Tendencias21

El matrimonio en EE.UU. disminuye más en las clases bajas

Un estudio realizado en EE.UU. ha comprobado que, si bien hay menos matrimonios en todos los niveles económicos y educativos, han caído aún más en los niveles bajos. Los investigadores creen que el matrimonio ya no sirve para ‘proteger’ a la mujer, que es independiente económicamente, y solo puede verse como una inversión a largo plazo en el cuidado de los hijos, algo para lo que las clases bajas no tienen incentivo.

El matrimonio en EE.UU. disminuye más en las clases bajas

El matrimonio como institución no es lo que solía ser. Desde la década de 1950, el número se ha reducido de manera constante en Estados Unidos (también en España se reducen). Y si bien la mayoría de los estadounidenses se casan en algún momento de sus vidas, muchos están optando por hacerlo más tarde.

Un nuevo estudio realizado por la demógrafa Shelly Lundberg, de la Universidad de California en Santa Bárbara (UCSB), y el economista Robert Pollak, de la Universidad de Washington en St. Louis, examina las cambiantes sensibilidades de los estadounidenses sobre el matrimonio desde una perspectiva económica.

Lundberg y Pollak sostienen que las familias con altos ingresos y altos niveles de educación tienen los mayores incentivos para mantener relaciones a largo plazo. Sus hallazgos aparecen en la revista The Future of Children (El futuro de los niños).

Los investigadores sostienen que, desde la mitad del siglo XX, el matrimonio ha pasado de ser una institución basada en la especialización de género -el hombre gana el dinero y la mujer se queda en casa para cuidar de los hijos- a un medio de apoyo a la inversión intensiva en niños.

«En una economía especializada en el género, donde los hombres y las mujeres están jugando muy diferentes roles productivos, es necesario el compromiso a largo plazo para proteger a la parte vulnerable, que en este caso es la mujer», explica Lundberg en la información de la UCSB. «Pero cuando el nivel de instrucción de las mujeres aumentó y superó al de los hombres, y las mujeres se comprometieron más con sus trabajos y carreras, se erosionó la clase de disparidad económica que apoyaba la división del trabajo en el hogar».

Si este escenario es cierto para las personas de todo el espectro económico, postula Lundberg, las estadísticas deben mostrar una reducción generalizada del matrimonio. En cambio, hay evidencia de una creciente disparidad familiar según los niveles de educación.

«Lo que vemos es una adherencia sorprendente con los patrones de matrimonio tradicional entre las personas con estudios universitarios y aquellas con niveles profesionales más altos», dice Lundberg. «Si bien las tasas de matrimonio han disminuido constantemente con el tiempo, han disminuido mucho más entre las personas cuyo nivel de educación es menor.»

Además, los graduados universitarios tienden a casarse antes de empezar a tener descendencia y, cuando se casan, sus matrimonios son más estables que los de las parejas con menos educación. La persistencia del matrimonio entre los económicamente más favorecidos dejó perplejos a Lundberg y Pollak.

Teoría

Los investigadores plantearon la hipótesis de que ahora -en el siglo XXI- una función primordial del matrimonio es el de proporcionar un hogar estable a largo plazo para los niños, lo que sugiere que las inversiones en los hijos se han convertido en una fuerza impulsora en la preservación de la institución del matrimonio.

Lundberg destaca que las madres de todos los niveles económicos pasan más tiempo con sus hijos ahora que hace 30 años. «En términos de tiempo y dinero, los padres con más formación y mayores ingresos han aumentado sus inversiones en los niños mucho más que aquellos con ingresos más bajos», dijo Lundberg.

«Tienen el conocimiento y los recursos y esperan ayudar a que sus hijos tengan éxito económico de una manera que puede parecer fuera del alcance de los padres con bajos ingresos.»

Según Lundberg, el campo de juego no está nivelado y el enfoque de los padres de bajos ingresos es mantener a sus hijos seguros y saludables. «No les compensa aguantar las desventajas del matrimonio», dice Lundberg.

Estímulo

«Una posible consecuencia, si estamos en lo cierto -y debo decir que este es un argumento especulativo- es que puede ser posible fomentar la inversión en los niños entre los padres de bajos ingresos, dedicando más recursos sociales para la primera infancia, lo que permite a los padres ver un futuro mejor para sus hijos», agrega Lundberg. «Estas inversiones sociales podrían, a su vez, hacer que los compromisos a largo plazo les parezcan más beneficiosos a estos padres.»

Un aspecto del matrimonio que no ha cambiado mucho en los últimos años es que la mayoría de los hombres y las mujeres se acaban casando. «Si nos fijamos en la fracción de las personas de 50 años de edad que nunca se han casado, las diferencias entre los grupos de educación son muy, muy pequeñas», dice Lundberg.

«Lo que es realmente es distintivo es el momento del matrimonio y la muy alta proporción de mujeres con el título de secundaria o algo de educación superior que tienen su primer hijo -ya sea solas o en una relación de convivencia- antes de casarse, algo muy poco frecuente entre las personas con un título universitario o superior.

