Tendencias21
La victimización en adolescentes tiene un componente genético

La victimización en adolescentes tiene un componente genético

Un criminólogo especializado en el estudio de la relación entre biología y comportamientos antisociales, de la Universidad Estatal de Florida, afirma que los genes no sólo influyen en los comportamientos delictivos de los adolescentes, sino también en las posibilidades de que éstos acaben siendo víctimas de los crímenes de otras personas. El análisis de datos referidos a gemelos idénticos tomados de una encuesta realizada en los años 90 a nivel nacional ha revelado que los genes influyen en un 45% en la tendencia de los jóvenes a ser victimizados. Sin embargo, es el entorno el elemento más determinante: la familia y el ambiente social frenarán o potenciarán la “marca” genética de cada joven. Por Yaiza Martínez.

La victimización en adolescentes tiene un componente genético

Los genes son casi tan determinantes como el entorno para que unos adolescentes tiendan más que otros a ser víctimas de crímenes, señala una investigación realizada por un criminólogo de la Universidad Estatal de Florida, en Estados Unidos, llamado Kevin M. Beaver.

Según un comunicado emitido por dicha universidad, éste sería el primer estudio que prueba las bases genéticas de la victimización, es decir, del proceso por el que un individuo se convierte en víctima de las acciones criminales de otro.

Según Beaver, “puede parecer que la victimización sea un fenómeno puramente ambiental, que le sucede a personas aleatoriamente victimizadas, por razones que nada tienen que ver con sus genes”. Sin embargo, realmente no es así, asegura el investigador.

Gemelos estudiados

Partiendo de la base de que ciertas características individuales, como tener un auto-control bajo, tienen un origen genético, Beaver pensó que había razones para sospechar que los factores genéticos también podían influir en las probabilidades de que cualquier individuo se convierta en víctima de un crimen.

Partiendo de esta base, analizó datos de gemelos idénticos del mismo sexo procedentes de una muestra extensa y representativa a nivel nacional de hombres y mujeres que fueron entrevistados en 1994 y 1995, para el denominado National Longitudinal Study of Adolescent Health (Estudio Longitudinal Nacional de Salud Adolescente).

Los entrevistadores de este estudio recogieron datos de los participantes en los que se incluían detalles de su vida familiar, de su vida social, de sus relaciones amorosas, de sus actividades extracurriculares, de sus hábitos en consumo de drogas y de alcohol, y de su victimización personal.

El análisis de estos datos reveló que los factores genéticos explicaban entre el 40 y el 45% de la diferencia en la victimización adolescente entre gemelos, mientras que los entornos no-compartidos (aquéllos ambientes que no eran los mismos entre los hermanos) explicaban el resto de la diferencia.

Además, entre los adolescentes que habían sido victimizados de manera repetitiva, el efecto de los factores genéticos suponía nada menos que un 64% de la diferencia.

Comportamiento afectado

Según Beaver, es razonable pensar que, si la genética es en parte causante de que algunas personas jóvenes sean victimizadas antes que otras, y dado que dicha genética no cambia, existe la posibilidad de que algunos individuos experimenten victimizaciones repetitivas.

Para Beaver, es posible que se detecten los efectos genéticos en la victimización porque dichos efectos operan indirectamente en los comportamientos.

Así, los mismos factores genéticos que promueven el comportamiento antisocial pueden promover también la victimización, porque los adolescentes implicados en actos de delincuencia tienden a relacionarse más con delincuentes que a su vez tenderán a victimizarlos.

Finalmente, estas víctimas serán más tendentes a ser repetidamente victimizadas, y también a victimizar a otras personas.

Por tanto, escriben Beaver y sus colaboradores en la revista especializada Youth Violence and Juvenile Justice, las víctimas de crímenes no siempre son individuos inocentes escogidos al azar, sino que dichas víctimas a veces participan de manera activa en la construcción de sus propias experiencias de victimización.

No sólo genética

A pesar de los resultados de este estudio, Beaver aclara que no se está sugiriendo que la victimización ocurre sólo por la existencia de factores genéticos, sino que “todas las características y comportamientos son el resultado de una combinación de genes y de factores ambientales”.

Asimismo, estos factores ambientales pueden marcar la diferencia, asegura el investigador. El entorno familiar y social en la vida de un adolescente puede tanto acentuar como debilitar las tendencias genéticas que tenga cada individuo.

Los estudios con gemelos idénticos –que comparten todo su ADN- son considerados por los expertos como la mejor forma de evaluar cómo la combinación entre los genes y las condiciones ambientales afecta al cuerpo y a la mente.

Gracias a ellos se ha descubierto, por ejemplo, que los genes influyen mucho más en nuestras convicciones políticas que la familia o nuestro entorno; que la herencia genética es responsable en un 33% de cómo nos sentimos físicamente a lo largo de nuestra vida, y en un 36% de nuestro estado emocional y mental durante toda nuestra existencia; y que de los genes también dependen comportamientos políticos tan aparentemente alejados del ADN como el de ir a votar.

