Tendencias21

Las personas se dan la mano para olerse mutuamente, de manera subliminal

Las personas se dan la mano para olerse mutuamente, de manera subliminal. Así lo han descubierto investigadores israelíes, que han observado que la gente pasa el doble de tiempo oliéndose la mano después de darle un apretón a otra persona. Cuando las personas son del mismo sexo, la gente se huele la mano que ha utilizado para el apretón; cuando son de distinto sexo, se huelen la otra.

Las personas se dan la mano para olerse mutuamente, de manera subliminal

¿Por qué se da la mano la gente? Un nuevo estudio del Instituto Weizmann de Ciencias (Rehovot, Israel) sugiere que una de las razones de esta antigua costumbre puede ser chequear los olores del otro. Incluso aunque no seamos conscientes de ello, un apretón de manos puede proporcionar a las personas una forma socialmente aceptable de comunicación a través del sentido del olfato.

La gente no sólo se huele a menudo sus propias manos, sino que lo hace durante un tiempo mucho más largo después de estrechar la mano de otro, ha descubierto el estudio. Como publicó ayer la revista eLife, el número de segundos que los sujetos pasó oliendo su propia mano derecha fue más del doble después de que un experimentador les saludara con un apretón de manos.

«Nuestros hallazgos sugieren que las personas no sólo están expuestas de forma pasiva a señales químicas socialmente significativas, si no que también las buscan activamente», afirma Idan Frumin, el estudiante de investigación que llevó a cabo el estudio, bajo la dirección del profesor Noam Sobel, del Departamento de Neurobiología de Weizmann.

«Los roedores, perros y otros mamíferos se huelen habitualmente a sí mismos, y se huelen unos a otros en las interacciones sociales, y parece que en el curso de la evolución, los humanos han mantenido esta práctica; sólo que a un nivel subliminal», añade, en la nota de prensa de Weizmann.

Para examinar si los apretones de manos transfieren de hecho los olores corporales, los investigadores hicieron primero que experimentadores con guantes dieran la mano a los participantes (éstos sin guantes), y luego buscaran residuos olorosos en el guante. Descubrieron que un apretón de manos por sí solo era suficiente para la transferencia de varios olores que se sabe que funcionan como señales químicas significativas en los mamíferos.

«Es bien sabido que los gérmenes pueden transmitirse a través del contacto de la piel en los apretones de manos, pero hemos demostrado que potenciales mensajes químicos, conocidos como señales químicas, pueden transmitirse de la misma manera», afirma Frumin.

Cámaras ocultas

A continuación, para explorar el posible papel de los apretones de manos en la comunicación de olores, los científicos utilizaron cámaras ocultas para filmar a unos 280 voluntarios antes y después de ser saludados por un experimentador, al que o bien dieron la mano o no lo hicieron.

Los investigadores descubrieron que después de darle la mano a un experimentador del mismo sexo, pasaron más del doble de tiempo oliendo su mano derecha (la que utilizaron para el saludo). Por el contrario, después de darle la mano a un experimentador del sexo opuesto, los sujetos aumentaron la inhalación de su mano izquierda (la que no dieron).

«El sentido del olfato juega un papel particularmente importante en las interacciones dentro del propio género, no sólo entre géneros, como se asume habitualmente», recalca Frumin.

Luego, los científicos llevaron a cabo una serie de pruebas para asegurarse de que realmente el olisqueo de la mano tiene como propósito revisar los olores y no era simplemente una respuesta relacionada con el estrés ante una situación extraña. En primer lugar, midieron el flujo de aire nasal durante la tarea y descubrieron que los sujetos estaban oliendo realmente sus manos y no sólo levantándolas hacia su nariz. Resultó que la cantidad de aire inhalada por los voluntarios a través de la nariz se duplicaba cuando se llevaban las manos a la cara.

A continuación, los científicos descubrieron que podían manipular el olisqueo de las manos introduciendo artificialmente diferentes olores el entorno experimental. Por ejemplo, cuando los experimentadores estaban contaminados con un perfume unisex comercial, el olisqueo de las manos aumentaba. Por el contrario, cuando los experimentadores estaban contaminados con olores derivados de hormonas sexuales, la inhalación disminuía. Estas pruebas finales confirmaron la naturaleza olfativa del olisqueo de la mano.

«Los apretones de manos varían en potencia, duración y postura, por lo que transmiten información social de varias clases», explica el profesor Sobel. «Sin embargo, nuestros hallazgos sugieren que en sus orígenes evolutivos, un apretón de manos podría haber servido también para transmitir señales de olor, y tal señalización todavía puede ser aún un significativo, aunque subliminal, componente de esta costumbre.»

Referencia bibliográfica:

Idan Frumin, Ofer Perl, Yaara Endevelt-Shapira, Ami Eisen, Neetai Eshel, Iris Heller, Maya Shemesh, Aharon Ravia, Lee Sela, Anat Arzi, Noam Sobel. A social chemosignaling function for human handshaking. eLife (2015). DOI: 10.7554/eLife.05154

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un asteroide habría explotado sobre la Antártida hace unos 2,5 millones de años 7 febrero, 2024
    Un asteroide se desintegró sobre el continente antártico hace aproximadamente 2,5 millones de años: la evidencia proviene de un análisis químico de más de 100 pequeños trozos de roca extraterrestre, que se han preservado dentro de las enormes capas de hielo. Hasta el momento, solo se conocen otros dos eventos de explosiones aéreas antiguas en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean la primera niña de inteligencia artificial del mundo 7 febrero, 2024
    La primera niña IA del mundo ha sido creada por científicos chinos, que la han dotado de emociones e intelecto y de la capacidad de aprender de forma autónoma. Se comporta como si tuviera tres o cuatro años y representa un avance significativo para el campo de la inteligencia artificial general.
    Redacción T21
  • Oponerse a la regulación de los pesticidas no es la solución al problema de los agricultores 7 febrero, 2024
    Los agricultores que se movilizan en España y Europa se oponen con firmeza a las nuevas regulaciones europeas en materia de pesticidas, lo que representa una amenaza mayor para la salud pública que tener una central nuclear al lado de casa: estos químicos han costado miles de vidas y enfermos crónicos, al tiempo que han […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • El arte existió antes del surgimiento de los humanos modernos 6 febrero, 2024
    Nuevas investigaciones sugieren que nuestros parientes humanos arcaicos, como los neandertales, ya contaban con las capacidades cognitivas para desarrollar arte: el hallazgo de ejemplos cada vez más antiguos de expresión artística en el registro arqueológico confirmaría esta hipótesis. Sin embargo, aún se discute si estas manifestaciones creativas pueden catalogarse como arte.
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una nueva supertierra que podría ser un mundo habitable 6 febrero, 2024
    Un planeta extrasolar del tipo supertierra, denominado TOI-715 b y aproximadamente una vez y media más ancho que la Tierra, podría ser capaz de albergar vida: orbita dentro de la zona habitable de una enana roja, a escasa distancia de nuestro planeta. Además, podría estar acompañado de otro cuerpo planetario, con un tamaño casi idéntico al […]
    Pablo Javier Piacente