Tendencias21

Las distracciones positivas son beneficiosas para la memoria

Científicos de EE.UU. han comprobado que las distracciones positivas son beneficiosas para recordar algo, a diferencia de las negativas, que como ya se sabía, son un obstáculo. Mediante mediciones de la actividad cerebral, han observado las diferencias de actividad en las distintas regiones, que explican por qué es así.

Las distracciones positivas son beneficiosas para la memoria

Usted está caminando por la calle, cargado con alimentos, con su teléfono celular pegado a la oreja. Su madre acaba de decirle el número de teléfono de su anciana tía, y usted está repitiéndolo mentalmente. De repente, un perro callejero, ladrando y gruñendo, corre por el césped. ¿Es capaz de recordar el número?

Rebobine la situación y, en lugar de que el perro ladre, vea un perrito lindo saltando por el patio. ¿Recuerda el número ahora?

Los investigadores del Instituto Beckman de Ciencia y Tecnología Avanzada de la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign (EE.UU.) están investigando cómo procesa las distracciones el cerebro cuando usted trata de hacer una tarea. Su artículo se ha publicado en Cerebral Cortex.

Según Alexandru Iordan, estudiante de posgrado en neurociencia y co-autor del trabajo, la mayoría de los estudios se han centrado en cómo las distracciones negativas (el perro ladrando) afectan a nuestra capacidad para completar una tarea. Pero pocos estudios se han centrado en cómo las distracciones positivas (el perrito lindo) afectan a esa capacidad.

«Sabíamos de investigaciones anteriores que las distracciones negativas interfieren con nuestra capacidad para mantener la concentración en una tarea», dice Iordan en la nota de prensa del Instituto. «Sin embargo, no sabíamos lo que sucede con las distracciones positivas en términos de rendimiento y de los mecanismos del cerebro.»

La investigación, dirigida por Florin Dolcos, profesor asistente de psicología y miembro del Grupo de Neurociencia Cognitiva de Beckman, no sólo investigó la diferencia entre las distracciones positivas y las negativas, sino que también utilizó las máquinas de resonancia magnética del Centro de Imágenes Biomédicas (BIC) del Instituto Beckman para evaluar cómo responde el cerebro durante estas distracciones.

El experimento

A los participantes en el estudio se les mostró una serie de imágenes de rostros de personas y se les pidió que los mantuvieran en mente durante unos segundos. Después de un lapso de tiempo, se les pidió que indicaran si habían visto unas caras en concreto. Durante ese lapso, a los participantes se les mostró una mezcla de imágenes positivas, neutras y negativas; las imágenes negativas y positivas fueron seleccionadas para producir respuestas similarmente intensas.

Se registraron las respuestas cerebrales para evaluar qué partes del cerebro se activaban cuando se les mostraban las imágenes distrayentes.

Los hallazgos indican que tanto las imágenes positivas como las negativas afectan el cerebro, pero que las distracciones positivas están relacionadas con un mayor rendimiento, en comparación con las negativas. En otras palabras, ver al perrito lindo llama la atención, pero no interfiere con la realización de la tarea en cuestión (recordar el número de teléfono de la tía).

«El principal resultado es que las distracciones positivas no interfieren con el rendimiento de la memoria de trabajo», dice Iordan. «De hecho, en realidad ayudan en comparación con las distracciones negativas, a pesar de que pueden producir respuestas emocionales igualmente intensas.»

El cerebro

La explicación de esto radica en la forma en que están cableados nuestros cerebros. «Los estímulos positivos son menos imperativos que los negativos, ya que los costes inmediatos de no prestarles atención son más pequeños. Por ejemplo, evolutivamente, no prestar atención a una fuente de alimento potencial es generalmente menos dramático que no prestar atención a algo peligroso, como un depredador», dice Dolcos.

En consonancia con esta idea, el estudio observó cambios en dos regiones cerebrales que están involucradas en la memoria de trabajo y en la atención, el prefrontal dorso-lateral y las cortezas parietales laterales.

«Estas áreas permanecen en sintonía con las demás cuando tratamos de mantener una información activa en nuestra mente», explica Iordan.

«Las distracciones negativas reducían fuertemente la actividad en estas regiones. Sin embargo, las distracciones positivas tenían menos impacto en la actividad de estas regiones y aumentaban la actividad de la corteza prefrontal ventro-lateral, un área asociada con el control de las emociones. Esto puede explicar por qué funcionamos mejor con distracciones positivas, porque esas distracciones tienen efectos menos perjudiciales en las áreas del cerebro involucradas en la habilidad de mantenerse enfocado en las tareas, y aumentan la actividad en las áreas que nos ayudan a hacer frente a la distracción», dice Iordan.

