Tendencias21
Los drones sustituyen a los duendes del bosque

Los drones sustituyen a los duendes del bosque

Drones especializados en monitoreo ambiental son capaces de colocar sensores en los árboles y recabar información por su cuenta para evaluar los cambios ambientales y las problemáticas ecológicas en los bosques. Pueden trabajar en las áreas más inhóspitas y de difícil acceso.

Investigadores del Laboratorio Federal Suizo de Ciencia y Tecnología de Materiales (Empa) y del Imperial College de Londres han desarrollado drones que tienen la capacidad de incorporar sensores en las regiones más aisladas de los bosques, logrando de esta forma monitorear los cambios ambientales en zonas de acceso complejo o peligroso para el ser humano. Según un comunicado, aunque actualmente son conducidos a distancia por técnicos, se prevé que en futuro alcancen un funcionamiento autónomo.

Estos verdaderos “robots voladores” prometen desbancar a los duendes de su papel de protectores del bosque: pueden disparar dardos en sectores previamente identificados que incluyen los sensores a utilizar. De esta manera, los científicos pueden monitorear áreas a las cuales no podrían acceder de otra forma. Contar con más información sobre los indicadores ambientales es crucial para avanzar en la sostenibilidad de bosques y áreas forestales.

Los sensores orientados al monitoreo forestal ya se emplean en la actualidad para analizar variables meteorológicas, movimientos de la fauna o incluso detectar incendios forestales, una problemática acuciante en gran parte del planeta. Además, pueden aportar una información de gran valor en cuanto al impacto humano en las áreas naturales o con respecto a las consecuencias del cambio climático. Sin embargo, existen zonas boscosas prácticamente inaccesibles para el ser humano en las cuales ubicar estos sensores sería demasiado costoso y peligroso.

Ahora, estos nuevos drones permitirán el estudio de áreas hasta el momento inexploradas. Los dispositivos robóticos pueden disparar dardos que contienen sensores hacia árboles ubicados a varios metros de distancia, en todo tipo de entornos complejos. También logran colocar sensores mediante contacto directo o posándose en las ramas de los árboles como si fueran parte de la fauna. A futuro, los científicos creen que será posible desarrollar redes de sensores que multipliquen los datos disponibles sobre los ecosistemas boscosos, incluso en aquellos más inaccesibles como la selva amazónica.

Aplicaciones y desafíos a futuro

Los dispositivos incluyen cámaras que permiten identificar los objetivos a monitorear, junto a un material inteligente que modifica su forma al calentarse, para lanzar los dardos con los sensores. Luego de ser disparados, los sensores se adhieren a los árboles y comienzan su trabajo de análisis y recolección de datos en cada uno de los entornos intervenidos. Cuando se posan sobre las ramas de los árboles como si fueran aves autóctonas, los pequeños “robots voladores” van registrando la información del medio a modo de sensores móviles.

Los drones ya fueron probados con éxito en distintos escenarios, pero todavía requieren del control de personas. Técnicos especializados se ubican en unidades de manejo, apreciando las imágenes obtenidas por las cámaras de los drones para seleccionar los árboles en los cuales se dispararán los dardos con los sensores. Se piensa que en un futuro podrán ser autónomos, una condición crucial para que puedan ser testeados en los entornos forestales más complejos.

El objetivo principal es lograr el equilibrio exacto entre la participación humana y las tareas automatizadas, alcanzando de esta manera que la gestión de los drones sea más eficiente para el control ambiental pero también más segura y confiable. «Me gusta pensar en ellos como habitantes de bosques artificiales que pronto velarán por el ecosistema y proporcionarán los datos que necesitamos para proteger el entorno natural”, concluyó Mirko Kovac, responsable principal de la investigación. No cabe duda que la alianza entre el conocimiento humano y el desarrollo tecnológico tiene en el medio ambiente uno de sus grandes desafíos.

Referencia

Unmanned Aerial Sensor Placement for Cluttered Environments. A Farinha, R Zufferey, P Zheng, SF Armanini, and M Kovac. IEEE Robotics and Automation Letters (2020).

Imagen:

Así funcionan los drones en las diferentes capas de la vegetación de la selva tropical. Ilustración: Imperial College London.

Video: Imperial College London.

Pablo Javier Piacente

Pablo Javier Piacente es periodista especializado en comunicación científica y tecnológica.

