Tendencias21
Nuevo récord en computación: millones de núcleos mejoran el jet supersónico

Nuevo récord en computación: millones de núcleos mejoran el jet supersónico

Investigadores de la Universidad de Stanford en Estados Unidos han establecido un nuevo récord en la supercomputación, al aprovechar la potencia del Sequoia de IBM, con más de un millón y medio de núcleos, para estudiar el ruido generado por el motor de un jet supersónico. Mediante una simulación predictiva de la dinámica de fluidos, los científicos pueden observar y medir los procesos internos de los motores, algo inaccesible de otro modo. A partir de ahí podrán diseñar nuevos y mejores motores de aeronaves, más silenciosos que sus predecesores. Por Patricia Pérez.

Nuevo récord en computación: millones de núcleos mejoran el jet supersónico

Puede que el Sequoia BlueGene/Q creado por IBM ya no sea el superordenador más potente del mundo, puesto que le arrebató hace unos meses Titan, fabricado por la empresa estadounidense Cray, pero su potencial sigue permaneciendo intacto.

Con sus 1.572.864 millones de núcleos de procesamiento y 1,6 petabytes de memoria, no es de extrañar que haya sido elegido por la Administración Nacional de Seguridad Nuclear (NNSA) de Estados Unidos para fines científicos y militares.

El equipo fue instalado recientemente en el Laboratorio Nacional Lawrence Livermore (LLNL) fundado por la NNSA, cuyos investigadores trabajan estrechamente con el Centro para la Investigación de Turbulencias (CTR) de la Universidad de Stanford, ambos en California.

Esta simbiosis ha propiciado un nuevo récord en la ciencia computacional, al utilizar con éxito un superordenador para resolver un complejo problema de dinámica de fluidos, la predicción del ruido generado por el motor de un jet supersónico.

Según explica la universidad en un comunicado, la impresionante cantidad de núcleos del Sequoia ha permitido demostrar por primera vez que la simulación de dinámica de fluidos es posible.

El mérito se atribuye a Joseph Nichols, investigador asociado en el CTR, cuyo descubrimiento ha impulsado el estudio del ruido emitido por los aviones y, por ende, contribuirá a mejorar el diseño de los motores en busca de aparatos más silenciosos.

Ruido, núcleos y retos

Los tubos de escape de alto rendimiento utilizados en el despegue y aterrizaje de las aeronaves se encuentran entre las fuentes artificiales de ruido más destacadas. Para los equipos de tierra, incluso para los que llevan la protección auditiva más avanzada del mercado, esto crea un ambiente acústicamente peligroso. Igualmente, el ruido supone una gran molestia para la población del entorno de los aeropuertos, que ve además como sus propiedades pierden valor.

Frente a esto los ingenieros están dispuestos a diseñar motores de aeronaves más silenciosos que sus predecesores. Una formula sería, por ejemplo, crear nuevas formas de boquilla para los escapes, lo que permitiría mitigar el ruido desde la misma fuente.

Las simulaciones predictivas con modelos informáticos avanzados pueden ayudar en tales diseños. Se trata de simulaciones complejas que permiten a los científicos observar y medir mejor los procesos que tienen lugar en el interior de los motores, algo que de otro modo sería inaccesible para un equipo experimental.

“Sólo recientemente, con la llegada de supercomputadoras masivas dotadas de cientos de miles de núcleos, los ingenieros han sido capaces de modelar motores de aviones, y el ruido que producen, con precisión y velocidad”, afirmó Parviz Moin, profesor en la Facultad de Ingeniería de Stanford y director del CTR.

Y es que las simulaciones de dinámica de fluidos ponen a prueba a un superordenador en todos los sentidos. Las ondas que se propagan a lo largo de la simulación requieren un equilibrio cuidadosamente orquestado entre el cálculo, la memoria y la comunicación. Equipos como Sequoia reparten los cálculos complejos en unidades más pequeñas para que puedan realizarse de forma simultánea. Así, mientras más núcleos, más rápidos y complejos pueden ser los cálculos.

Nuevo récord en computación: millones de núcleos mejoran el jet supersónico

Todo queda en casa

Las simulaciones actuales suponen una vuelta a casa para Nichols. Su inspiración para adentrarse en el mundo de la supercomputación le llegó en el instituto, cuando asistió a un programa de verano en las instalaciones del LLNL patrocinado por el Departamento de Energía estadounidense. En aquella época trabajó en el Y-MP de Cray, uno de los superordenadores más rápidos de su tiempo. “Sequoia es aproximadamente 10 millones de veces más poderosa que aquella máquina”, admite el investigador.

Sin embargo, los lazos con Stanford son aún más profundos. El código informático utilizado en este estudio, bautizado como CharLES, fue desarrollado por el ex investigador asociado de la universidad, Frank Ham. Se trata de un sistema que utiliza mallas no estructuradas para simular el flujo turbulento en presencia de geometría complicada.

