Tendencias21

Nueva encriptación para proteger al Internet de las Cosas

Investigadores alemanes han desarrollado un sistema de encriptación que permite aislar de atacantes exteriores el Internet de las Cosas de los hogares. De ese modo, que uno de los aparatos conectados sea atacado no significa automáticamente que todo el conjunto esté en peligro. Otros investigadores estadounidenses, por su parte, proponen que los aparatos conectados pero que no estén siendo utilizados en ese momento puedan ser usados por terceros, mediante la computación en la nube. Por Carlos Gómez Abajo.

Nueva encriptación para proteger al Internet de las Cosas

Lavadora, detector de humo, alarma y nevera: todos estos electrodomésticos y muchos más podrían estar en el futuro conectados entre sí y a Internet. Para asegurarse de que el hogar conectado, el Internet de las Cosas, no se convierta en un peligro para la seguridad, investigadores de la Ruhr-Universität Bochum (RUB, Alemania) han desarrollado nuevas tecnologías de protección para estos sistemas, que ahora están preparando para sacar al mercado.

En el futuro, muchos electrodomésticos recopilarán datos del entorno familiar y los enviarán a través de conexiones inalámbricas. «Esta es la razón por la que la seguridad de los datos es de importancia crucial», dice el director del proyecto, Christian Zenger, en la nota de prensa de la universidad: «La comunicación inalámbrica no se detiene en la puerta principal.»

Usando una combinación de encriptación digital y tecnologías de comunicación analógica, el equipo de Bochum quiere habilitar la seguridad en la comunicación inalámbrica entre dispositivos pequeños. La tecnología Physec es rápida, eficiente energéticamente y facilita altos niveles de seguridad. Ya hay disponible un sistema de demostración que funciona de manera efectiva.

Números aleatorios

La tecnología se basa en un generador de números aleatorios. Garantiza a dos partes que estén comunicándose de manera inalámbrica acceso a una secuencia sincronizada de números aleatorios. A partir de esa secuencia, se pueden derivar claves criptográficas, por ejemplo. Estas claves sólo son compartidos por las parejas que se comunican, y no por todos los dispositivos dentro de la red.

Por lo tanto, el problema asociado con una sola clave compartida por todos los dispositivos se ha resuelto: «Actualmente, los ataques podrían ser masivos, es decir, que una fábrica entera podría ser completamente hackeable sólo con que un sensor pequeño sea robado y analizado», explica Zenger. Este peligro no surge con el sistema Physec. Por otra parte, la clave cambia con regularidad; por lo tanto, muchos ataques avanzados se vuelven menos eficaces y, a ser posible, inaplicables.

‘App’ móvil

Una aplicación móvil estará disponible para incluir nuevos dispositivos en una «Red de las Cosas» ya existente, asegurada Physec. «Todo lo que el usuario tiene que hacer es sostener su smartphone a pocos centímetros del dispositivo que quiera incorporar», dice el investigador de Bochum. La aplicación permite el intercambio de una clave criptográfica única que se asigna exclusivamente al nuevo dispositivo.

«Así es como los futuros sistemas ciber-físicos estarán conectados a la red de forma segura y fácil de usar», dice Zenger. «Todo el proceso es muy intuitivo y no tiene que ser manejado por un experto en tecnologías de la información.» El equipo Physec planea presentar una solicitud de patente para su tecnología.

Las personas involucradas en Physec son Christian Zenger, estudiante de doctorado en la Cátedra de Seguridad Integrada, Benedikt Driessen, que completó su doctorado en RUB en 2013 y actualmente se encuentra en la nómina de Infineon AG, Heiko Koepke, estudiante de doctorado en la Cátedra de Control, y el estudiante Jan-Felix Posielek. El Ministerio Federal de Economía y Energía alemán apoya la el proyecto con aproximadamente 650.000 euros.

Ganar dinero

Otro estudio reciente, de la Universidad de Alabama en Birmingham (EE.UU.), sugiere que el Internet de las Cosas podría hacer ganar dinero a los dueños de los dispositivos conectados, permitiendo que otros usuarios utilizaran la potencia del procesador de los aparatos para sus propios usos, gracias a la computación en la nube.