«El momento del matrimonio es extraordinariamente sugerente», concluye Lundberg. «Casi todo el mundo quiere casarse con el tiempo. La pregunta es cuándo, y si se espera hasta casarse para tener un hijo.»

Referencia bibliográfica:

Shelly Lundberg y Robert A. Pollak: The Evolving Role of Marriage: 1950 –2010. The Future of Children (2015).

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • La IA podría estar atrofiando poco a poco nuestros cerebros, según un nuevo estudio 16 febrero, 2024
    De la misma forma que el GPS de los smartphones ha dañado nuestro sentido de la cognición espacial y la memoria, según sugieren algunos estudios, la Inteligencia Artificial (IA) también podría afectar progresivamente nuestra capacidad para tomar decisiones de forma independiente, de acuerdo a una nueva investigación. La hipótesis plantea que los chatbots de IA […]
    Pablo Javier Piacente
  • El Metaverso surgió de la imaginación y se hizo real gracias al progreso tecnológico 16 febrero, 2024
    El Metaverso inició su recorrido en la ciencia ficción y se hizo real inspirado en novelas como “Snow Crash" de Neal Stephenson y apoyado en tecnologías que han posibilitado universos paralelos para la experiencia humana. La novela "Ready Player One" de Ernest Cline y su adaptación cinematográfica dirigida por Steven Spielberg, han desempeñado un papel […]
    Carlos Peña González (*)
  • Revelan el origen de la falla geológica de Seattle, una de las más peligrosas del mundo 15 febrero, 2024
    Los datos magnéticos sugieren que la falla de Seattle, en Estados Unidos, se formó hace 55 millones de años, cuando la mitad sur de una cadena de islas volcánicas en subducción se amontonó sobre el continente y se separó de otra parte de la estructura, "desgarrando" el borde de América del Norte.
    Pablo Javier Piacente
  • Gigantescos "huevos espaciales" podrían ayudarnos a descubrir civilizaciones extraterrestres 15 febrero, 2024
    Un elipsoide SETI es un enfoque geométrico que identifica una región del espacio con forma de huevo, dentro de la cual cualquier civilización inteligente habría logrado observar un evento astronómico significativo, como por ejemplo una supernova, basándose en el tiempo que tarda la luz en viajar a través del espacio. Ahora, un nuevo análisis muestra […]
    Pablo Javier Piacente
  • ¿Qué pasaría si viajáramos a la velocidad de la luz? 15 febrero, 2024
    La física dice que es imposible, pero soñamos con la posibilidad de viajar a la velocidad de la luz. En ese supuesto, el tiempo se dilataría y se alteraría nuestro campo de visión, pero la fuerza de la aceleración nos destruiría. Sin ayuda alguna, no podemos ir a más de 45 kilómetros por hora.
    Redacción T21
  • Nuevo hito en la tecnología cuántica 15 febrero, 2024
    Investigadores alemanes han logrado un avance en la tecnología cuántica al visualizar las posiciones tridimensionales de átomos individuales en un cristal de diamante. Este logro allana el camino para la visualización de moléculas individuales con una precisión atómica, lo que podría revolucionar la investigación y el diseño de materiales y fármacos. Con un poco de […]
    ST/T21
  • Una extraña y antigua megaestructura acecha bajo el mar Báltico 14 febrero, 2024
    En la bahía alemana de Mecklenburg, a 21 metros de profundidad, los científicos han encontrado una antigua megaestructura que data de la Edad de Piedra, concretamente de hace más de 10.000 años. La estructura, que abarca una longitud de casi un kilómetro y está compuesta por piedras de distintos tamaños, desafía toda explicación natural: los […]
    Pablo Javier Piacente
  • Detectan por primera vez materia oscura en un cúmulo galáctico 14 febrero, 2024
    La materia oscura identificada, detectada indirectamente en un cúmulo conformado por miles de galaxias, podría ayudar a los científicos a comprobar la existencia de una estructura a gran escala que se extiende por todo el Universo: de esta forma, un "andamiaje" de materia oscura atravesaría todo el cosmos y sería el sostén de innumerables galaxias, […]
    Pablo Javier Piacente
  • El primer implante cerebral de Neuralink en un humano está rodeado de misterio 14 febrero, 2024
    Existen dudas sobre si el primer implante cerebral a un humano, anunciado por Elon Musk el 29 de enero, se ha producido realmente, ya que todo está rodeado de falta de transparencia, ausencia de certificación científica, escasos detalles sobre su tecnología, sus métodos y sus resultados.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Los robots que atienden a pacientes llegan a los hospitales 9 febrero, 2024
    Robots diseñados para brindar comodidad a los pacientes de edad avanzada y aliviar su ansiedad, han sido probados con éxito en un hospital de París: saludan, responden a preguntas, comprenden conversaciones grupales y apoyan las tareas de enfermería.
    Redacción T21