Kevin M. Beaver estudia los mecanismos biosociales que subyacen a los comportamientos antisociales. Ha aplicado metodologías de genética del comportamiento y de genética molecular para buscar las bases genéticas y ambientales de diversos tipos de actos criminales y de delincuencia.

Yaiza Martinez

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • La Tierra no será arrojada al espacio profundo en los próximos 100.000 años 4 julio, 2022
    No es probable que la Tierra sea arrojada al espacio profundo por el comportamiento potencialmente caótico del Sistema Solar durante al menos 100.000 años. De hecho, todos los planetas del Sistema Solar son seguros durante ese período de tiempo, según un nuevo estudio. 
    Pablo Javier Piacente
  • Frenesí en la ciencia por el décimo aniversario del bosón de Higgs 4 julio, 2022
    El mundo celebra este lunes el décimo aniversario del descubrimiento del bosón de Higgs, que cambió la historia de la Física. El acontecimiento provocó primero entusiasmo y después resaca científica, porque no se ha podido avanzar mucho más en los misterios del universo. Pero todo puede cambiar a partir del 5 de julio: el LHC […]
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Los minerales desvelan la historia oculta de la Tierra 4 julio, 2022
    Por primera vez, los científicos han catalogado todas las formas diferentes en que se puede formar cada mineral conocido y han puesto toda esa información en un solo lugar. Esta colección de historias sobre el origen de los minerales insinúa que la Tierra podría haber albergado vida antes de lo que se pensaba, cuantifica la importancia […]
    Redacción T21
  • Denuncia científica: la verdad sobre la crisis del planeta ha sido silenciada 4 julio, 2022
    La ciencia alerta desde 1827 de los mecanismos naturales que propician el calentamiento del planeta y a lo largo del siglo XX ha establecido una relación inequívoca entre la quema de combustibles fósiles y las concentraciones de CO2 en la atmósfera. Pero una poderosa maquinaria ha silenciado y negado la evidencia científica. Su objetivo: engañar […]
    Eduardo Costas, catedrático de Genética, UCM
  • ¿Puede un neandertal meditar? 3 julio, 2022
    Neandertales y humanos experimentaron un aumento de los lóbulos parietales a lo largo de la evolución que alumbró en ambos linajes la facultad de la atención, aunque a diferentes niveles. En los humanos modernos propició el control consciente de la divagación mental. En los neandertales, no.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Pacientes holográficos se usan para experimentar tratamientos médicos 2 julio, 2022
    Una nueva tecnología basada en realidad mixta permite a los estudiantes de medicina practicar diagnósticos y tratamientos con pacientes holográficos: no están presentes, pero los perciben como reales.
    Redacción T21
  • Una sorpresiva tormenta solar golpeó a la Tierra 1 julio, 2022
    Los expertos no han podido determinar aún las causas del extraño evento geomagnético sucedido entre el 25 y el 26 de junio: la tormenta fue lo suficientemente fuerte como para crear fluctuaciones débiles en la red eléctrica, causar impactos menores en la operación de satélites, interrumpir las habilidades de navegación de algunos animales migratorios y […]
    Pablo Javier Piacente
  • El Telescopio Espacial James Webb revelará en días la imagen más detallada del Universo 1 julio, 2022
    La NASA revelará la imagen más profunda de nuestro Universo que jamás se haya tomado este 12 de julio, gracias al Telescopio Espacial James Webb. Las capacidades infrarrojas de Webb le permiten mirar más lejos en el cosmos que cualquier telescopio anterior, incluso hasta el Big Bang, que ocurrió hace 13.800 millones de años.
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren figuras antropomórficas con extrañas cabezas gigantes en un sitio de arte rupestre 30 junio, 2022
    En 2018, los arqueólogos hicieron un descubrimiento asombroso en la Reserva de Caza Swaga Swaga, en el centro de Tanzania: 52 refugios rocosos previamente indocumentados, pintados deliberadamente con arte rupestre. Posteriormente, identificaron y estudiaron un friso de arte figurativo en esa zona, que incluye tres misteriosas figuras antropomórficas con cabezas de enormes dimensiones: aún no […]
    Pablo Javier Piacente
  • El rover Curiosity descubre carbono orgánico en rocas de Marte 30 junio, 2022
    En un paso trascendente hacia la confirmación de la presencia de vida antigua en Marte, la NASA ha detectado grandes concentraciones de carbono orgánico en muestras obtenidas por el rover Curiosity en la zona del cráter Gale. La medición de carbono orgánico es uno de los indicadores más fuertes en los procesos que dan lugar […]
    Pablo Javier Piacente