en esta misma dirección en sus investigaciones, por lo que ya han registrado llantos de recién nacidos de otros países, que en la actualidad están siendo analizados.

Yaiza Martinez

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Descubren un helecho tropical que transforma sus hojas muertas en nuevas raíces 9 febrero, 2024
    Para sobrevivir en el suelo anegado y bajo en nutrientes del bosque de Quebrada Chorro, en el oeste de Panamá, una especie de helecho tropical arborescente reutiliza sus hojas muertas, convirtiéndolas en nuevas raíces. Los científicos descubrieron que el helecho reconfigura estas “hojas zombis”, invirtiendo el flujo de agua para atraer nutrientes de regreso a […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una extraña combinación de minerales en las muestras lunares de la misión Chang'e-5 de China 9 febrero, 2024
    Los minerales antiguos y nuevos identificados en las muestras lunares traídas por la misión Chang'e-5 de China están ayudando a los científicos a comprender mejor la historia de la Luna: ahora, los especialistas han descubierto más propiedades del sexto nuevo mineral lunar, llamado Changesite-(Y). Además, otros compuestos hallados, la seifertita y la stishovita, pueden coexistir […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los robots que atienden a pacientes llegan a los hospitales 9 febrero, 2024
    Robots diseñados para brindar comodidad a los pacientes de edad avanzada y aliviar su ansiedad, han sido probados con éxito en un hospital de París: saludan, responden a preguntas, comprenden conversaciones grupales y apoyan las tareas de enfermería.
    Redacción T21
  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un asteroide habría explotado sobre la Antártida hace unos 2,5 millones de años 7 febrero, 2024
    Un asteroide se desintegró sobre el continente antártico hace aproximadamente 2,5 millones de años: la evidencia proviene de un análisis químico de más de 100 pequeños trozos de roca extraterrestre, que se han preservado dentro de las enormes capas de hielo. Hasta el momento, solo se conocen otros dos eventos de explosiones aéreas antiguas en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean la primera niña de inteligencia artificial del mundo 7 febrero, 2024
    La primera niña IA del mundo ha sido creada por científicos chinos, que la han dotado de emociones e intelecto y de la capacidad de aprender de forma autónoma. Se comporta como si tuviera tres o cuatro años y representa un avance significativo para el campo de la inteligencia artificial general.
    Redacción T21