Tendencias21
Las investigaciones graciosas arrasan en Twitter

Las investigaciones graciosas arrasan en Twitter

Investigadores de la Universidad de Montreal han hecho una lista de los artículos científicos más tuiteados en los últimos años. El ránking ha revelado que en Twitter arrasan los temas de salud, pero también los estudios con un componente humorístico o llamativo. En la comunidad científica, ninguno de los top-15 de esta lista ha tenido gran repercusión, quizá –según los autores del trabajo-, porque los científicos no están muy presentes en Twitter. Por Carlos Gómez Abajo.

Las investigaciones graciosas arrasan en Twitter

Investigadores de la Universidad de Montreal (Canadá) han analizado cuáles son los artículos científicos publicados entre 2010 y 2012 que más veces han sido tuiteados, así como los trending topics relacionados con los mismos.

El grupo liderado por Stefanie Haustein, de la Facultad de Biblioteconomía y Documentación, en el que participan investigadores estadounidenses, del Reino Unido y de Alemania, analizó 1,4 millones de artículos de las bases de datos PubMed (del gobierno de EE.UU.) y Web of Science (de Thomson Reuters) y determinó el número de veces que aparecieron en Twitter. «Es el mayor estudio sobre artículos académicos y Twitter realizado hasta ahora», afirma Haustein en la nota de prensa de la universidad.

Los dos artículos más citados versan sobre el efecto de la radiación en los seres humanos, y el top 15 incluye artículos sobre el acné en los atletas adolescentes, la fractura de pene, y sobre los vínculos entre la actividad física y las tasas de mortalidad. El número 12, de hecho, es un artículo sobre el autismo publicado por Laurent Mottron, profesor de la Universidad de Montreal. Los hallazgos han sido publicados en la revista Journal of the Association for Information Science and Technology (Jasist).

El estudio se centró en los tuits que estaban directamente relacionados con el artículo en cuestión, es decir, que o bien contenían un enlace directo al artículo en una base de datos científica o contenían información bibliográfica muy específica (como los números DOI o PMID, de PubMed) que permitía a cualquiera a encontrar el estudio de inmediato.

Mucho ruido, pero pocas nueces

El análisis muestra que un alto número de tuits no se corresponde con un alto número de citas en revistas revisadas por pares, un método para medir el impacto que está generalmente aceptado por la comunidad científica. Por ejemplo, el artículo más tuiteado, que trata sobre un gen alterado durante la exposición a radiación, se tuiteó 963 veces, pero sólo recibió nueve citas académicas.

Un artículo sobre un tema similar, publicado a raíz de la explosión de Fukushima, tuvo 30 citas en comparación con sus 639 tweets. «Los artículos científicos más populares en Twitter son los que tienen implicaciones para la salud o un componente chistoso o sorprendente», resume Haustein.

Otros artículos entre el top 15 tratan sobre el efecto de tener Google siempre a mano en la memoria, o sobre el retorno de entre los muertos de una reacción termodinámica.

El estudio fue supervisado y co-escrito por el profesor de la Universidad de Montreal Vincent Larivière, titular de la Cátedra de Investigación de Canadá sobre la Transformación de la Comunicación Académica . «Por el momento, Twitter no puede ser considerado como un buen marcador de impacto científico, pero podría indicar un cierto impacto social», reconoce.

La revisión por pares asegura un cierto nivel de calidad. «En el caso de las redes sociales, cualquiera puede mencionar un artículo a cualquier persona, no hay control de calidad», constata Haustein.

Sin embargo, Twitter es cada vez más utilizado para difundir artículos científicos. Durante los tres años estudiados, se observó un incremento en la proporción de artículos citados al menos una vez en la red (sobre el total de los estudiados), llegando al 20,4 % en 2012. Y a pesar de la conclusión general en relación con el número de citas, muchos de los artículos más citados en Twitter son de revistas como PNAS, Science, Nature, The Lancet y New England Journal of Medicine. La revista que más se tuiteó fue Nature, con 13.430 menciones de 1.083 trabajos (el 42%).

Popularidad entre los científicos

Los investigadores señalan que la reciente evolución de las redes sociales ofrece nuevas perspectivas para la comunicación científica.

«El hecho de que más y más artículos sean tuiteados es una buena noticia, ya que ayuda a la comunicación científica. Independientemente de que sea gente no científica quien esté enviando esta información, se demuestra que la ciencia es un aspecto de la cultura en general», señala Larivière.

Apenas el 15 % de los graduados universitarios del Québec (Canadá) tuitean. A los investigadores les gustaría cuestionar la resistencia de los científicos a esta red social como herramienta de comunicación. «Que Twitter no sea un buen indicador del impacto de un artículo podría deberse en parte a que no es muy popular entre los investigadores y a que la viabilidad de Twitter como una herramienta para la comunicación científica está subestimada», escriben los autores.