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Hasta el pequeño cerebro de una hormiga desarrolla tareas complejas 17 febrero, 2024
    Las hormigas del desierto encuentran su camino durante una fase temprana de aprendizaje con la ayuda del campo magnético de la Tierra. El proceso de aprendizaje asociado deja huellas claras en su pequeño cerebro, capaz de asumir tareas complejas con menos de un millón de neuronas.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Los agujeros negros supermasivos y las primeras galaxias crecieron al mismo tiempo 16 febrero, 2024
    Es probable que ya existieran agujeros negros supermasivos en los primeros momentos de la historia cósmica: habrían acelerado la formación de nuevas estrellas en el Universo temprano, incluso cuando crecían con sus galaxias. Un nuevo análisis de imágenes y datos obtenidos por el telescopio James Webb sugiere que los agujeros negros y las galaxias coexistieron […]
    Pablo Javier Piacente
  • La IA podría estar atrofiando poco a poco nuestros cerebros, según un nuevo estudio 16 febrero, 2024
    De la misma forma que el GPS de los smartphones ha dañado nuestro sentido de la cognición espacial y la memoria, según sugieren algunos estudios, la Inteligencia Artificial (IA) también podría afectar progresivamente nuestra capacidad para tomar decisiones de forma independiente, de acuerdo a una nueva investigación. La hipótesis plantea que los chatbots de IA […]
    Pablo Javier Piacente
  • El Metaverso surgió de la imaginación y se hizo real gracias al progreso tecnológico 16 febrero, 2024
    El Metaverso inició su recorrido en la ciencia ficción y se hizo real inspirado en novelas como “Snow Crash" de Neal Stephenson y apoyado en tecnologías que han posibilitado universos paralelos para la experiencia humana. La novela "Ready Player One" de Ernest Cline y su adaptación cinematográfica dirigida por Steven Spielberg, han desempeñado un papel […]
    Carlos Peña González (*)
  • Revelan el origen de la falla geológica de Seattle, una de las más peligrosas del mundo 15 febrero, 2024
    Los datos magnéticos sugieren que la falla de Seattle, en Estados Unidos, se formó hace 55 millones de años, cuando la mitad sur de una cadena de islas volcánicas en subducción se amontonó sobre el continente y se separó de otra parte de la estructura, "desgarrando" el borde de América del Norte.
    Pablo Javier Piacente
  • Gigantescos "huevos espaciales" podrían ayudarnos a descubrir civilizaciones extraterrestres 15 febrero, 2024
    Un elipsoide SETI es un enfoque geométrico que identifica una región del espacio con forma de huevo, dentro de la cual cualquier civilización inteligente habría logrado observar un evento astronómico significativo, como por ejemplo una supernova, basándose en el tiempo que tarda la luz en viajar a través del espacio. Ahora, un nuevo análisis muestra […]
    Pablo Javier Piacente
  • ¿Qué pasaría si viajáramos a la velocidad de la luz? 15 febrero, 2024
    La física dice que es imposible, pero soñamos con la posibilidad de viajar a la velocidad de la luz. En ese supuesto, el tiempo se dilataría y se alteraría nuestro campo de visión, pero la fuerza de la aceleración nos destruiría. Sin ayuda alguna, no podemos ir a más de 45 kilómetros por hora.
    Redacción T21
  • Nuevo hito en la tecnología cuántica 15 febrero, 2024
    Investigadores alemanes han logrado un avance en la tecnología cuántica al visualizar las posiciones tridimensionales de átomos individuales en un cristal de diamante. Este logro allana el camino para la visualización de moléculas individuales con una precisión atómica, lo que podría revolucionar la investigación y el diseño de materiales y fármacos. Con un poco de […]
    ST/T21
  • Una extraña y antigua megaestructura acecha bajo el mar Báltico 14 febrero, 2024
    En la bahía alemana de Mecklenburg, a 21 metros de profundidad, los científicos han encontrado una antigua megaestructura que data de la Edad de Piedra, concretamente de hace más de 10.000 años. La estructura, que abarca una longitud de casi un kilómetro y está compuesta por piedras de distintos tamaños, desafía toda explicación natural: los […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los robots que atienden a pacientes llegan a los hospitales 9 febrero, 2024
    Robots diseñados para brindar comodidad a los pacientes de edad avanzada y aliviar su ansiedad, han sido probados con éxito en un hospital de París: saludan, responden a preguntas, comprenden conversaciones grupales y apoyan las tareas de enfermería.
    Redacción T21