Tendencias21

Las comidas ‘saludables’ son distintas para cada persona

Un estudio realizado en Israel ha demostrado que los niveles de azúcar producidos por los alimentos varían mucho entre las personas. Los indicadores que se utilizan habitualmente están basados en estudios realizados con muy poca gente, por lo que no deberían utilizarse, señalan, y consideran que las dietas deben ser personalizadas. Una mujer, por ejemplo, mostró importantes subidas de azúcar después de comer tomates, un alimento supuestamente ‘saludable’.

Las comidas 'saludables' son distintas para cada persona

¿Alguna vez se ha preguntado por qué no funcionó aquella dieta? Un estudio israelí he hecho un seguimiento de los niveles de azúcar en la sangre de 800 personas durante una semana y sugiere que incluso si todos comemos la misma comida, el cómo se metaboliza difiere de una persona a otra.

Los resultados, publicados en Cell, demuestran el poder de la nutrición personalizada para ayudar a las personas a identificar qué alimentos pueden ayudar u obstaculizar sus objetivos de salud.

Un estándar desarrollado hace décadas, llamado índice glucémico (IG), se utiliza para clasificar los alimentos según cómo afectan a los niveles de azúcar en la sangre, y es un factor utilizado por médicos y nutricionistas para desarrollar dietas saludables. Sin embargo, este sistema se basa en estudios que promediaron cómo respondieron pequeños grupos de personas a diversos alimentos.

El nuevo estudio, dirigido por Eran Segal y Eran Elinav del Instituto de Ciencia Weizmann de Israel, ha comprobado que el IG de un determinado alimento no es un valor fijo, sino que depende de la persona.

Para todos los participantes, se recogieron datos a través de cuestionarios de salud, medidas corporales, análisis de sangre, monitorización de la glucosa, muestras de heces y una aplicación móvil utilizada para informar del estilo de vida y la ingesta de alimentos (se midió un total de 46,898 comidas). Además, los voluntarios recibieron unas cuantas comidas estandarizadas/idénticas en sus desayunos.

Como era de esperar, la edad y el índice de masa corporal (IMC) estaban asociados con los niveles de glucosa en la sangre después de las comidas. Sin embargo, los datos también revelaron que diferentes personas muestran muy diferentes respuestas a la misma comida, pese a que sus respuestas individuales no cambiaban de un día para otro.

«La mayoría de las recomendaciones dietéticas que uno puede imaginar se basan en uno de estos sistemas de clasificación, sin embargo, lo que la gente no destaca, o tal vez no aprecia plenamente, es que existen profundas diferencias entre los individuos: en algunos casos, tienen respuestas opuestas, y esto es realmente un gran agujero en la literatura científica», dice Segal, del Departamento de Ciencias de la Computación y Matemáticas Aplicadas de Weizmann, en la nota de prensa de Cell Press recogida por EurekAlert!

«La medición de una cohorte tan grande sin prejuicios realmente nos ha iluminado sobre lo inexactos que estábamos siendo en torno a uno de los conceptos más básicos de nuestra existencia, que es lo que comemos y cómo integramos la nutrición en nuestra vida diaria», dice Elinav, del Departamento de Inmunología de Weizmann. «En contraste con nuestras prácticas actuales, ajustar las dietas al individuo es lo que puede permitirnos utilizar la nutrición como medio de controlar los niveles de azúcar en sangre y las enfermedades asociadas.»

Nutrición personalizada
 
Los estudios de nutrición se basan en que los participantes, lejos del laboratorio, sigan rígidamente una dieta y registren con sinceridad su ingesta de alimentos. En el estudio de Weizmann se pidió a los participantes (una muestra representativa de la población de Israel, todos voluntarios) que comieran un desayuno estandarizado como pan o glucosa cada mañana y también introdujeran todos sus comidas en una aplicación móvil-diario de alimentación.
 
A cambio, los investigadores proporcionaron un análisis de las respuestas personalizadas de los participantes a los alimentos. Elinav y Segal dicen que la presentación de informes de los participante concordó en gran medida con los datos biométricos obtenidos con monitores de glucosa.
 
Hubo muchas sorpresas. En un caso, una mujer de mediana edad con obesidad y la pre-diabetes, que había intentado sin éxito una serie de dietas en su vida, se enteró de que sus hábitos alimenticios «saludables» pueden en realidad estar contribuyendo al problema. Sus niveles de azúcar en la sangre se dispararon después de comer tomates, lo cual ocurrió varias veces en el transcurso de la semana del estudio.
 
«Para esta persona, una dieta a medida individualizada no habría incluido los tomates, y habría incluido otros ingredientes que muchos de nosotros no consideraríamos saludables, pero que lo son de hecho para ella», dice Elinav.
 
«Antes de que se llevara a cabo este estudio, no había manera de que nadie pudiera haberle proporcionado esas recomendaciones personalizadas, que pueden afectar sustancialmente a la progresión de su pre-diabetes.»
 
Para entender por qué existen esas enormes diferencias entre las personas, los investigadores llevaron a cabo un análisis del microbioma de muestras de heces recogidas de cada participante en el estudio. Cada vez más pruebas sugieren que las bacterias intestinales están vinculados a la obesidad, la intolerancia a la glucosa y la diabetes, y el estudio demuestra que de hecho hay microbios concretos correlacionados con lo que se eleva el azúcar en la sangre después de las comidas.

Aplicación del estudio

Mediante intervenciones dietéticas personalizadas adicionales realizadas a 26 participantes del estudio, los investigadores fueron capaces de reducir los niveles de azúcar en la sangre después de las comidas y alterar su microbiota intestinal. Curiosamente, aunque las dietas eran personalizados y por lo tanto muy diferentes en todos los participantes, varias de las alteraciones de la microbiota intestinal fueron consistentes entre los participantes.

