Tendencias21

La obsesión tiene un componente genético

Hay cuatro genes claramente identificados en las personas que padecen trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) y todos ellos se expresan en el circuito cerebral que une el cuerpo estriado, el córtex y el tálamo. Uno de esos genes codifica un receptor de serotonina, un neurotransmisor vinculado al desarrollo de ciertos trastornos como la ansiedad, el estrés, ciertas fobias y la depresión.

La obsesión tiene un componente genético

El trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) es un trastorno de ansiedad, caracterizado por pensamientos intrusivos, recurrentes y persistentes, que producen inquietud, aprensión, temor o preocupación, y conductas repetitivas denominadas compulsiones, dirigidas a reducir la ansiedad asociada.

La OMS incluye el TOC entre las 20 primeras enfermedades que provocan discapacidad, con una prevalencia del 0,8 % en los adultos y del 0,25 % en niños y adolescentes, y entre las 5 enfermedades psiquiátricas más comunes.​ Se estima que 80 millones de personas padecen en el mundo trastorno obsesivo-compulsivo.

Diversos estudios científicos demuestran que los pacientes que sufren un TOC tienen una calidad de vida muy baja,​ ya que esta condición puede ser mental y físicamente agotadora,​ y en sí misma ser causa de incapacidad laboral temporal o permanente.​

Las obsesiones comunes que padecen las personas quejadas de esta enfermedad incluyen miedo a contaminarse, miedo de que el sujeto o los demás estén en peligro, necesidad de mantener el orden y la exactitud y dudas excesivas. Las compulsiones más comunes que se realizan en respuesta ritualista a estas obsesiones incluyen lavarse las manos, contar, acumular y arreglar cosas.​

No se sabe exactamente cuál es la causa concreta de este trastorno, pero la combinación de factores biológicos (antecedentes familiares de TOC) y sociales (tales como padres sobreprotectores y controladores) pueden explicar en parte estas alteraciones de la personalidad.

Ahora, un nuevo estudio ha descubierto que cuatro genes están relacionados con el desarrollo del trastorno obsesivo-compulsivo y que todos ellos intervienen en la misma zona del sistema cerebral. Los cuatro genes implicados son: REEP3, HTR2A, NRXN1 and CTTNB2.

Sobre dos muestras de población estudiadas, una de ellas afectada por TOC (592)  y la otra no (560), los científicos compararon casi 600 genes susceptibles de intervenir en la patología. De ellos, 222 ya habían sido identificados como parte del trastorno compulsivo en ratones y otros 196 estaban relacionados a su vez con el autismo, donde los comportamientos repetitivos también son frecuentes.

Cuatro genes

De esta comparación surgió la evidencia de que hay cuatro genes claramente identificados en las personas que padecen TOC y que todos ellos se expresan en el circuito cerebral que une el cuerpo estriado, el córtex y el tálamo.

El cuerpo estriado del cerebro está implicado en los procesos motrices y es la principal vía de entrada de información hacia los ganglios basales. Recibe información de la corteza cerebral, conectada a su vez con el tálamo, que filtra los estímulos sensoriales que llegan al cerebro (menos el olfato).

Los trastornos obsesivos se producen por una anomalía en este circuito cerebral provocado por factores genéticos, consideran los investigadores. Aunque la herencia genética no es la única variable a tener en cuenta para el desarrollo del TOC, un entorno social complicado por diversos traumatismos favorecerá su desarrollo.

Uno de los genes identificados (HTR2A) codifica un receptor de serotonina, un neurotransmisor vinculado al desarrollo de ciertos trastornos como la ansiedad, el estrés, ciertas fobias y la depresión.

Se puede pensar en consecuencia que las personas con TOC tienen un desequilibrio en la regulación serotoninérgica que se produce en el trastorno obsesivo-compulsivo. Esto explicaría según los investigadores los beneficios obtenidos en el 60% de los pacientes de TOC tratados con antidepresivos, un fármaco que aumenta los niveles de serotonina en el cuerpo.

Referencia

Integrating evolutionary and regulatory information with a multispecies approach implicates genes and pathways in obsessive-compulsive disorder. Nature Communications 8, Article number: 774 (2017). doi:10.1038/s41467-017-00831-x

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Un árbol fosilizado hace 350 millones de años sorprende a los científicos: parece alienígena 11 febrero, 2024
    Un fósil tridimensional de árboles más antiguos que los dinosaurios revela que los bosques de hace 350 millones de años eran extraños y alienígenas. Formaban parte de un bosquecillo que fue sepultado después de un terremoto.
    Redacción T21
  • El meteorito de Berlín resultó ser un raro objeto de origen ígneo 11 febrero, 2024
    El asteroide que se desintegró sobre Berlín a mediados de enero pertenece a un tipo raro de meteorito de origen ígneo. Se compone principalmente de silicatos de magnesio, enstatita y forsterita, además casi no contiene hierro y tiene una corteza vítrea translúcida.
    Redacción T21
  • Descubren un helecho tropical que transforma sus hojas muertas en nuevas raíces 9 febrero, 2024
    Para sobrevivir en el suelo anegado y bajo en nutrientes del bosque de Quebrada Chorro, en el oeste de Panamá, una especie de helecho tropical arborescente reutiliza sus hojas muertas, convirtiéndolas en nuevas raíces. Los científicos descubrieron que el helecho reconfigura estas “hojas zombis”, invirtiendo el flujo de agua para atraer nutrientes de regreso a […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una extraña combinación de minerales en las muestras lunares de la misión Chang'e-5 de China 9 febrero, 2024
    Los minerales antiguos y nuevos identificados en las muestras lunares traídas por la misión Chang'e-5 de China están ayudando a los científicos a comprender mejor la historia de la Luna: ahora, los especialistas han descubierto más propiedades del sexto nuevo mineral lunar, llamado Changesite-(Y). Además, otros compuestos hallados, la seifertita y la stishovita, pueden coexistir […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los robots que atienden a pacientes llegan a los hospitales 9 febrero, 2024
    Robots diseñados para brindar comodidad a los pacientes de edad avanzada y aliviar su ansiedad, han sido probados con éxito en un hospital de París: saludan, responden a preguntas, comprenden conversaciones grupales y apoyan las tareas de enfermería.
    Redacción T21
  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente