Tendencias21
La Inteligencia Artificial logra controlar un vehículo autónomo inspirándose en un gusano

La Inteligencia Artificial logra controlar un vehículo autónomo inspirándose en un gusano

Un nuevo modelo de aprendizaje profundo, una de las áreas más prometedoras de la Inteligencia Artificial, incrementa su eficacia reduciendo la complejidad de las redes neuronales utilizadas. Se inspira en el sencillo cerebro de un gusano, logrando controlar un vehículo autónomo con ese esquema.

Un equipo internacional de investigadores conformado por especialistas de la Universidad Técnica de Viena, el Instituto de Ciencia y Tecnología de Austria y el Instituto Tecnológico de Massachusetts, en Estados Unidos, ha desarrollado un nuevo modelo de aprendizaje profundo que simplifica las redes neuronales utilizadas y hace más eficientes las aplicaciones de Inteligencia Artificial. Según un comunicado, los científicos lograron controlar un vehículo autónomo inspirándose en los patrones neuronales de un gusano.

El nematodo C. elegans es un gusano que mide aproximadamente 1 milímetro de longitud. Cuenta con un cerebro de máxima simpleza y un escaso número de neuronas, pero aún así ha sorprendido a los expertos por las funciones que es capaz de desarrollar. Ahora, especialistas en Inteligencia Artificial lo han tomado de modelo para desarrollar nuevas estrategias de aprendizaje profundo, que alcanzan mejores resultados mediante redes neuronales más simples.

La investigación desarrollada por los científicos, que fue publicada en la revista Nature Machine Intelligence, comprueba que las redes neuronales más simples y pequeñas se pueden usar para resolver ciertas tareas de manera más eficiente y más confiable. La nueva técnica de Inteligencia Artificial permite un análisis más sencillo de las redes neuronales, que pueden entenderse al detalle en cada proceso y no se convierten en estructuras demasiado complejas y difíciles de gestionar.

Por ejemplo, el nuevo modelo de aprendizaje profundo inspirado en el diminuto gusano C. elegans se probó en el control de vehículos autónomos, logrando excelentes resultados a partir de una red compuesta solamente por 19 neuronas. Otra gran ventaja del sistema es que se adapta mucho mejor que otros modelos de aprendizaje profundo a las llamadas “entradas ruidosas”, o sea a la información inesperada o errónea que ingresa a la red y que exige una respuesta inmediata para superar el problema.

Menos neuronas y más eficiencia

Como sucede en los cerebros vivos, las redes neuronales artificiales constan de distintas células que se comunican entre sí e interactúan, hasta lograr la integración necesaria para desarrollar con éxito una tarea. El enfoque predominante en Inteligencia Artificial hasta hoy ha sido el uso de redes complejas, o sea con un gran número de células, pensando que esta condición incrementa el potencial de aplicaciones y genera sistemas más “inteligentes”.

Sin embargo, el nuevo modelo de aprendizaje profundo inspirado en un gusano parece invertir la ecuación: menos neuronas generan redes más eficientes. Los especialistas se concentraron en la característica que hace efectivo y funcional a C. elegans a pesar de la extrema simpleza de su cerebro: la forma eficiente y armoniosa en que el sistema nervioso del nematodo procesa la información.

Según Mathias Lechner, uno de los autores del estudio, “en la actualidad, los modelos de aprendizaje profundo con muchos millones de parámetros se utilizan a menudo para resolver tareas complejas como la conducción autónoma. Sin embargo, nuestro nuevo enfoque nos permite reducir el tamaño de las redes y emplear solamente 75.000 parámetros a entrenar”.

El científico explicó que se trata de una cantidad de parámetros mucho menor a la utilizada habitualmente en esta clase de tecnologías, algo que lógicamente desemboca en una reducción del tiempo de entrenamiento, en una mayor eficiencia económica y en una disponibilidad inmediata de las herramientas de Inteligencia Artificial.

Al mismo tiempo, la simpleza de las redes neuronales permite identificar sin mayores problemas el papel de cada célula en cualquier decisión de conducción, comprendiendo rápidamente la función de las células individuales y su comportamiento. Esto hace posible optimizar los modelos de aprendizaje profundo y pensar en nuevas aplicaciones y usos.

De acuerdo a los investigadores, el nuevo esquema facilita el aprendizaje por imitación en una extensa gama de posibles aplicaciones, que van desde el trabajo automatizado en almacenes hasta la locomoción de robots.

Referencia

Neural Circuit Policies Enabling Auditable Autonomy. M. Lechner, R. Hasani, A. Amini, T. Henzinger, D. Rus, R. Grosu. Nature Machine Intelligence (2020).DOI:https://doi.org/10.1038/s42256-020-00237-3

Foto:

El equipo probó su nueva red neuronal en una tarea importante: mantener los vehículos autónomos en sus carriles. Crédito: Ramin Hasani.

Video: Instituto Tecnológico de Massachusetts.

Pablo Javier Piacente

Pablo Javier Piacente es periodista especializado en comunicación científica y tecnológica.

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Los simios también tienen sentido del humor 18 febrero, 2024
    Cuatro especies de grandes simios empiezan a burlarse de los demás en broma en edades tan tempranas como los humanos. Sus burlas son provocativas, persistentes y se caracterizan por elementos sorprendentes y divertidos. Llevan así 13 millones de años.
    Redacción T21
  • Hasta el pequeño cerebro de una hormiga desarrolla tareas complejas 17 febrero, 2024
    Las hormigas del desierto encuentran su camino durante una fase temprana de aprendizaje con la ayuda del campo magnético de la Tierra. El proceso de aprendizaje asociado deja huellas claras en su pequeño cerebro, capaz de asumir tareas complejas con menos de un millón de neuronas.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Los agujeros negros supermasivos y las primeras galaxias crecieron al mismo tiempo 16 febrero, 2024
    Es probable que ya existieran agujeros negros supermasivos en los primeros momentos de la historia cósmica: habrían acelerado la formación de nuevas estrellas en el Universo temprano, incluso cuando crecían con sus galaxias. Un nuevo análisis de imágenes y datos obtenidos por el telescopio James Webb sugiere que los agujeros negros y las galaxias coexistieron […]
    Pablo Javier Piacente
  • La IA podría estar atrofiando poco a poco nuestros cerebros, según un nuevo estudio 16 febrero, 2024
    De la misma forma que el GPS de los smartphones ha dañado nuestro sentido de la cognición espacial y la memoria, según sugieren algunos estudios, la Inteligencia Artificial (IA) también podría afectar progresivamente nuestra capacidad para tomar decisiones de forma independiente, de acuerdo a una nueva investigación. La hipótesis plantea que los chatbots de IA […]
    Pablo Javier Piacente
  • El Metaverso surgió de la imaginación y se hizo real gracias al progreso tecnológico 16 febrero, 2024
    El Metaverso inició su recorrido en la ciencia ficción y se hizo real inspirado en novelas como “Snow Crash" de Neal Stephenson y apoyado en tecnologías que han posibilitado universos paralelos para la experiencia humana. La novela "Ready Player One" de Ernest Cline y su adaptación cinematográfica dirigida por Steven Spielberg, han desempeñado un papel […]
    Carlos Peña González (*)
  • Revelan el origen de la falla geológica de Seattle, una de las más peligrosas del mundo 15 febrero, 2024
    Los datos magnéticos sugieren que la falla de Seattle, en Estados Unidos, se formó hace 55 millones de años, cuando la mitad sur de una cadena de islas volcánicas en subducción se amontonó sobre el continente y se separó de otra parte de la estructura, "desgarrando" el borde de América del Norte.
    Pablo Javier Piacente
  • Gigantescos "huevos espaciales" podrían ayudarnos a descubrir civilizaciones extraterrestres 15 febrero, 2024
    Un elipsoide SETI es un enfoque geométrico que identifica una región del espacio con forma de huevo, dentro de la cual cualquier civilización inteligente habría logrado observar un evento astronómico significativo, como por ejemplo una supernova, basándose en el tiempo que tarda la luz en viajar a través del espacio. Ahora, un nuevo análisis muestra […]
    Pablo Javier Piacente
  • ¿Qué pasaría si viajáramos a la velocidad de la luz? 15 febrero, 2024
    La física dice que es imposible, pero soñamos con la posibilidad de viajar a la velocidad de la luz. En ese supuesto, el tiempo se dilataría y se alteraría nuestro campo de visión, pero la fuerza de la aceleración nos destruiría. Sin ayuda alguna, no podemos ir a más de 45 kilómetros por hora.
    Redacción T21
  • Nuevo hito en la tecnología cuántica 15 febrero, 2024
    Investigadores alemanes han logrado un avance en la tecnología cuántica al visualizar las posiciones tridimensionales de átomos individuales en un cristal de diamante. Este logro allana el camino para la visualización de moléculas individuales con una precisión atómica, lo que podría revolucionar la investigación y el diseño de materiales y fármacos. Con un poco de […]
    ST/T21
  • Una extraña y antigua megaestructura acecha bajo el mar Báltico 14 febrero, 2024
    En la bahía alemana de Mecklenburg, a 21 metros de profundidad, los científicos han encontrado una antigua megaestructura que data de la Edad de Piedra, concretamente de hace más de 10.000 años. La estructura, que abarca una longitud de casi un kilómetro y está compuesta por piedras de distintos tamaños, desafía toda explicación natural: los […]
    Pablo Javier Piacente