Tendencias21
Los invertebrados marinos se quedan ciegos por falta de oxígeno

Los invertebrados marinos se quedan ciegos por falta de oxígeno

Los invertebrados marinos dejan de ver cuando el agua del mar pierde oxígeno, un proceso provocado por la actividad humana y la contaminación que amenaza la vida en las profundidades del océano.

Los invertebrados marinos se quedan ciegos por falta de oxígeno

Científicos del Instituto Scripps de Oceanografía de la Universidad de California en San Diego han descubierto que los bajos niveles de oxígeno en el agua de mar podrían cegar a algunos invertebrados marinos.

Estos resultados, publicados en el Journal of Experimental Biology, constituyen la primera demostración de que la visión en invertebrados marinos es altamente sensible a la cantidad de oxígeno disponible en el agua.

Muchos invertebrados marinos dependen de la visión para encontrar alimento, refugio y evitar a los depredadores, particularmente en sus etapas iniciales de la vida, cuando muchos son planctónicos.

Esto es especialmente cierto para los crustáceos y cefalópodos, que son presas comunes para otros animales y cuyas larvas son altamente migratorias.

La investigación en animales terrestres ha demostrado que los niveles bajos de oxígeno pueden afectar a la visión.

De hecho, los humanos pueden perder la función visual en condiciones de bajo oxígeno. Los pilotos que vuelan a gran altura, por ejemplo, han demostrado tener problemas de visión si las aeronaves no pueden complementar las cabinas con oxígeno adicional.

Además, los problemas de salud, como la presión arterial alta y los accidentes cerebrovasculares, ambos asociados con la pérdida de oxígeno, pueden también dañar la visión.

«Con todo este conocimiento sobre la visión que afecta al oxígeno en los animales terrestres, me pregunté si los animales marinos reaccionarían de manera similar», señala Lillian McCormick, autora principal del estudio en un comunicado.

Resultados sorprendentes

Sus resultados la sorprendieron. Al estudiar cuatro invertebrados marinos locales de California (calamares, pulpos, cangrejos) descubrió que la visión se redujo entre un 60% y un 100% en condiciones de bajo oxígeno.

Usando larvas recolectadas en las aguas de Scripps (California), McCormick testó las diferentes respuestas a la pérdida de oxigeno marino mediante un microscopio que analizó agua de mar con progresiva pérdida de oxígeno.

Las larvas fueron expuestas a condiciones de luz que McCormick podría usar para provocar respuestas visuales. Midió estas respuestas utilizando electrodos conectados a la retina de las larvas. Esta técnica se llama electroretinograma.

Tan pronto como la disponibilidad de oxígeno comenzó a disminuir desde niveles bien oxigenados, como los que se encuentran en la superficie del océano, McCormick vio una respuesta inmediata de las larvas.

El cangrejo y el calamar perdieron casi toda su visión cuando el agua de mar perdió el 20 por ciento del nivel de oxígeno que muestra en la superficie.

Los pulpos mantuvieron la visión durante más tiempo, y las respuestas de la retina solo disminuyeron después de que el oxígeno se redujo a cierto nivel. Los cangrejos atuneros, que toleran las aguas con poco oxígeno, fueron todavía más resistentes que los pulpos a la pérdida de visión.

Sin embargo, cuando se restauraron los niveles de oxígeno, la mayoría de los especímenes recuperaron alguna función visual, lo que indica que el daño puede no ser permanente por períodos de oxígeno bajo a corto plazo.

«Esta investigación ofrece una nueva comprensión que cambiará la forma en que interpretamos las respuestas de los animales a la pérdida de oxígeno en los océanos y los tipos de estudios de campo que realizamos», señala Lisa Levin, coautora del artículo e investigadora principal del Laboratorio Levin en Scripps. «El gran desafío será lograr que los científicos de campo midan la luz y el oxígeno al estudiar animales en el océano», añade.

Oxígeno marino en declive

Más de 50 por ciento del oxígeno que hay en el planeta se produce en el mar por medio de la fotosíntesis desencadenada por el fitoplancton. Este oxígeno disuelto es uno de los principales elementos que requieren los organismos para su vida.

Sin embargo, el volumen de agua de mares y océanos que está completamente desprovisto de oxígeno (anóxico) se ha más que cuadruplicado en los últimos 50 años, según un estudio publicado el año pasado por la revista Science, debido a la acumulación de gases de efecto invernadero.

Los niveles de oxígeno marino cambian en escalas de tiempo diarias, estacionales e interanuales.  También hay grandes fluctuaciones de oxígeno en las aguas profundas.

Sin embargo, estas condiciones están cambiando debido al cambio climático influenciado por la actividad humana e incluso por la contaminación. El calentamiento atmosférico también está cambiando las temperaturas en el océano, lo que disminuye el trasvase de aguas superficiales bien oxigenadas a aguas más profundas.

Además, los entornos cercanos a la costa están perdiendo cada vez más oxígeno en un proceso llamado eutrofización, en el que el exceso de nutrientes en el agua alimenta una floración de plancton que luego agota el oxígeno disponible disuelto en el agua. Esto puede llevar a la muerte de peces y otros animales marinos.

La eutrofización es a menudo el resultado de la contaminación costera, como el escurrimiento de la agricultura o las aguas residuales. Las pérdidas de oxígeno son especialmente pronunciadas en áreas donde el oxígeno y los afloramientos son naturales, como en la costa de California donde se desarrolló esta investigación.

Referencia

Vision is highly sensitive to oxygen availability in marine invertebrate larvae. Lillian R. McCormick, Lisa A. Levin, Nicholas W. Oesch. Journal of Experimental Biology 2019 : jeb.200899. DOI: 10.1242/jeb.200899 Published 24 April 2019
 
 
 
 

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Descubren un helecho tropical que transforma sus hojas muertas en nuevas raíces 9 febrero, 2024
    Para sobrevivir en el suelo anegado y bajo en nutrientes del bosque de Quebrada Chorro, en el oeste de Panamá, una especie de helecho tropical arborescente reutiliza sus hojas muertas, convirtiéndolas en nuevas raíces. Los científicos descubrieron que el helecho reconfigura estas “hojas zombis”, invirtiendo el flujo de agua para atraer nutrientes de regreso a […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una extraña combinación de minerales en las muestras lunares de la misión Chang'e-5 de China 9 febrero, 2024
    Los minerales antiguos y nuevos identificados en las muestras lunares traídas por la misión Chang'e-5 de China están ayudando a los científicos a comprender mejor la historia de la Luna: ahora, los especialistas han descubierto más propiedades del sexto nuevo mineral lunar, llamado Changesite-(Y). Además, otros compuestos hallados, la seifertita y la stishovita, pueden coexistir […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los robots que atienden a pacientes llegan a los hospitales 9 febrero, 2024
    Robots diseñados para brindar comodidad a los pacientes de edad avanzada y aliviar su ansiedad, han sido probados con éxito en un hospital de París: saludan, responden a preguntas, comprenden conversaciones grupales y apoyan las tareas de enfermería.
    Redacción T21
  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un asteroide habría explotado sobre la Antártida hace unos 2,5 millones de años 7 febrero, 2024
    Un asteroide se desintegró sobre el continente antártico hace aproximadamente 2,5 millones de años: la evidencia proviene de un análisis químico de más de 100 pequeños trozos de roca extraterrestre, que se han preservado dentro de las enormes capas de hielo. Hasta el momento, solo se conocen otros dos eventos de explosiones aéreas antiguas en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean la primera niña de inteligencia artificial del mundo 7 febrero, 2024
    La primera niña IA del mundo ha sido creada por científicos chinos, que la han dotado de emociones e intelecto y de la capacidad de aprender de forma autónoma. Se comporta como si tuviera tres o cuatro años y representa un avance significativo para el campo de la inteligencia artificial general.
    Redacción T21