Tendencias21
La máquina supera al hombre en reconocimiento facial

La máquina supera al hombre en reconocimiento facial

Un equipo de investigación norteamericano ha comparado las tasas de éxito de las diferentes tecnologías de identificación de patrones faciales con los resultados obtenidos por expertos en el reconocimiento de rostros. Los resultados dan como vencedor a la máquina frente al hombre, lo que podría suponer un estímulo para la creación de nuevos programas que velen por la seguridad de los gobiernos y las empresas privadas. Por Elena Higueras.

La máquina supera al hombre en reconocimiento facial

Desde el fatídico 11-S los gobiernos de medio mundo, liderados por el estadounidense, no han cejado en su empeño por blindar el espacio aéreo a personas potencialmente peligrosas. Pero en su lucha por mantener una imagen de seguridad no todo han sido aciertos. Las falsas alarmas conviven con protocolos de actuación que para muchos constituyen un atentado contra su intimidad. La mejora en los software de reconocimiento facial podría ayudar a los trabajadores de los aeropuertos, por ejemplo, a saber con certeza si la persona que tienen en frente es un terrorista o sólo un turista acobardado.

Consciente de esta necesidad, el Departamento de Defensa de EEUU ha financiado una investigación de la Universidad de Texas en Dallas que tiene por objetivo encontrar la manera más precisa y rentable de identificar a todas aquellas personas que puedan suponer un riesgo para la seguridad de la nación, evitando las falsas alarmas y las detenciones de individuos que no constituyan un peligro real.

El equipo de científicos de la institución norteamericana, dirigido por la profesora de la escuela de Ciencias Conductuales y Cerebrales Alice O’Toole, ha evaluado la eficacia de los programas de reconocimiento facial y comparado los índices de éxito de diferentes software con los resultados obtenidos por medios no tecnológicos, es decir, personas expertas en la evaluación humana, según un comunicado de la citada universidad del que también se ha hecho eco la revista Science Daily.

Los algoritmos – las fórmulas que permiten a los ordenadores reconocer rostros – varían mucho entre los distintos desarrolladores de software, y la mayoría nunca han sido comparados entre sí. O’Toole y su equipo están examinando cuidadosamente el punto exacto donde aciertan y fallan estos algoritmos. Para ello examinan las similitudes en millones de rostros capturados en una base de datos, que después contrastan con los resultados determinados por los algoritmos. Los seres humanos y las máquinas deciden por separado si pares de imágenes faciales, tomadas bajo distintas condiciones de iluminación, fueron fotos hechas a la misma persona o a sujetos diferentes.

“Hasta ahora, los resultados del duelo hombre-máquina han sido sorprendentes”, confiesa O’Toole. “De hecho, los mejores algoritmos superaron a los seres humanos en la identificación de rostros”.

Tradicionalmente, la mayoría de las aplicaciones de seguridad se han basado en comparaciones realizadas por humanos. Con los resultados obtenidos por el equipo norteamericano se abre la veda a la utilización de estos programas en entornos importantes. Sin embargo, el verdadero éxito se obtiene cuando hombre y máquina trabajan unidos, como afirma la principal autora del estudio: “Al utilizar el software para detectar potenciales sujetos de alto riesgo y luego combinar los resultados con la sentencia de una persona, casi el 100% de las caras emparejadas fueron identificadas”.

La siguiente etapa de la investigación pasa por la comparación de rostros grabados en vídeo o fotografías tomadas en condiciones de escasa visibilidad. Y es que, muchas de las imágenes con las que tienen que trabajar los agentes de seguridad son de baja calidad, provienen de aparatos de baja resolución o están tomadas fuera de un circuito cerrado de televisión.

Estudio de raza

Otra vertiente del análisis estadounidense está enfocada al papel que juega la raza en la capacidad de los seres humanos para detectar rasgos faciales similares. Según la profesora O’Toole, ya existen muchos estudios sobre las destrezas humanas para abordar las similitudes y diferencias entre los miembros de distintas razas, sin embargo, existe poco material que trate los defectos o virtudes de las herramientas tecnológicas en el reconocimiento de rostros de diferentes razas.

En un artículo que será publicado próximamente en “ACM Transactions on Applied Perception”, O’Toole da cuenta de los resultados obtenidos en un experimento de identificación de patrones de diferentes razas. En él se comparaban las tasas de acierto y error de dos algoritmos enfrentados: uno occidental (realizado mediante la fusión de ocho fórmulas de países del oeste del globo) y otro oriental (construido sobre la base de cinco programas asiáticos). El algoritmo occidental reconoció más caras caucásicas que asiáticas y viceversa, el algoritmo asiático acertó más con los rostros orientales que con los caucásicos.

A continuación, se extendió la prueba a las tasas de falsas alarmas. El equipo comparó los resultados de ambos algoritmos con seres humanos de raza blanca y con aquellos que tenían alguna ascendencia de Asia oriental. En este caso, ambos algoritmos funcionaron mejor con las caras puramente caucásicas, que constituyen la raza mayoritaria en la base de datos. La ventaja del Cáucaso fue mucho mayor para el algoritmo occidental que para el algoritmo de Asia oriental.

La misma prueba, realizada esta vez con humanos, arrojó resultados similares, lo que según O’toole indica que tanto los programas informáticos de última generación como los seres humanos coinciden en sus limitaciones para reconocer rostros de otras razas.