Estudio previo relacionado

Un estudio de hace unos meses realizado en la Universidad de Miami (EE.UU.) analizó de forma cualitativa las ventajas e inconvenientes de las redes sociales, en concreto Twitter, para la colaboración y la divulgación científica, y reveló que permiten crear conexiones entre los científicos de forma rápida y eficaz, y divulgar los conocimientos al público y a los medios, sin necesidad de pasar por las revistas científicas oficiales.

Las desventajas que pueden tener las redes sociales, según el estudio, son principalmente la dificultad para expresar ideas complejas en textos muy cortos, y la posibilidad de que se malinterpreten las conclusiones científicas al ser analizadas por gente no especializada.

Referencia bibliográfica:

Haustein, S., Peters, I., Sugimoto, C. R., Thelwall, M. y Larivière, V.: Tweeting biomedicine: An analysis of tweets and citations in the biomedical literature. J. Am. Soc. Inf. Sci.. (2013). DOI: 10.1002/asi.23101.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Descubren 10 nuevas fusiones de agujeros negros escondidas en los datos de LIGO y Virgo 17 abril, 2022
    Los astrónomos han descubierto 10 nuevas fusiones de agujeros negros que estaban escondidas en los datos de los detectores de ondas gravitatorias LIGO y Virgo. Son 10 más de las 44 detectadas en 2019: indican escenarios astrofísicos exóticos.
    Princeton Ubiversity/T21
  • Revelan el calendario sagrado maya más antiguo 15 abril, 2022
    En Guatemala, un nuevo estudio ha reportado la evidencia más temprana hasta el momento de un calendario sagrado maya. Los investigadores descubrieron fragmentos de un calendario mezclados con restos de una pared: los elementos fueron fechados entre los años 300 y 200 antes de Cristo, convirtiéndose así en las muestras más antiguas conocidas hasta hoy […]
    Pablo Javier Piacente
  • El Hubble descubre el posible eslabón perdido del origen del Universo 15 abril, 2022
    Un agujero negro “bebé” podría ser el enlace oculto entre algunas de las galaxias más antiguas y el nacimiento de agujeros negros supermasivos. El objeto se habría formado tan solo 750 millones de años después del Big Bang.
    Pablo Javier Piacente
  • En Marte, los astronautas podrán producir combustible con una ducha matinal 14 abril, 2022
    Un proyecto desarrollado por la ESA y una organización española permitirá generar energía para las misiones espaciales tripuladas a Marte a partir de las aguas grises de los astronautas, que se transformarán en combustible mediante un sistema que aprovecha la energía solar. El mecanismo podría impulsar otras misiones hacia el espacio profundo.
    Pablo Javier Piacente
  • El plasma de una "mancha solar muerta" llega hoy a la Tierra 14 abril, 2022
    El "cadáver" de una mancha solar explotó el lunes 11 de abril, provocando una eyección masiva de material solar que se dirige a la Tierra. La llamarada llegará hoy jueves: podría producir una tormenta geomagnética menor y auroras más intensas, con leves impactos en las operaciones de los satélites y fluctuaciones débiles en la red […]
    Pablo Javier Piacente
  • El mayor terremoto del mundo ocurrió en Chile hace 3.800 años 13 abril, 2022
    El mayor terremoto jamás registrado, de alrededor de 9,5 grados en la escala sismológica de Richter, azotó el norte de Chile hace 3.800 años y devastó las poblaciones costeras: los seres humanos tardaron 1.000 años aproximadamente en regresar a esa zona de la costa chilena. El megatsunami resultante golpeó países tan lejanos como Nueva Zelanda, […]
    Pablo Javier Piacente
  • Una bola de fuego que estalló sobre la Tierra en 2014 era en realidad un objeto interestelar 13 abril, 2022
    Una bola de fuego que ardió en los cielos de Papúa Nueva Guinea en 2014 era en realidad un objeto que se movía rápidamente y provenía de otro sistema estelar, según afirmó el Comando Espacial de los Estados Unidos (USSC). Antes de estrellarse contra nuestro planeta, viajó por el espacio a más de 210.000 kilómetros […]
    Pablo Javier Piacente
  • La música no es un lenguaje realmente universal 13 abril, 2022
    Una investigación ha descubierto que lo que imaginamos cuando escuchamos una canción depende del entorno cultural en el que vivimos: la misma música suscita reacciones diferentes relacionadas con nuestra historia.
    Princeton University/T21
  • Nueva luz sobre el origen de la antimateria 13 abril, 2022
    Los científicos del CERN han observado por primera vez cómo se crea antimateria en las colisiones cósmicas, lo que habla de la frecuencia con la que ocurre y ayudará a determinar si se origina o no a partir de la materia oscura.
    CERN/T21
  • Descubren los restos de un dinosaurio que falleció el día de la "Gran Extinción" 12 abril, 2022
    Los científicos afirman haber encontrado un fósil de un dinosaurio muerto el día en que un enorme asteroide golpeó la Tierra hace 66 millones de años, causando la extinción de los dinosaurios y de muchas especies en la Tierra. Según los especialistas, una pata perfectamente conservada y con piel escamosa de un dinosaurio Thescelosaurus se […]
    Pablo Javier Piacente