Tendencias21
Organoides cerebrales desarrollan “ojos” de forma espontánea

Organoides cerebrales desarrollan “ojos” de forma espontánea

Organoides cerebrales creados a partir de células madre pluripotentes son capaces de generar en forma espontánea estructuras sensoriales primitivas que son sensibles a la luz. Son “copas ópticas” que albergan tipos de células similares a las que se encuentran en el cuerpo humano.

Un nuevo estudio desarrollado por investigadores del Hospital Universitario de Düsseldorf, en Alemania, ha comprobado que los organoides cerebrales tienen la capacidad intrínseca de autoorganizar estructuras sensoriales primitivas que responden a la luz: son vesículas ópticas, que crecen progresivamente como estructuras similares a «ojos» y que incluyen gran parte de las células y otros componentes característicos del sistema visual.

Estos organoides o mini-cerebros de laboratorio pueden ayudar a estudiar las interacciones cerebro-ojo durante el desarrollo del embrión, modelar los trastornos congénitos de la retina y generar tipos de células retinianas específicas, según una nota de prensa. La investigación ha sido publicada recientemente en la revista Cell Stem Cell.

Integración con el cerebro

Las células madre pluripotentes inducidas (iPS, según sus siglas en inglés) son un tipo de células madre con condiciones pluripotenciales, o sea capaces de producir la mayoría de los tejidos presentes en el cuerpo humano, que se derivan artificialmente de una célula que en principio no era pluripotencial. Esto se logra a partir de procesos de reprogramación genética de células adultas, en los cuales se utiliza la transferencia de genes exógenos.

Anteriormente, la producción de copas o vesículas ópticas a partir de células madre pluripotentes se enfocaba en generar la retina pura. En consecuencia, hasta el momento las copas ópticas y otras estructuras retinianas tridimensionales no habían logrado integrarse funcionalmente en los organoides cerebrales o mini-cerebros. Aquí radica el gran avance del nuevo estudio, que hará posible profundizar en el análisis de las interacciones entre el cerebro y el sistema visual.

Casi como ojos desarrollados

Los investigadores generaron para su estudio un total de 314 organoides cerebrales, de los cuales el 72% formaron copas ópticas: esto demuestra que el método es reproducible y eficiente. Las estructuras contenían diversos tipos de células de la retina, conformando redes neuronales con actividad eléctrica y capaces de responder a la luz.

Estos organoides con copas ópticas también desarrollaron lentes, tejido corneal y conectividad retiniana con regiones cerebrales, un aspecto que nunca antes se había constatado en un sistema in vitro. No es un tema menor, ya que en el cerebro de los mamíferos las fibras nerviosas de las células ganglionares presentes en la retina se extienden para establecer conexiones con sus objetivos cerebrales, integrándose así con el resto del sistema nervioso.

Los organoides o mini-cerebros formaron copas ópticas al pasar 30 días de su creación a partir de células madre pluripotentes inducidas. Las vesículas ópticas maduraron como estructuras visibles en alrededor de 50 días, generándose espontáneamente en forma bilateral y simétrica desde la parte frontal de la estructura que imita al cerebro humano.

Tema relacionado: Pequeños cerebros de laboratorio maduran igual que los humanos.

Tiempos similares

El proceso es similar al que se observa en el desarrollo de la cabeza de un embrión humano, pero no solamente en cuanto a las estructuras visibles o la composición celular, sino también en función de los tiempos de crecimiento: los plazos temporales son paralelos a los registrados en el desarrollo de la retina en el embrión, cuando el proceso sucede en forma natural.

La potencialidad científica de estos organoides cerebrales capaces de desarrollar estructuras ópticas similares a «ojos» es prácticamente infinita. Además de explorar las relaciones entre el cerebro y los mecanismos de la visión, permitirán estudiar patologías propias de la retina o probar fármacos y otras estrategias terapéuticas que se orienten a solucionar enfermedades visuales.

Referencia

Human brain organoids assemble functionally integrated bilateral optic vesicles. Gabriel et al. Cell Stem Cell (2021).DOI:https://doi.org/10.1016/j.stem.2021.07.010

Foto: organoide cerebral con copas ópticas: los «ojos» aparecen espontáneamente de acuerdo a plazos similares a los que se registran en el desarrollo de un embrión humano natural. Crédito: Gabriel et al.

Pablo Javier Piacente

Pablo Javier Piacente es periodista especializado en comunicación científica y tecnológica.

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • China se lanza a la conquista de la Luna 19 mayo, 2022
    China tiene un nuevo Programa Espacial Lunar Humano, que incluirá orbitadores, vehículos de lanzamiento, rovers y una base lunar. Al parecer, el gigante asiático pretende competir directamente con el Programa Artemisa de la NASA.
    Pablo Javier Piacente
  • El calor infrarrojo nocturno se puede convertir en electricidad 19 mayo, 2022
    Una investigación desarrollada en la Universidad de Nueva Gales del Sur, en Australia, demuestra que el calor infrarrojo radiante de la Tierra se puede utilizar para generar electricidad, incluso después de que se haya puesto el Sol.
    UNSW/T21
  • El cerebro se puede resetear genéticamente para curar la ansiedad y la adicción al alcohol 19 mayo, 2022
    La edición epigenómica en la amígdala cerebral puede mejorar la psicopatología del adulto después de la exposición al alcohol en la adolescencia. Resetea al cerebro y lo deja como recién salido de fábrica.
    UIC/T21
  • Un diente de niña oculto en una cueva arroja luz sobre los misteriosos denisovanos 18 mayo, 2022
    Un diente de una niña descubierto en una cueva ubicada en las profundidades de los bosques de Laos, en el Sudeste Asiático, podría ser un nuevo registro fósil de los misteriosos denisovanos, una especie extinta de humanos. El diente tendría una antigüedad de entre 164 y 131 mil años y proporciona nuevos conocimientos sobre la […]
    Pablo Javier Piacente
  • Las auroras emiten sonidos fantasmales, aunque no podamos verlas 18 mayo, 2022
    Aunque no estemos viendo una aurora boreal, sus sonidos fantasmales pueden estar igualmente bailando en el aire: un nuevo estudio sugiere que tienen lugar en lo alto de la atmósfera incluso cuando no podemos escucharlos. Según los científicos, tal vez están presentes también cuando no podemos ver el espectáculo boreal.
    Pablo Javier Piacente
  • Científicos españoles enseñan a las bacterias a jugar al Tres en Raya 18 mayo, 2022
    Investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) han conseguido que las bacterias puedan jugar a Tres en Raya y alcanzar el nivel de expertas. Han realizado la ingeniería genética de microorganismos para que sean capaces de aprender algoritmos por sí mismos y de competir con jugadores humanos, algo nunca visto.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Un nuevo modelo cosmológico sugiere la existencia de un universo paralelo 18 mayo, 2022
    Una investigación ha descubierto en el grafeno unas propiedades sorprendentes que podrían desvelar la existencia de un universo paralelo al nuestro, resolver las dudas sobre la constante cosmológica y explicar cómo se formaron las partículas elementales.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La erupción de Tonga fue un gran estallido global 17 mayo, 2022
    El volcán submarino que entró en erupción en enero de este año cerca de Tonga envió ondas de presión masivas sin precedentes a través de la atmósfera de la Tierra que recorrieron el planeta varias veces. También generó infrasonidos que perturbaron la ionosfera, ondas sísmicas que desencadenaron tsunamis, y potentes "truenos" que se oyeron hasta […]
    Pablo Javier Piacente
  • Una piedra extraterrestre trae a la Tierra los restos de una supernova 17 mayo, 2022
    Un conjunto de nuevos análisis indican que la piedra denominada Hypatia, descubierta en el desierto egipcio, podría ser la primera evidencia tangible encontrada en la Tierra de una explosión de supernova del tipo Ia. Estas extrañas supernovas son uno de los eventos más energéticos que tienen lugar en el Universo.
    Pablo Javier Piacente
  • Los científicos diseñan por fin el chocolate perfecto 17 mayo, 2022
    Los científicos han dado por fin con la forma perfecta del chocolate, que eleva a la máxima potencia su sabor cuando los degustamos en la boca. Cuestión de metamateriales.
    Redacción T21