«Después de ver estos datos, pienso en la posibilidad de que tal vez estamos muy equivocados conceptualmnete en nuestra forma de pensar acerca de la epidemia de obesidad y diabetes», dice Segal. «La intuición de la gente es que sí sabemos cómo tratar estos problemas, solo que las personas no hacen caso y comen sin control -pero tal vez la gente sí está cumpliendo, y lo que pasa es que en muchos casos les estaban dando consejo equivocado.»

«Es un conocimiento común entre los dietistas y médicos que sus pacientes responden de manera muy diferente a las dietas asignadas», añade. «Podemos ver en los datos que las mismas recomendaciones generales no siempre ayudan a la gente, y mi mayor esperanza es que podamos mover este barco en una dirección diferente.»

Los investigadores esperan que traducir lo aprendido en este proyecto de investigación básica pueda ser aplicado a un público más amplio a través de nuevos desarrollos algorítmicos que reducirían el número de datos que se necesitan para proporcionar a las personas informes nutricionales personalizados.

Referencia bibliográfica:

David Zeevi, Tal Korem, Niv Zmora, David Israeli, Daphna Rothschild, Adina Weinberger, Orly Ben-Yacov, Dar Lador, Tali Avnit-Sagi, Maya Lotan-Pompan, Jotham Suez, Jemal Ali Mahdi, Elad Matot, Gal Malka, Noa Kosower, Michal Rein, Gili Zilberman-Schapira, Lenka Dohnalová, Meirav Pevsner-Fischer, Rony Bikovsky, Zamir Halpern, Eran Elinav, Eran Segal: Personalized Nutrition by Prediction of Glycemic Responses. Cell (2015). DOI: 10.1016/j.cell.2015.11.001.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • La memoria universal promete revolucionar a la informática 12 febrero, 2024
    La memoria universal podría reemplazar tanto a la RAM como al almacenamiento interno en los ordenadores de uso masivo, brindando una alternativa más rápida y más eficiente a nivel energético. Un nuevo estudio muestra un posible enfoque revolucionario de la memoria universal: empleando un nuevo material denominado GST467, los investigadores apreciaron que la memoria mejora […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los relámpagos volcánicos habrían encendido la llama de la vida en la Tierra primitiva 12 febrero, 2024
    Cuando la Tierra era joven y salvaje, los procesos en nuestro planeta transformaron una mezcla de ingredientes en lo necesario para impulsar la vida. Para esto es crucial el nitrógeno, un nutriente esencial para formar proteínas, aminoácidos y ácidos nucleicos. Los científicos han descubierto evidencias geológicas que indican que las descargas de rayos asociadas con […]
    Pablo Javier Piacente
  • La genética tiene mucho que decir sobre el asesinato de una madre adoptiva 12 febrero, 2024
    Según la genética, el comportamiento de los hijos adoptados está mayoritariamente influido por los padres biológicos, mientras que el parecido entre padres e hijos en una familia adoptiva es muy pequeño. Además, un hijo adoptado no tiene vínculos genéticos con su madre adoptiva y puede heredar ciertas maneras de pensar de sus padres biológicos, especialmente […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • Europa logra un récord mundial de fusión nuclear 12 febrero, 2024
    En un importante logro científico, investigadores de la instalación Joint European Torus (JET) han establecido un récord energético mundial de 69 megajulios liberados en energía de fusión sostenida y controlada. Otro impulso para el futuro reactor europeo a gran escala ITER.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Un árbol fosilizado hace 350 millones de años sorprende a los científicos: parece alienígena 11 febrero, 2024
    Un fósil tridimensional de árboles más antiguos que los dinosaurios revela que los bosques de hace 350 millones de años eran extraños y alienígenas. Formaban parte de un bosquecillo que fue sepultado después de un terremoto.
    Redacción T21
  • El meteorito de Berlín resultó ser un raro objeto de origen ígneo 11 febrero, 2024
    El asteroide que se desintegró sobre Berlín a mediados de enero pertenece a un tipo raro de meteorito de origen ígneo. Se compone principalmente de silicatos de magnesio, enstatita y forsterita, además casi no contiene hierro y tiene una corteza vítrea translúcida.
    Redacción T21
  • Descubren un helecho tropical que transforma sus hojas muertas en nuevas raíces 9 febrero, 2024
    Para sobrevivir en el suelo anegado y bajo en nutrientes del bosque de Quebrada Chorro, en el oeste de Panamá, una especie de helecho tropical arborescente reutiliza sus hojas muertas, convirtiéndolas en nuevas raíces. Los científicos descubrieron que el helecho reconfigura estas “hojas zombis”, invirtiendo el flujo de agua para atraer nutrientes de regreso a […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una extraña combinación de minerales en las muestras lunares de la misión Chang'e-5 de China 9 febrero, 2024
    Los minerales antiguos y nuevos identificados en las muestras lunares traídas por la misión Chang'e-5 de China están ayudando a los científicos a comprender mejor la historia de la Luna: ahora, los especialistas han descubierto más propiedades del sexto nuevo mineral lunar, llamado Changesite-(Y). Además, otros compuestos hallados, la seifertita y la stishovita, pueden coexistir […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los robots que atienden a pacientes llegan a los hospitales 9 febrero, 2024
    Robots diseñados para brindar comodidad a los pacientes de edad avanzada y aliviar su ansiedad, han sido probados con éxito en un hospital de París: saludan, responden a preguntas, comprenden conversaciones grupales y apoyan las tareas de enfermería.
    Redacción T21
  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente