Tendencias21

La supercomputadora Watson tendrá el tamaño de una caja de pizza

Reducir el tamaño de los ordenadores es el objetivo que se ha marcado la multinacional estadounidense IBM, para lo que ha desarrollado un prototipo de microordenador del tamaño de un smartphone que integra procesadores y circuitos propios de grandes placas base. Su uso se encamina tanto a mejorar el rendimiento en aplicaciones de memoria, como en servidores para aplicaciones analíticas y en la nube. Por Patricia Pérez.

La supercomputadora Watson tendrá el tamaño de una caja de pizza

IBM quiere adaptar la supercomputadora Watson a los tiempos que corren. Este sistema de inteligencia artificial triunfó en 2011, cuando venció a los humanos en Jeopardy!, un concurso de conocimientos en televisión. Entonces tenía el tamaño de una habitación y ahora el de tres cajas de pizzas apiladas. Además es 24 veces más rápido, tiene un rendimiento 2.400% mejor, y está disponible en la nube.

Sin embargo, el objetivo de la compañía es dar un paso más, allanando el camino hacia el diseño de ordenadores más pequeños. Para ello van a presentar un prototipo de microordenador del tamaño de un smartphone, que integra procesadores y circuitos propios de grandes placas base. A través de una serie de estos microordenadores, el gigante azul pretende crear una versión de la supercomputadora Watson aún más pequeña, del tamaño de una caja de pizza.

Según un artículo publicado en la web especializada Computerworld, IBM y el Instituto Holandés de Radioastronomía (ASTRON) están mostrando los prototipos de microordenador en los que trabajan de forma coordinada desde el proyecto Dome, impulsado para desarrollar tecnologías para el radiotelescopio Square Kilometer Array (SKA), del cual los investigadores dicen que será el telescopio más grande del mundo cuando que entre en vigor en 2024.

En este caso, los microordenadores se usarán en servidores de gran tamaño. Sin embargo, se requieren sistemas de muy alta velocidad, pero a la vez con un bajo consumo de energía, pues se destinarán a procesar todos los datos recopilados diariamente por el masivo SKA. Es por ello que los niveles de consumo de energía deben ser mucho más bajos de lo normal, o de lo contrario no se podría hacer frente a los altos costos de funcionamiento de un sistema de estas características.

Reducir tamaño y consumo

Paralelamente, IBM mostrará el trabajo que ha hecho para combinar 128 ordenadores en un servidor de tamaño estándar, capaz de ofrecer el mismo nivel de rendimiento que servidores de cuatro a diez veces más grandes. Este prototipo consume de 55 a 60 vatios de potencia, menos que los servidores más grandes.

Entre las características técnicas destacan sus 1.536 núcleos, capaz de ejecutar 3.072 subprocesos simultáneamente, para lo que se ha probado con el software DB2 de IBM. Los investigadores quieren utilizar las microcomputadoras tanto para mejorar el rendimiento en aplicaciones de memoria, fundamentalmente bases de datos, como en servidores para aplicaciones analíticas y en la nube. "Creo que esta tecnología se presta bien para fines generales de computación en nube", afirma Ronald Luijten, investigador de la compañía.

Con todo, IBM ya planea mostrar el próximo año otra versión del servidor igual de rápido pero tirando sólo entre 30 y 35 vatios de potencia. "El reto fundamental al que se enfrentarán los grandes centros de datos entre 2016-2020 será el consumo de energía", añade Luijten.

De momento, ordenadores portátiles, de sobremesa y servidores se están reduciendo a medida que más componentes como los procesadores gráficos se están integrando en chips. Smartphones y tabletas con procesadores de 64 bits pueden durar días con una sola carga de batería, pero no hay mucho más espacio para mejorar el rendimiento y reducir el consumo de energía, lamenta Luijten.

Es por ello que IBM está probando diferentes diseños de chips, con el objetivo de reducir las facturas de electricidad y el tamaño, pero manteniendo el rendimiento. Los centros de datos consumen megavatios de energía, y el tipo de microordenadores con el que la compañía está trabajando ayudará a sacar más rendimiento a los servidores.

Renovar los chips

Los nuevos prototipos de microcomputadoras tienen 133 milímetros por 55 milímetros, e IBM afirma que tienen la misma potencia de cálculo que el servidor de placa base estándar, de 305 por 245.

La multinacional estadounidense tiene el objetivo de reducir aún más el tamaño de los ordenadores a través de la integración de controladores de potencia, lógica, memoria y almacenamiento. Para ello, los investigadores están considerando una serie de arquitecturas de chip, como ARM, para su uso en los chips del futuro.

El problema entonces se traslada a la distribución de energía en los chips, pues cerca del 98 por ciento se utiliza para transmitir datos del punto A al punto B. En esta línea, Luijten asegura estar buscando fórmulas para reducir la distancia entre la CPU, Ethernet y otras interfaces de rendimiento.