Así, los aparatos que no estuvieran siendo utilizados en ese momento, o que no estuvieran utilizando su procesador, podrían aprovecharse por terceras personas. Además, los datos propios del hogar en cuestión podrían acumularse cerca de su origen, y no en centros de datos en la otra punta del mundo.

Que los aparatos tengan poca potencia y memoria no es un problema, señalan los investigadores en la información de la universidad, porque al disponer de millones de aparatos, la potencia se combina.

Por supuesto, la seguridad sería un asunto importante, que los investigadores dicen haber resuelto con protocolos de seguridad, y con un sistema de segregación de tareas.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • El calor hace más sexy a la descendencia 14 marzo, 2022
    Una investigación ha descubierto en gusanos que el calor estresante fomenta descendencia sexualmente más atractivas. Aunque no se puede atribuir a humanos, el hallazgo arroja pistas muy interesantes para investigar posibles correspondencias.
    InsideScience/T21
  • La gravedad cuántica podría emerger de un universo holográfico 14 marzo, 2022
    Una nueva investigación sugiere que la gravedad que domina todo el universo a gran escala emerge del mundo cuántico. Usando matemáticas avanzadas, concluye que el principio holográfico puede conciliar gravedad y mecánica cuántica.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La gravedad cuántica estaría escondida en los agujeros negros 14 marzo, 2022
    Astrónomos del Reino Unido han descubierto que los agujeros negros pueden convertirse en la puerta de acceso a la gravedad cuántica, considerada el santo grial de la Nueva Física.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Detectan un precursor de moléculas orgánicas a 440 años luz de la Tierra 13 marzo, 2022
    Un equipo de astrónomas ha descubierto a 440 años luz de la Tierra un disco planetario, en el que pueden estar formándose otros mundos como la Tierra, que contiene unas moléculas precursoras de la vida. El descubrimiento sugiere que ese proceso cósmico forma parte de la génesis planetaria.
    Redacción T21
  • Una nueva terapia restablece las células a estados más juveniles 12 marzo, 2022
    Una nueva terapia de rejuvenecimiento celular revierte de forma segura los signos del envejecimiento en ratones, abriendo nuevas expectativas para prolongar o mejorar el envejecimiento saludable en seres humanos.
    Redacción T21
  • Los entornos urbanos no le gustan al cerebro 11 marzo, 2022
    Los entornos urbanos se caracterizan por estructuras visuales más rígidas que los ambientes naturales: debido a esto, el cerebro humano no se siente a gusto en la ciudad y logra una mayor relajación y equilibrio al entrar en contacto con las figuras fractales que se encuentran en la naturaleza.
    Pablo Javier Piacente
  • La guerra de Ucrania ya ha llegado al espacio 11 marzo, 2022
    El aislamiento científico de Rusia no solo compromete el futuro de la Estación Espacial Internacional, sino también a las comunicaciones por satélite o el control de la basura espacial. Las consecuencias de la guerra en cuanto a la investigación y la infraestructura espacial aún no pueden vislumbrarse en su totalidad, y podrían ser más peligrosas […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren más de diez aminoácidos en muestras del asteroide Ryugu 11 marzo, 2022
    Los científicos que han analizado las muestras de un asteroide recogidas a 15 millones de kilómetros de nuestro planeta, indican que estos objetos celestes podrían haber contribuido al surgimiento de la vida en la Tierra.
    N+1/T21
  • El cáncer se propaga por el miedo a la muerte de las células tumorales 11 marzo, 2022
    Una investigación ha descubierto que cuando las células cancerígenas se ven amenazadas de muerte, se reprograman para salvar su vida, migran a otros órganos del cuerpo y extienden el cáncer.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La ciencia española rompe también con la ciencia de la Federación Rusa y Bielorrusia 10 marzo, 2022
    La ciencia española ha decidido suspender las relaciones científicas con las instituciones análogas de la Federación Rusa, como consecuencia de la invasión de Ucrania, siguiendo los pasos del CERN y del CNRS de Francia, entre otras instituciones europeas. Al mismo tiempo, potenciará las relaciones académicas con Ucrania.
    Redacción T21