Tendencias21

Las personas que duermen poco reconocen peor las expresiones faciales

La falta de sueño altera la percepción de las expresiones faciales, de modo que se ven más amenazantes de lo que son. Según investigadores de la Universidad de Berkeley, eso explicaría por qué las personas que dicen dormir mal son más asociales.

Las personas que duermen poco reconocen peor las expresiones faciales

Un nuevo estudio de la Universidad de Berkeley (California, EE.UU.) muestra que la privación del sueño embota nuestra capacidad para leer con precisión las expresiones faciales. Este déficit puede tener consecuencias graves, como no darse cuenta de que un niño está enfermo o sufre dolor, o que un asaltante potencial o depredador violento se acerca.

«Reconocer las expresiones emocionales de otra persona influye en si interactuamos o no con ella, y, asimismo, si ellos interactúan con nosotros», dice el autor principal del estudio Matthew Walker, profesor de psicología y neurociencia en la Universidad de Berkeley, en la información de ésta. Los hallazgos se han publicado en la revista Journal of Neuroscience.

«Estos hallazgos son especialmente preocupantes teniendo en cuenta que dos tercios de las personas de los países desarrollados no consiguen dormir lo suficiente», añade Walker.

Experimento

Para el experimento, 18 adultos jóvenes sanos vieron 70 expresiones faciales que iban desde lo amigable hasta lo amenazante, después de una noche completa de sueño, y después de 24 horas de estar despiertos. Los investigadores escanearon los cerebros de los participantes y midieron su ritmo cardíaco mientras miraban la serie de rostros.

Los escáneres cerebrales realizados mientras llevaban a cabo estas tareas -generados a través de imágenes de resonancia magnética funcional (fMRI)- revelaron que los cerebros con falta de sueño no podían distinguir entre rostros amenazantes y amables, especialmente en las regiones de detección de la emoción de la ínsula anterior del cerebro y de la corteza cingulada anterior.

Además, las tasas cardiacas de los participantes en el estudio con falta de sueño no respondieron normalmente a las expresiones faciales amenazantes o amistosas. Por otra parte, los investigadores encontraron una desconexión en el vínculo neural entre el cerebro y el corazón, que por lo general permite que el cuerpo para detectar señales de socorro. «La falta de sueño parece dislocar el cuerpo del cerebro», dice Walker. «Impide seguir al corazón.»

Más mortal que amable

Como consecuencia, los participantes en el estudio interpretaron más caras, incluso las amistosas o neutrales, como una amenaza cuando se les privaba de sueño.

«La falta de sueño quita el tinte rosa a nuestro mundo emocional, causando una sobreestimación de amenaza. Esto puede explicar por qué las personas que dicen dormir muy poco son menos sociales y están más solas».

En una nota más positiva, los investigadores registraron la actividad eléctrica del cerebro de los participantes durante su noche completa de sueño, y encontraron que la calidad de su sueño con movimiento ocular rápido (REM) estaba correlacionada con su capacidad para leer con precisión las expresiones faciales. Investigaciones anteriores de Walker han descubierto que el sueño REM sirve para reducir el estrés neuroquímico y suavizar los recuerdos dolorosos.

Referencia bibliográfica:

Andrea N. Goldstein-Piekarski, Stephanie M. Greer, Jared M. Saletin, y Matthew P. Walker: Sleep Deprivation Impairs the Human Central and Peripheral Nervous System Discrimination of Social Threat. Journal of Neuroscience (2015). DOI: 10.1523/JNEUROSCI.5254-14.2015.

RedacciónT21

RedacciónT21

Hacer un comentario