Tendencias21
Los transexuales operados apenas sienten el síndrome del miembro fantasma

Los transexuales operados apenas sienten el síndrome del miembro fantasma

Una encuesta llevada a cabo por científicos de la Universidad de California en San Diego ha revelado que el 60% de los hombres que han sufrido la extirpación del pene por enfermedad sufren el síndrome del miembro fantasma, frente a sólo el 30% de los transexuales sometidos a un proceso de reasignación de género. La posible explicación de estas reacciones tan diferentes podría estar en el cerebro, según los investigadores: consideran que la identidad de género que se forma en el cerebro del feto no siempre se corresponde con los caracteres sexuales del individuo, por lo que, si esta hipótesis resultara correcta, supondría que la transexualidad no es una “anormalidad”, sino una característica más de la evolución del cerebro humano. Por Yaiza Martínez.

Los transexuales operados apenas sienten el síndrome del miembro fantasma

Los transexuales son personas que se sienten del sexo opuesto al que pertenecen, y con el que han nacido. Es decir, que encuentran que su identidad sexual no se corresponde con su anatomía sexual. Por tanto, podría decirse que una mujer transexual es aquella que nace con anatomía masculina, y un hombre transexual aquél que nace con anatomía femenina.

Dada esta circunstancia, en estos individuos se suele dar el deseo de modificar las características sexuales con las que han nacido, por lo que muchos de ellos pasan por un proceso de reasignación de sexo, que en ocasiones incluye una cirugía de reconstrucción genital.

Recientemente, expertos de la Universidad de California en San Diego han descubierto que estas operaciones quirúrgicas pueden ocasionar, en aquellos transexuales que han modificado su condición sexual de hombre a mujer mediante la extirpación del pene, el conocido como “síndrome del miembro fantasma”.

Pero, según publica la revista especializada Journal of Consciousness Studies, este síndrome aparece en menos ocasiones en transexuales que en hombres a los que se les ha extirpado el pene como consecuencia de una enfermedad.

Después de la operación

El síndrome del miembro fantasma consiste en la sensación de que un miembro que ha sido amputado sigue conectado al cuerpo y funcionando con el resto de éste. Suele darse en entre el 50% y el 80% de las personas que sufren una amputación, y en la mayoría de los casos produce sensaciones dolorosas. Se cree que este síntoma es debido a que el cerebro continúa recibiendo mensajes de los nervios que originalmente llevaban los impulsos desde el miembro perdido.

El descubrimiento de que el síndrome del miembro fantasma afecta en menor medida a los transexuales que a hombres que han perdido su pene por enfermedad, ha hecho pensar a un equipo de científicos de dicha universidad que en nuestro cerebro las imágenes sobre especificidad de género están predeterminadas desde antes del nacimiento.

Los investigadores Vilayanur Ramachandran, director del Center for Brain and Cognition, y Paul McGeoch descubrieron que un 60% de un grupo de hombres heterosexuales entrevistados, a los que se les había extirpado quirúrgicamente el pene como consecuencia del cáncer, señalaron tener la sensación de que seguían manteniendo sus genitales.

En contraposición, sólo el 30% de los transexuales encuestados, que habían sido sometidos a una operación quirúrgica para la reasignación sexual convirtiéndose en mujeres, informaron de esta misma sensación.

Imagen cerebral del género

Según señala Ramachandran, esta ausencia o presencia del síndrome del miembro fantasma podría deberse a que exista una imagen predeterminada de género específico en el cerebro de los transexuales que no se corresponda con el género externo. Ramachandran afirma asimismo que antes del nacimiento, el cerebro podría desarrollar una imagen del cuerpo que podría no corresponderse en todos los casos con la expresión fisiológica del individuo.

Quizá esto se deba a una disociación acaecida durante el desarrollo embriológico entre el sexo físico y el sexo cerebral de los transexuales, es decir, que el cerebro genere una imagen predeterminada del género de nuestro cuerpo, aunque éste se desarrolle en otra dirección.

Este hecho permitiría comprender mejor el mecanismo por el cual existe la transexualidad, que por tanto debería ser entendida no como una “anormalidad”, sino como una parte natural del espectro del comportamiento humano, afirman los científicos en el artículo sobre estos descubrimientos que han publicado en la revista Medical Hypotheses.

Esta hipótesis parece reforzada por los resultados de las encuestas que los científicos realizaron también a mujeres que habían sido sometidas a un proceso de reasignación de género, para convertirse en hombres. Un 60% de ellas afirmaron haber tenido la sensación de tener un pene “fantasma” desde su infancia más temprana.

Transexualidad cerebral

Esta teoría está basada en el conocimiento científico ya existente que señala que en gran parte nuestra forma de percibir nuestro cuerpo se deriva de un registro en el cerebro generado durante el desarrollo embrional.

La manera en que el cerebro humano “fabrica” la identidad sexual se comprende muy poco actualmente. Se han barajado causas psicológicas, como la existencia de «madres dominantes y la ausencia de la figura paterna», «padres que han deseado tener un hijo del otro sexo» o “alteración emocional», entre otras. Pero ninguna de estas teorías ha sido aplicada con éxito a la mayoría de las personas transexuales, y a veces ni tan siquiera a una minoría significativa.

Por eso cada vez se ha ido pensando más en las causas físicas de la transexualidad. Hace años, la revista especializada The Internacional Journal of Transgenderism publicó los resultados de un estudio realizado por varios expertos de la Universidad de Ámsterdam que evidenciaban que realmente existen similitudes estructurales y neuroquímicas entre el cerebro de las personas transexuales y el cerebro típico de las personas del sexo con el que los transexuales se sienten identificados.

Yaiza Martinez

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Los insectos también sentirían dolor 11 julio, 2022
    Los científicos han descubierto que los insectos probablemente tienen un sistema neuronal para amortiguar sus respuestas a estímulos potencialmente dolorosos, con el objetivo de adaptar su comportamiento de manera flexible a diferentes contextos, tal como lo hacen los humanos. Este mecanismo incluiría sensaciones similares al dolor, que han sido verificadas anteriormente en otros animales como […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren corteza terrestre de 4.000 millones de años de antigüedad debajo de Australia 11 julio, 2022
    Los científicos han abierto una nueva ventana hacia el pasado más distante de la Tierra: el descubrimiento de un trozo de corteza terrestre por debajo de Australia Occidental indicaría profundos cambios ocurridos en la Tierra a nivel global hace 4.000 millones de años, que habrían influido en la evolución del planeta y en la estabilización […]
    Pablo Javier Piacente
  • La ciencia advierte: la mano invisible del mercado no evitará la catástrofe planetaria 11 julio, 2022
    Estamos viviendo el cambio global más catastrófico desde la extinción de los dinosaurios porque los dirigentes del mundo nos han llevado al borde de la extinción pensando que la mano invisible del mercado impediría lo que ya es inevitable. Como si estuviéramos en el Pérmico, no notamos nada de lo que se avecina.
    Eduardo Costas, catedrático de Genética, UCM
  • Descubren en Atapuerca la cara del hombre más antiguo de Europa 11 julio, 2022
    Excavaciones más profundas en el yacimiento burgalés de Atapuerca han dejado al descubierto el fósil de un homínido cuya antigüedad estaría entre los 1,2 y los 1,4 millones de años. Sería la cara parcial del hombre más antiguo de Europa.
    Redacción T21
  • Descubren un vínculo entre las fluctuaciones climáticas y la extinción masiva 10 julio, 2022
    Las fluctuaciones climáticas estarían relacionadas con los procesos de extinciones masivas, sugieren las huellas de la Gran Mortandad en el norte de La India. Variaciones isotópicas de carbonato, carbono y oxígeno delatan cambios ambientales mientras agonizaba la vida.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Las herramientas de piedra no habrían forjado la cultura humana 9 julio, 2022
    Nuestros antepasados de la Edad de Piedra no se estaban volviendo humanos, solo podían fabricar herramientas de sílex. Un polémico experimento con humanos contemporáneos comprueba que elaborar herramientas de piedra se puede conseguir sin modelos culturales previos.
    Redacción T21
  • Despega la misión para evaluar la habitabilidad de Alpha Centauri 8 julio, 2022
    Dos cohetes de sondeo de la NASA se lanzan desde Australia este mes, con experimentos diseñados para medir si la luz ultravioleta proveniente de las estrellas del sistema Alpha Centauri, ubicado a solo 4,3 años luz de distancia de la Tierra, podría ser dañina para cualquier vida potencial en los planetas que las orbitan. La […]
    Pablo Javier Piacente
  • Vivimos en una nueva era geológica desde 1954 8 julio, 2022
    Un nuevo estudio habría determinado con precisión el comienzo del Antropoceno a través de biomarcadores particulares: material radiactivo descubierto en sedimentos marinos y corales en el noroeste del Océano Pacífico, frente a la costa de Japón. Según los datos recopilados, el equipo de investigación propone que el Antropoceno comenzó en 1954, marcando el inicio de […]
    Pablo Javier Piacente
  • Las víctimas de los rayos pueden manifestar superpoderes mentales inexplicables 8 julio, 2022
    Los trastornos de las personas víctimas de los rayos están rodeados de misterio: pueden despertar superpoderes mentales, pero también minusvalías físicas y neurológicas duraderas. La descarga dejaría lesiones nanoscópicas que no se pueden detectar con las actuales herramientas de diagnóstico.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Descubren una nueva forma de "seguir las pistas" de la materia oscura 7 julio, 2022
    Un tipo específico de materia oscura puede modificar la abundancia de ciertos elementos producidos en el Universo primitivo y dejar una huella en el fondo cósmico de microondas, al modificar la rapidez con la que se expande el cosmos, según un nuevo estudio. El descubrimiento ofrece un medio innovador para predecir "firmas cosmológicas" para modelos […]
    Pablo Javier Piacente