Aunque el estudio está enfocado a aumentar la seguridad de los países frente al terrorismo, los desarrolladores de este tipo de software también tienen otros clientes potenciales. Y es que, algunas empresas privadas, como casinos ya utilizan estos programas, como recuerda la doctora O’Toole: “Ellos también quieren saber quienes están tratando de hacer trampas en su negocio”.

La investigación de la Universidad de Texas ha contado con la participación de P. Phillips Jonathon del Instituto Nacional de Estándares y Tecnología, Jiang Fang, de la Universidad de Washington, y Abhijit Narvekar de los Laboratorios Alcon.

Otras investigaciones

Las investigaciones sobre el reconocimiento facial por parte de los ordenadores son múltiples y diversas. En 2008, investigadores del Departamento de Inteligencia Artificial (DIA) de la Facultad de Informática de la Universidad Politécnica de Madrid (FIUPM), en colaboración con la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, desarrollaron un algoritmo que es capaz de reconocer expresiones faciales en tiempo real (procesando 30 imágenes por segundo), asignando a la persona observada una de las seis expresiones prototípicas: enfado, asco, miedo, alegría, tristeza y sorpresa.

Aplicando el algoritmo de reconocimiento de expresiones faciales, el prototipo desarrollado por estos investigadores es capaz de procesar una secuencia de imágenes de una persona en posición frontal y en movimiento, reconociendo la expresión de su rostro. El software puede aplicarse a secuencias de vídeo en situaciones realistas, permitiendo identificar la expresión facial de una persona situada frente a la pantalla de un ordenador. Aunque de momento es sólo un prototipo, el software es capaz de realizar su trabajo en un ordenador de sobremesa e incluso en un ordenador portátil.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • La memoria universal promete revolucionar a la informática 12 febrero, 2024
    La memoria universal podría reemplazar tanto a la RAM como al almacenamiento interno en los ordenadores de uso masivo, brindando una alternativa más rápida y más eficiente a nivel energético. Un nuevo estudio muestra un posible enfoque revolucionario de la memoria universal: empleando un nuevo material denominado GST467, los investigadores apreciaron que la memoria mejora […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los relámpagos volcánicos habrían encendido la llama de la vida en la Tierra primitiva 12 febrero, 2024
    Cuando la Tierra era joven y salvaje, los procesos en nuestro planeta transformaron una mezcla de ingredientes en lo necesario para impulsar la vida. Para esto es crucial el nitrógeno, un nutriente esencial para formar proteínas, aminoácidos y ácidos nucleicos. Los científicos han descubierto evidencias geológicas que indican que las descargas de rayos asociadas con […]
    Pablo Javier Piacente
  • La genética tiene mucho que decir sobre el asesinato de una madre adoptiva 12 febrero, 2024
    Según la genética, el comportamiento de los hijos adoptados está mayoritariamente influido por los padres biológicos, mientras que el parecido entre padres e hijos en una familia adoptiva es muy pequeño. Además, un hijo adoptado no tiene vínculos genéticos con su madre adoptiva y puede heredar ciertas maneras de pensar de sus padres biológicos, especialmente […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • Europa logra un récord mundial de fusión nuclear 12 febrero, 2024
    En un importante logro científico, investigadores de la instalación Joint European Torus (JET) han establecido un récord energético mundial de 69 megajulios liberados en energía de fusión sostenida y controlada. Otro impulso para el futuro reactor europeo a gran escala ITER.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Un árbol fosilizado hace 350 millones de años sorprende a los científicos: parece alienígena 11 febrero, 2024
    Un fósil tridimensional de árboles más antiguos que los dinosaurios revela que los bosques de hace 350 millones de años eran extraños y alienígenas. Formaban parte de un bosquecillo que fue sepultado después de un terremoto.
    Redacción T21
  • El meteorito de Berlín resultó ser un raro objeto de origen ígneo 11 febrero, 2024
    El asteroide que se desintegró sobre Berlín a mediados de enero pertenece a un tipo raro de meteorito de origen ígneo. Se compone principalmente de silicatos de magnesio, enstatita y forsterita, además casi no contiene hierro y tiene una corteza vítrea translúcida.
    Redacción T21
  • Descubren un helecho tropical que transforma sus hojas muertas en nuevas raíces 9 febrero, 2024
    Para sobrevivir en el suelo anegado y bajo en nutrientes del bosque de Quebrada Chorro, en el oeste de Panamá, una especie de helecho tropical arborescente reutiliza sus hojas muertas, convirtiéndolas en nuevas raíces. Los científicos descubrieron que el helecho reconfigura estas “hojas zombis”, invirtiendo el flujo de agua para atraer nutrientes de regreso a […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una extraña combinación de minerales en las muestras lunares de la misión Chang'e-5 de China 9 febrero, 2024
    Los minerales antiguos y nuevos identificados en las muestras lunares traídas por la misión Chang'e-5 de China están ayudando a los científicos a comprender mejor la historia de la Luna: ahora, los especialistas han descubierto más propiedades del sexto nuevo mineral lunar, llamado Changesite-(Y). Además, otros compuestos hallados, la seifertita y la stishovita, pueden coexistir […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los robots que atienden a pacientes llegan a los hospitales 9 febrero, 2024
    Robots diseñados para brindar comodidad a los pacientes de edad avanzada y aliviar su ansiedad, han sido probados con éxito en un hospital de París: saludan, responden a preguntas, comprenden conversaciones grupales y apoyan las tareas de enfermería.
    Redacción T21
  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente