Tendencias21
La contaminación industrial ayuda a reverdecer los desiertos

La contaminación industrial ayuda a reverdecer los desiertos

El exceso de dióxido de carbono que se ha generado desde el principio de la revolución industrial ha permitido a los bosques de las zonas áridas crecer tan rápidamente como los de las zonas fértiles, según han comprobado científicos israelíes en el desierto de Neguev. El descubrimiento ayudará a planificar estrategias para combatir la desertización y a comprender mejor el funcionamiento de la naturaleza. Por Vanessa Marsh.

La contaminación industrial ayuda a reverdecer los desiertos

Cada año se vierten a la atmósfera 22 mil millones de toneladas de CO2 en virtud de la actividad industrial, de las cuales una parte va a los océanos y otra queda en la atmósfera.

Cuando se calcula la cantidad de CO2 presente en la atmósfera y en el océano, queda por determinar a dónde van a parar alrededor de 7 mil millones de las toneladas de dióxido de carbono que genera la industria mundial, una cuestión que es objeto de controversia por parte de la comunidad científica porque no se sabe a ciencia cierta qué pasa con este exceso de dióxido de carbono.

Ahora se ha descubierto sin embargo que esa tercera parte de CO2 emitida por la industria es absorbida por los árboles de las regiones desérticas, según han constatado científicos israelíes desvelando así el misterio que reinaba en torno al paradero del remanente de dióxido de carbono ilocalizado.

Tal como explica en un comunicado el Instituto Weizmann de la Ciencia, este remanente del gas de efecto invernadero ayuda a reverdecer los desiertos, ya que al ser absorbido por los árboles de las regiones secas acelera el crecimiento de la vegetación y contribuye por consiguiente a la expansión de las zonas verdes en las regiones desérticas.

Crecimiento en Neguev

Los científicos israelíes han comprobado que los árboles que se habían plantado hace 35 años en el bosque Yatir, situado en un borde del desierto de Neguev, han crecido a una velocidad desproporcionada debido al dióxido de carbono que absorben.

Para este equipo que dirige Dan Yakir, el descubrimiento sugiere que si un desierto israelí ha podido beneficiarse de este exceso de CO2, otros bosques del planeta, incluidos los que se encuentran en regiones áridas, estarían también aprovechando el dióxido de carbono para acelerar su crecimiento y ganar terreno al desierto.

El Instituto Weizmann dispone de una estación en el desierto de Neguev que forma parte de una red mundial (Flux Net) para investigar cómo las plantas absorben dióxido de carbono ó CO2.

Lo que han descubierto es que el bosque de Yatir tiene un nivel de absorción del CO2 similar al que se encuentra en las regiones más fértiles del planeta, lo que contradice la creencia de que los bosques de los desiertos crecen más lentamente que los de las regiones húmedas.

Desde la Revolución Industrial

La explicación que ofrece el equipo de Yakir es que el 30% de aumento del dióxido de carbono en la atmósfera que se ha producido desde el principio de la Revolución Industrial es el que ha favorecido la persistencia y crecimiento de los bosques en las regiones áridas.

Consideran que este exceso de CO2 ha permitido a las hojas de estos árboles absorber el dióxido de carbono sin perder tanta agua y conservar así la humedad de la tierra, lo que en la práctica les ha permitido equiparar su crecimiento con el de los bosques de las regiones fértiles.

El descubrimiento constituye un serio avance en el conocimiento de los procesos naturales y de la capacidad de la naturaleza para sacar ventaja de una agresión ambiental, así como arroja nueva información para la elaboración de estrategias capaces de frenar la desertización del planeta.

Vanessa Marsh

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Un árbol fosilizado hace 350 millones de años sorprende a los científicos: parece alienígena 11 febrero, 2024
    Un fósil tridimensional de árboles más antiguos que los dinosaurios revela que los bosques de hace 350 millones de años eran extraños y alienígenas. Formaban parte de un bosquecillo que fue sepultado después de un terremoto.
    Redacción T21
  • El meteorito de Berlín resultó ser un raro objeto de origen ígneo 11 febrero, 2024
    El asteroide que se desintegró sobre Berlín a mediados de enero pertenece a un tipo raro de meteorito de origen ígneo. Se compone principalmente de silicatos de magnesio, enstatita y forsterita, además casi no contiene hierro y tiene una corteza vítrea translúcida.
    Redacción T21
  • Descubren un helecho tropical que transforma sus hojas muertas en nuevas raíces 9 febrero, 2024
    Para sobrevivir en el suelo anegado y bajo en nutrientes del bosque de Quebrada Chorro, en el oeste de Panamá, una especie de helecho tropical arborescente reutiliza sus hojas muertas, convirtiéndolas en nuevas raíces. Los científicos descubrieron que el helecho reconfigura estas “hojas zombis”, invirtiendo el flujo de agua para atraer nutrientes de regreso a […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una extraña combinación de minerales en las muestras lunares de la misión Chang'e-5 de China 9 febrero, 2024
    Los minerales antiguos y nuevos identificados en las muestras lunares traídas por la misión Chang'e-5 de China están ayudando a los científicos a comprender mejor la historia de la Luna: ahora, los especialistas han descubierto más propiedades del sexto nuevo mineral lunar, llamado Changesite-(Y). Además, otros compuestos hallados, la seifertita y la stishovita, pueden coexistir […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los robots que atienden a pacientes llegan a los hospitales 9 febrero, 2024
    Robots diseñados para brindar comodidad a los pacientes de edad avanzada y aliviar su ansiedad, han sido probados con éxito en un hospital de París: saludan, responden a preguntas, comprenden conversaciones grupales y apoyan las tareas de enfermería.
    Redacción T21
  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente