Tendencias21
Los terroristas suicidas no actúan ciegamente

Los terroristas suicidas no actúan ciegamente

Los terroristas suicidas no están locos, sino que buscan fríamente un beneficio a través de sus acciones radicales, señala un investigador británico. Estos comportamientos se derivan de un análisis racional de las consecuencias de sus actos, que para ellos superan con creces el precio que deben pagar. En esta motivación radical juega un papel central la religión, dado que existen escasos ejemplos de ataques suicidas motivados por ideologías no religiosas. Afortunadamente, sin embargo, estas actitudes extremas son estadísticamente escasas, dado que el 99,9% de los grupos religiosos del mundo son pacíficos. Por Vanessa Marsh.

Los terroristas suicidas no actúan ciegamente

La creencia de que los terroristas suicidas padecen una enfermedad mental o han sufrido un “lavado de cerebro” por parte de las organizaciones a las que pertenecen está socialmente muy extendida, pero no es cierta, señala un investigador británico.

David Stevens, especialista en filosofía política de la universidad británica de Nottigham, afirma en un comunicado de dicha universidad que los terroristas suicidas actúan de manera racional a la búsqueda de los “beneficios” que recibirán por formar parte de una red social extremadamente estricta y fanática.

Stevens, que trabaja en la School of Politics and International Relations de la universidad de Nottingham, señala asimismo que ni la pobreza ni la juventud de los terroristas justifica actos de violencia como los que provocan, sino que su motivación es fría y calculada y responde al deseo de formar parte de un grupo que alienta a sus miembros a someterse totalmente a los objetivos colectivos.

La religión, motor principal

En esta motivación radical juega un papel central la religión, dado que existen escasos ejemplos de ataques suicidas motivados por ideologías no religiosas. Formar parte de un grupo con creencias estrictas requiere un compromiso intenso, y engendra en sus componentes la creencia profunda en las experiencias compartidas y el autosacrificio.

Los beneficios, en el caso de que haya una motivación religiosa, van desde la justificación divina de los actos hasta las recompensas en la otra vida. Para los terroristas, estos beneficios superan con creces los costes de sus acciones.

Por tanto, los terroristas estarían animados por un simple análisis de coste-beneficio en el fondo frío y racional, señala Stevens. La violencia vinculada a la religión se convierte así en una forma de participar activamente en el grupo para alcanzar objetivos muy concretos.

Por otro lado, Stevens recuerda que estas actitudes no son propias únicamente de las sectas islámicas. Otros grupos religiosos extremistas también han producido grandes desastres humanos en nuestra historia, como es el caso de la norcoreana secta Moon o Iglesia de la Unificación (famosa por sus actividades delictivas y sus atentados contra la libertad individual) o de la secta de los davidianos.

Casos aislados

Desde la perspectiva de la consecución de beneficios, pueden explicarse los actos terroristas suicidas en términos de motivación racional, más que en términos de motivación teológica o irracional. Una proyección extrema de la idea del auto-sacrificio en pos del grupo conllevará unos beneficios tan considerables que justifican por sí solos todas las acciones.

Pero, por fortuna, señala Stevens, y a pesar de lo dañino y llamativo de los resultados, estas acciones sólo se dan en casos aislados, bajo ciertas circunstancias. De hecho, el investigador afirma que, estadísticamente, los grupos religiosos extremos son una minoría, y que el 99,9% de los grupos religiosos del planeta son pacíficos. Por otro lado, encontrar a personas dispuestas a hacer este tipo de sacrificios tampoco es un hecho común.

Estas personas, afirma Stevens, contrariamente a lo que se cree, no siempre viven en situaciones de aislamiento social, pobreza o falta de educación. El caso de Mohammad Sidique Khan ilustra la idea a la que se refiere el investigador. Khan, que se autoinmoló el 7 de julio de 2005 en los atentados de Londres, en los que murieron 52 personas, era un hombre adulto, de 30 años de edad, con hijos, y que trabajaba en una escuela primaria para niños con necesidades especiales.

Organizaciones sin enfermos mentales

Stevens señala por último que existe la equivocación común de que los terroristas suicidas son enfermos mentales por el hecho de relacionarse con los grupos extremistas a los que pertenecen.

Sin embargo, desde una perspectiva meramente de organización, el trabajo con individuos desquiciados es extremadamente arriesgado. Por tanto, este tipo de grupos deben elegir a individuos muy concretos que sepan actuar fríamente en todo momento, y mantengan siempre sus actividades en un completo secreto. Cualquiera que haga un movimiento en falso podría descubrir a todos los demás.

Nadie, en este tipo de circunstancias, colaboraría con personas impredecibles. Se juegan demasiado, por lo que no pueden permitirse miembros que puedan perder el control.

La muerte como forma de trascendencia

Los resultados de la investigación de David Stevens se añaden a los obtenidos en otro estudio reciente realizado por la universidad británica de Southampton y del que hablamos y en otro artículo de Tendencias21.

