Tendencias21

La meditación trascendental puede prevenir los problemas de hipertensión

Un estudio realizado en Estados Unidos ha revelado que practicar la meditación trascendental durante tres meses reduce los niveles de estrés y mejora la hipertensión de los jóvenes adultos. Esta constatación resulta de gran importancia, dado que la hipertensión es considerada un problema de salud potencialmente letal en los países occidentales, y afecta a mil millones de personas en todo el mundo. Casi trescientos estudiantes mejoraron con un programa estándar de meditación trascendental su estado general de salud mental y psíquica. Por Yaiza Martínez.

La meditación trascendental puede prevenir los problemas de hipertensión

Un estudio realizado por investigadores de la American University, de Estados Unidos, ha revelado que la meditación transcendental puede reducir la presión sanguínea, la ansiedad y la depresión en estudiantes universitarios en peligro de padecer estos trastornos.

La meditación es el arte de entrenar la mente siguiendo una serie de técnicas como la relajación, la orientación del pensamiento o la visualización.

Según explica uno de los autores del estudio, el profesor de psicología de la American University, David Haaga en un comunicado emitido por dicha universidad, la presente investigación ha demostrado que estas técnicas, aplicadas siguiendo un programa estándar de meditación trascendental para el estrés, reducen “la presión sanguínea y mejoran la salud mental de los adultos jóvenes que corren peligro de sufrir hipertensión”.

Encuestas sobre los estudiantes

Se estima que, hoy día, 18 millones de estudiantes estadounidenses sufren trastornos mentales en los campus universitarios. Las estadísticas nacionales indican, asimismo, que ha habido un aumento del 50% en los diagnósticos de depresión, y que en la actualidad se receta medicación psiquiátrica a más del doble de estudiantes universitarios que hace una década.

Por otro lado, según las encuestas más recientes realizadas a los terapeutas de los campus universitarios, hoy día más estudiantes que nunca buscan ayuda psiquiátrica en el entorno universitario de Estados Unidos.

Investigaciones previas ya habían relacionado determinados trastornos psicológicos, como la ansiedad, la depresión o la ira, con el desarrollo de la hipertensión en adultos jóvenes, afirma otro de los autores de la investigación llamado Sanford Nidich, del Institute for Natural Medicine and Prevention de la Maharishi University, en el comunicado de la American University.

Por eso, encontrar métodos para controlar o reducir dichos trastornos resulta de gran importancia para la salud de los estudiantes.

Método de estudio

Según explican los investigadores en un artículo aparecido en la revista American Journal of Hypertension, en la investigación participaron 298 estudiantes que fueron asignados aleatoriamente bien a un programa de meditación trascendental bien a una lista de espera de control.

Asimismo, dentro de este grupo se analizó a un subgrupo de 159 individuos en peligro de padecer hipertensión. Al inicio del experimento y tres meses después, se evaluaron la presión sanguínea, el estrés psicológico y el espíritu de lucha de todos los participantes.

Así, se descubrió que, tras tres meses de práctica de la meditación trascendental, habían mejorado significativamente los niveles de presión sanguínea, estrés psicológico y espíritu de lucha de los estudiantes con peligro de padecer hipertensión.

Por otro lado, en comparación con el grupo de control (estudiantes en la lista de espera), los estudiantes que habían participado en el programa de meditación trascendental, mostraban reducciones de 6,3 mm Hg en la presión sanguínea sistólica, y de 4 mm Hg en la presión sanguínea diastólica (tanto la presión sistólica como la diastólica se miden en «mm Hg» (milímetros de mercurio), que es la medida que representa la altura que alcanza la columna de mercurio debido a la presión sanguínea).

Estas reducciones están relacionadas con un 52% de disminución del riesgo de desarrollar hipertensión en los años venideros.

Según los científicos, los estudiantes universitarios son especialmente propicios a padecer estrés psicológico causado por problemas sociales interpersonales, por la presión académica, por esfuerzos financieros y por su futuro incierto.

Todos los estudiantes que fueron sometidos al programa de meditación trascendental mostraron una mejoría significativa de su salud mental general, señalan los investigadores.

Mil millones de hipertensos

Los científicos afirman que ésta es la primera prueba controlada aleatoria (RCT), por sus siglas en ingles, realizada para demostrar que una intervención mente-cuerpo (el programa de meditación) puede reducir la presión sanguínea en relación con la reducción del estrés psicológico.

La importancia de poder controlar o prevenir la hipertensión radica en que ésta está considerada uno de los problemas de salud pública en los países desarrollados, y afecta a cerca de mil millones de personas a nivel mundial. Aunque fácil de detectar, este trastorno cursa con complicaciones graves y letales si no se trata a tiempo.

Estudios anteriores sobre meditación de diversos tipos, de los que hemos hablado en Tendencias21, señalan que esta práctica puede ayudar, además, a desarrollar la memoria visual durante un periodo de tiempo limitado; a contener el avance del SIDA; a curar el insomnio crónico o a aliviar el estrés postraumático.

En los últimos 40 años, el llamado Programa de Meditación Trascendental se ha dedicado a realizar 600 estudios científicos sobre esta técnica y sus efectos en la salud, en 250 universidades y escuelas médicas de 33 países distintos.

Yaiza Martinez

Hacer un comentario