Paralelamente, IBM anunció a principios de año la creación del Grupo Watson, una nueva unidad de negocio dedicada al desarrollo y comercialización de innovaciones cognitivas en cloud. El objetivo es acelerar la llegada al mercado de una nueva clase de software, servicios y aplicaciones capaces de aprender y dar respuesta a preguntas complejas gestionando una gran cantidad de información (Big Data).

Junto a este grupo, la compañía presentó tres nuevos servicios basados en la inteligencia cognitiva de Watson: IBM Watson Discovery Advisor, que pretende revolucionar el área de investigación de industrias como la farmacéutica y la de la publicidad; IBM Watson Analytics, para explorar en grandes cantidades de información a través de representaciones visuales sin necesidad de una formación específica en analítica avanzada; y IBM Watson Explorer, diseñado para ayudar a los usuarios a descubrir y compartir información relevante para los diferentes puestos dentro de la empresa.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • La muerte los llama y ellos se juntan 13 febrero, 2024
    Un experimento desarrollado en "granjas de cadáveres" permitió comprobar que la descomposición de cuerpos humanos y de otras especies atrae siempre a las mismas variedades de microorganismos y hongos, sin importar el clima, la estación del año o la ubicación en el globo. Un mejor conocimiento de esta comunidad "universal" de descomponedores permitirá importantes avances […]
    Pablo Javier Piacente
  • Una corriente oceánica fundamental para el equilibrio climático podría anticipar su colapso 13 febrero, 2024
    Los científicos han descubierto una señal de advertencia clave antes que una corriente crucial del Atlántico colapse y sumerja al hemisferio norte en un verdadero caos climático: la Circulación de Vuelco Meridional del Atlántico (AMOC) genera una liberación de calor que ayuda a mantener a Europa, y también en parte a América del Norte, más […]
    Pablo Javier Piacente
  • Toda la biblioteca privada de Darwin ya está disponible en Internet 13 febrero, 2024
    La biblioteca privada de Charles Darwin ha sido completamente reconstruida y está disponible en Internet por primera vez, coincidiendo con el 215 cumpleaños del naturalista. El catálogo, de 300 páginas, contiene 7.400 títulos con un total de 13.000 volúmenes entre libros, escritos y revistas, que están al alcance de todo el mundo sin salir de […]
    Redacción T21
  • El metro de Londres implanta IA para vigilar la red subterránea 13 febrero, 2024
    El metro de Londres ha probado herramientas de vigilancia con IA en tiempo real para detectar posibles situaciones de riesgo o de conflicto y permitir al personal intervenir rápidamente. Detecta comportamientos agresivos e identifica a las personas que se cuelan sin pagar.
    Redacción T21
  • La memoria universal promete revolucionar a la informática 12 febrero, 2024
    La memoria universal podría reemplazar tanto a la RAM como al almacenamiento interno en los ordenadores de uso masivo, brindando una alternativa más rápida y más eficiente a nivel energético. Un nuevo estudio muestra un posible enfoque revolucionario de la memoria universal: empleando un nuevo material denominado GST467, los investigadores apreciaron que la memoria mejora […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los relámpagos volcánicos habrían encendido la llama de la vida en la Tierra primitiva 12 febrero, 2024
    Cuando la Tierra era joven y salvaje, los procesos en nuestro planeta transformaron una mezcla de ingredientes en lo necesario para impulsar la vida. Para esto es crucial el nitrógeno, un nutriente esencial para formar proteínas, aminoácidos y ácidos nucleicos. Los científicos han descubierto evidencias geológicas que indican que las descargas de rayos asociadas con […]
    Pablo Javier Piacente
  • La genética tiene mucho que decir sobre el asesinato de una madre adoptiva 12 febrero, 2024
    Según la genética, el comportamiento de los hijos adoptados está mayoritariamente influido por los padres biológicos, mientras que el parecido entre padres e hijos en una familia adoptiva es muy pequeño. Además, un hijo adoptado no tiene vínculos genéticos con su madre adoptiva y puede heredar ciertas maneras de pensar de sus padres biológicos, especialmente […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • Europa logra un récord mundial de fusión nuclear 12 febrero, 2024
    En un importante logro científico, investigadores de la instalación Joint European Torus (JET) han establecido un récord energético mundial de 69 megajulios liberados en energía de fusión sostenida y controlada. Otro impulso para el futuro reactor europeo a gran escala ITER.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Un árbol fosilizado hace 350 millones de años sorprende a los científicos: parece alienígena 11 febrero, 2024
    Un fósil tridimensional de árboles más antiguos que los dinosaurios revela que los bosques de hace 350 millones de años eran extraños y alienígenas. Formaban parte de un bosquecillo que fue sepultado después de un terremoto.
    Redacción T21
  • El meteorito de Berlín resultó ser un raro objeto de origen ígneo 11 febrero, 2024
    El asteroide que se desintegró sobre Berlín a mediados de enero pertenece a un tipo raro de meteorito de origen ígneo. Se compone principalmente de silicatos de magnesio, enstatita y forsterita, además casi no contiene hierro y tiene una corteza vítrea translúcida.
    Redacción T21