En aquel estudio, en el que participaron más de un centenar de voluntarios británicos, se reveló que la muerte propia inminente despierta un afán de trascendencia que en teoría ayudaría a los suicidas a superar de alguna forma su propia desaparición física.

En este sentido, el auto-sacrificio se percibiría como una vía para alcanzar la inmortalidad simbólica, una acción que ayudaría a seguir viviendo tras la muerte. La vida sería el precio a pagar para obtener una identidad, un lugar destacado dentro de la historia de la comunidad a la que pertenecen.

Estos resultados, por tanto, reinciden en lo señalado por Stevens : existiría la búsqueda de un beneficio en las acciones de los terroristas suicidas, un beneficio tan atractivo que supera con creces cualquier precio a pagar.

Vanessa Marsh

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Los simios también tienen sentido del humor 18 febrero, 2024
    Cuatro especies de grandes simios empiezan a burlarse de los demás en broma en edades tan tempranas como los humanos. Sus burlas son provocativas, persistentes y se caracterizan por elementos sorprendentes y divertidos. Llevan así 13 millones de años.
    Redacción T21
  • Hasta el pequeño cerebro de una hormiga desarrolla tareas complejas 17 febrero, 2024
    Las hormigas del desierto encuentran su camino durante una fase temprana de aprendizaje con la ayuda del campo magnético de la Tierra. El proceso de aprendizaje asociado deja huellas claras en su pequeño cerebro, capaz de asumir tareas complejas con menos de un millón de neuronas.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Los agujeros negros supermasivos y las primeras galaxias crecieron al mismo tiempo 16 febrero, 2024
    Es probable que ya existieran agujeros negros supermasivos en los primeros momentos de la historia cósmica: habrían acelerado la formación de nuevas estrellas en el Universo temprano, incluso cuando crecían con sus galaxias. Un nuevo análisis de imágenes y datos obtenidos por el telescopio James Webb sugiere que los agujeros negros y las galaxias coexistieron […]
    Pablo Javier Piacente
  • La IA podría estar atrofiando poco a poco nuestros cerebros, según un nuevo estudio 16 febrero, 2024
    De la misma forma que el GPS de los smartphones ha dañado nuestro sentido de la cognición espacial y la memoria, según sugieren algunos estudios, la Inteligencia Artificial (IA) también podría afectar progresivamente nuestra capacidad para tomar decisiones de forma independiente, de acuerdo a una nueva investigación. La hipótesis plantea que los chatbots de IA […]
    Pablo Javier Piacente
  • El Metaverso surgió de la imaginación y se hizo real gracias al progreso tecnológico 16 febrero, 2024
    El Metaverso inició su recorrido en la ciencia ficción y se hizo real inspirado en novelas como “Snow Crash" de Neal Stephenson y apoyado en tecnologías que han posibilitado universos paralelos para la experiencia humana. La novela "Ready Player One" de Ernest Cline y su adaptación cinematográfica dirigida por Steven Spielberg, han desempeñado un papel […]
    Carlos Peña González (*)
  • Revelan el origen de la falla geológica de Seattle, una de las más peligrosas del mundo 15 febrero, 2024
    Los datos magnéticos sugieren que la falla de Seattle, en Estados Unidos, se formó hace 55 millones de años, cuando la mitad sur de una cadena de islas volcánicas en subducción se amontonó sobre el continente y se separó de otra parte de la estructura, "desgarrando" el borde de América del Norte.
    Pablo Javier Piacente
  • Gigantescos "huevos espaciales" podrían ayudarnos a descubrir civilizaciones extraterrestres 15 febrero, 2024
    Un elipsoide SETI es un enfoque geométrico que identifica una región del espacio con forma de huevo, dentro de la cual cualquier civilización inteligente habría logrado observar un evento astronómico significativo, como por ejemplo una supernova, basándose en el tiempo que tarda la luz en viajar a través del espacio. Ahora, un nuevo análisis muestra […]
    Pablo Javier Piacente
  • ¿Qué pasaría si viajáramos a la velocidad de la luz? 15 febrero, 2024
    La física dice que es imposible, pero soñamos con la posibilidad de viajar a la velocidad de la luz. En ese supuesto, el tiempo se dilataría y se alteraría nuestro campo de visión, pero la fuerza de la aceleración nos destruiría. Sin ayuda alguna, no podemos ir a más de 45 kilómetros por hora.
    Redacción T21
  • Nuevo hito en la tecnología cuántica 15 febrero, 2024
    Investigadores alemanes han logrado un avance en la tecnología cuántica al visualizar las posiciones tridimensionales de átomos individuales en un cristal de diamante. Este logro allana el camino para la visualización de moléculas individuales con una precisión atómica, lo que podría revolucionar la investigación y el diseño de materiales y fármacos. Con un poco de […]
    ST/T21
  • Los robots que atienden a pacientes llegan a los hospitales 9 febrero, 2024
    Robots diseñados para brindar comodidad a los pacientes de edad avanzada y aliviar su ansiedad, han sido probados con éxito en un hospital de París: saludan, responden a preguntas, comprenden conversaciones grupales y apoyan las tareas de enfermería.
    Redacción T21