Otra región del cerebro, la corteza prefrontal medial, también mostró respuestas consistentes con esta diferencia de urgencia entre los estímulos positivos y negativos. «La corteza prefrontal medial está involucrada en la emoción y en el procesamiento autorreferencial. Aquí, hemos visto que las respuestas a los estímulos negativos ocurrían un poco antes que las respuestas a los positivos «, agrega Iordan.

Los efectos eran visibles también en la forma en que estas diferentes regiones del cerebro se comunicaban entre sí. «Una cosa fascinante sobre el cerebro es que la misma región puede comportarse de manera diferente en diferentes contextos», dice Iordan. «No se trata sólo de lo que hace la propia región del cerebro, sino también de cómo una región del cerebro se comunica con otras regiones en contextos específicos -y esto influye en nuestro comportamiento.»

Diferencias

Los investigadores descubrieron que la corteza prefrontal medial y las cortezas parietales laterales se comportaban de manera diferente cuando los sujetos veían algo negativo en comparación con los distractores positivos.

«Encontramos que la corteza prefrontal medial se comunica más con la corteza parietal lateral bajo distracción negativa. Este aumento de la comunicación no suele ocurrir en este tipo de tareas, ya que estas dos regiones son parte de distintas redes cerebrales. Esto también podría explicar por qué los estímulos negativos afectaban más», dice Iordan.

Identificando la actividad de estas regiones, los investigadores esperan desarrollar métodos para ayudar a los que tienen trastornos emocionales como ansiedad o depresión, caracterizados por un aumento de la sensibilidad a las emociones negativas, y una reducción de la respuesta a las positivas.

«Estas áreas, junto con otras identificadas en nuestra investigación, podrían ser utilizadas como marcadores y ser supervisadas en los tratamientos para estos problemas», dice Dolcos.

Referencia bibliográfica:

A. D. Iordan, F. Dolcos: Brain Activity and Network Interactions Linked to Valence-Related Differences in the Impact of Emotional Distraction. Cerebral Cortex (2015). DOI: 10.1093/cercor/bhv242.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un asteroide habría explotado sobre la Antártida hace unos 2,5 millones de años 7 febrero, 2024
    Un asteroide se desintegró sobre el continente antártico hace aproximadamente 2,5 millones de años: la evidencia proviene de un análisis químico de más de 100 pequeños trozos de roca extraterrestre, que se han preservado dentro de las enormes capas de hielo. Hasta el momento, solo se conocen otros dos eventos de explosiones aéreas antiguas en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean la primera niña de inteligencia artificial del mundo 7 febrero, 2024
    La primera niña IA del mundo ha sido creada por científicos chinos, que la han dotado de emociones e intelecto y de la capacidad de aprender de forma autónoma. Se comporta como si tuviera tres o cuatro años y representa un avance significativo para el campo de la inteligencia artificial general.
    Redacción T21
  • Oponerse a la regulación de los pesticidas no es la solución al problema de los agricultores 7 febrero, 2024
    Los agricultores que se movilizan en España y Europa se oponen con firmeza a las nuevas regulaciones europeas en materia de pesticidas, lo que representa una amenaza mayor para la salud pública que tener una central nuclear al lado de casa: estos químicos han costado miles de vidas y enfermos crónicos, al tiempo que han […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • El arte existió antes del surgimiento de los humanos modernos 6 febrero, 2024
    Nuevas investigaciones sugieren que nuestros parientes humanos arcaicos, como los neandertales, ya contaban con las capacidades cognitivas para desarrollar arte: el hallazgo de ejemplos cada vez más antiguos de expresión artística en el registro arqueológico confirmaría esta hipótesis. Sin embargo, aún se discute si estas manifestaciones creativas pueden catalogarse como arte.
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una nueva supertierra que podría ser un mundo habitable 6 febrero, 2024
    Un planeta extrasolar del tipo supertierra, denominado TOI-715 b y aproximadamente una vez y media más ancho que la Tierra, podría ser capaz de albergar vida: orbita dentro de la zona habitable de una enana roja, a escasa distancia de nuestro planeta. Además, podría estar acompañado de otro cuerpo planetario, con un tamaño casi idéntico al […]
    Pablo Javier Piacente