Durante las últimas semanas, los investigadores de CTR y LLNL han trabajado estrechamente para pulir los últimos detalles de este código. Tras realizar el primer «sistema de escala completo», para verificar si alcanzaban un rendimiento de ejecución estable, comprobaron con entusiasmo cómo se inicializaba la primera simulación de dinámica de fluidos, y cómo la ejecución continuaba hasta alcanzar el umbral del millón de núcleos, con lo que el tiempo de solución se redujo drásticamente.

“Estas ejecuciones del código representan el mayor aumento del orden de magnitud de la potencia de cálculo en comparación con las simulaciones más grandes realizadas en el CTR previamente”, asevera Nichols. “Las implicaciones para la ciencia predictiva son alucinantes”, continúa.

Además de las simulaciones de ruido de los aviones, los investigadores de Stanford utilizan también este código en el Programa de Alianza Académica de Ciencia Predictiva (PSAAP), patrocinado por el Departamento de Energía para investigar los sistemas de propulsión utilizados en vuelos hipersónicos y para simular el flujo turbulento sobre el ala de un avión.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Descubren en un cementerio estelar unas extrañas estrellas de neutrones con signos de vida 31 mayo, 2022
    Una señal de radio inusual que emite una estrella de neutrones que completa una rotación cada 76 segundos desconcierta a los astrónomos: proviene de un "cementerio estelar", donde supuestamente no se podrían registrar pulsaciones porque todas las estrellas están "muertas". 
    Pablo Javier Piacente
  • El consumo moderado de café aleja el riesgo de muerte 31 mayo, 2022
    El café, ya sea endulzado o sin azúcar, prolonga la vida y aleja el riesgo de muerte, independientemente de si es instantáneo, molido o descafeinado. La dieta y el estilo de vida pueden alterar esta capacidad.
    Redacción T21
  • ¿Está la ciencia cambiando por fin la deriva del mundo? 31 mayo, 2022
    La ciencia está revuelta desde que la crisis planetaria amenaza la vida en el planeta: ha demostrado el origen antropológico del cambio climático y salido pacíficamente a la calle para detener la carrera hacia al abismo al que nos conduce la gestión de la crisis global. Puede que lo esté consiguiendo.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Descubren en Israel una granja de 2.100 años de antigüedad detenida en el tiempo 30 mayo, 2022
    Arqueólogos de Israel han desenterrado los restos de una granja de 2.100 años de antigüedad, cuyos propietarios probablemente la abandonaron súbitamente para evitar una inminente invasión militar. En una auténtica "cápsula del tiempo", la granja se observa "congelada": todo permanece intacto como en el momento en que sus dueños se marcharon de un momento para […]
    Pablo Javier Piacente
  • Una nueva técnica cuántica permitirá "ver lo invisible" en el Universo 30 mayo, 2022
    La tecnología cuántica permitirá concretar observaciones del cosmos en longitudes de onda previamente inaccesibles. Una vez integrada con los instrumentos astronómicos de próxima generación, esta técnica podría permitir estudios más detallados de agujeros negros, exoplanetas, el Sistema Solar y las superficies de estrellas distantes.
    Pablo Javier Piacente
  • Los fiordos ya emiten tanto metano como los océanos 30 mayo, 2022
    Los fiordos del mundo, que representan el 0,13 por ciento de todos los océanos de la Tierra, emiten a la atmósfera tanto metano como todos los mares del mundo, debido a las altas concentraciones de nutrientes inorgánicos procedentes de la agricultura, que dejan sin oxígeno a las aguas costeras.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Nuestro universo estaría interactuando con un universo espejo 30 mayo, 2022
    Nuestro universo estaría interactuando con un universo espejo invisible que se puede detectar a través de la gravedad y que explica por qué el universo se expande más deprisa que lo establecido en el modelo cosmológico.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La Antártida es una bomba de relojería sanitaria 29 mayo, 2022
    Los suelos de la Península Antártica albergan una microbiota multirresistente capaz de desactivar antibióticos en bacterias peligrosas, a medida que el deshielo las deja expuestas a contactos con los humanos y otras especies. Algo que ya está ocurriendo.
    UChile/T21
  • La especie humana puede alcanzar la inmortalidad objetiva 28 mayo, 2022
    Las sondas Voyager lanzadas en 1977 pueden existir billones de años. Llevan a bordo un mensaje que puede sobrevivir a la humanidad, dejando constancia de la posible inmortalidad objetiva de nuestra especie.
    Firma invitada/T21
  • Secuencian el primer genoma humano de las víctimas del Vesubio en Pompeya 27 mayo, 2022
    Científicos italianos han logrado secuenciar la totalidad del genoma de un individuo fallecido durante la erupción del Monte Vesubio en el año 79 después de Cristo, que sepultó bajo un manto de cenizas a la ciudad de Pompeya, en la actual Italia. El hombre identificado yacía junto a una mujer, en la construcción denominada Casa […]
    Pablo Javier Piacente