Tendencias21
Robots bioinspirados aprenden de las libélulas

Robots bioinspirados aprenden de las libélulas

Una nueva tecnología robótica «copia» el mecanismo bucal de captura de presas utilizado por las larvas de libélula. Facilitará el desarrollo de nuevos robots con movimientos más ágiles, precisos y dinámicos.

La asombrosa habilidad de las larvas de libélula para atrapar presas en fracciones de segundo mediante un sistema de catapulta ha inspirado el desarrollo de nuevos robots, que demuestran excelentes niveles de precisión, eficiencia y dinamismo. La innovación es el resultado de un reciente estudio de científicos de la Universidad de Kiel, en Alemania, y podría abrir un nuevo camino en el campo de la robótica bioinspirada.

Los investigadores creían desde hace décadas que la presión hidráulica era la causa principal del mecanismo de catapulta que permite a las libélulas cazar a sus presas en un abrir y cerrar de ojos, mediante piezas bucales que se impulsan súbitamente hacia adelante. Ahora, los científicos alemanes han descifrado por completo el principio funcional biomecánico que sustenta a esta acción, y que ha permitido desarrollar nuevos robots bioinspirados.

Según una nota de prensa, los estudios efectuados en el marco de una investigación publicada en la revista Science Robotics permiten concluir que el eje del mecanismo empleado por las libélulas es una reserva energética extra acumulada en sus músculos, que les permite accionar el sistema de catapulta con una potencia superior a la que podrían obtener en condiciones normales.

El mecanismo que posee el insecto le permite gestionar una catapulta doble, a través de una estructura elástica interna ubicada en su cabeza y que es sostenida por un músculo, a modo de un resorte bajo tensión. Allí se acumula la energía complementaria indicada previamente.

Naturaleza que inspira

Los especialistas alemanes indicaron que este tipo de sistemas se encuentra muy extendido en el reino animal, pudiendo hallarse en variadas especies como los saltamontes, las cigarras o los camarones mantis. Sin embargo, la característica particular que muestran las larvas de libélula es la presencia de un sistema sincronizado de catapulta dual, que nunca antes se había identificado en la naturaleza.

El sistema de control de dos catapultas de forma independiente ha inspirado a los científicos para crear nuevos robots particularmente ágiles y eficientes. El mecanismo robótico bioinspirado facilita un mejor control de determinados procesos como el salto, donde los sistemas de control y estabilización deben ser pequeños y livianos. Las condiciones creadas mejoran el rendimiento y la eficiencia de este tipo de robots.

Los científicos probaron su hipótesis mediante la fabricación de un robot utilizando impresión 3D. El robot bioinspirado logra la eficiencia buscada, mediante una estructura especial que, además de su valor funcional, ha proporcionado a los investigadores una visión más detallada del principio biológico operativo que llevan adelante las larvas de libélula.

Un futuro sin límites

Los robots bioinspirados prometen revolucionar el campo tecnológico, y ya se están aplicando en muchos sectores de la industria. De esta forma, la combinación entre los conocimientos biológicos requeridos para identificar los mecanismos naturales y la experiencia técnica de los expertos en robótica, permite pensar que estos diseños serán algo cotidiano en las próximas décadas.

Hacia el futuro, los especialistas creen que la comprensión de la biomecánica del sistema de catapulta dual se podrá utilizar para controlar la dirección y el empuje de nuevos sistemas robóticos de mayor dinamismo y precisión de movimientos, con un amplio rango de aplicaciones en todo tipo de actividades industriales y tecnológicas. ¿Tendrán límites los robots bioinspirados y las tecnologías basadas en los sistemas biológicos?

Referencia

A controllable dual-catapult system inspired by the biomechanics of the dragonfly larvae’s predatory strike. Büsse, S., Koehnsen A., Rajabi H., Gorb S.N. Science Robotics (2021).DOI:https://doi.org/10.1126/scirobotics.abc8170

Video: Universidad de Kiel.

Foto:

Los científicos de la Universidad de Kiel han adaptado los principios funcionales biomecánicos de la máscara labial de las libélulas para aplicarlo a la robótica. Crédito: Alexander Köhnsen, Universidad de Kiel.

Pablo Javier Piacente

Pablo Javier Piacente es periodista especializado en comunicación científica y tecnológica.

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • La IA podría ser el límite para todas las civilizaciones avanzadas en el Universo 10 abril, 2024
    Un nuevo estudio sugiere que el desarrollo de la Inteligencia Artificial (IA) hacia una Superinteligencia Artificial (ASI) podría explicar por qué no hemos detectado aún otras civilizaciones avanzadas en el cosmos, a pesar de la alta probabilidad de su existencia: en vez de supernovas, plagas, guerras nucleares o eventos climáticos extremos que hayan sido un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Higgs ha podido dejar abierta la puerta a la Nueva Física 10 abril, 2024
    La muerte de Peter Higgs, que pasará a la historia como el descubridor del bosón que explica cómo se forma la materia, deja un legado en la historia de la física que todavía puede aportar algo más trascendente: la prueba definitiva de una Nueva Física más allá del Modelo Estándar.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Descubren neuronas "zombis" en el cerebro, que serían claves en el proceso de aprendizaje 9 abril, 2024
    Las neuronas "zombis" son unidades vivas pero funcionalmente alteradas, que parecen "dormidas" en determinadas situaciones: los investigadores han revelado que cumplen un papel fundamental en el cerebelo, concretamente en aspectos relativos a la forma en la cual aprendemos.
    Pablo Javier Piacente
  • La Luna se invirtió por completo hace más de 4 mil millones de años 9 abril, 2024
    Hace unos 4.220 millones de años, poco después de que la Luna se formara a partir de un trozo de la Tierra que se desprendió durante una colisión violenta a principios de la historia del Sistema Solar, nuestro satélite se dio vuelta y comenzó así una etapa clave de su desarrollo. Así lo ha comprobado […]
    Pablo Javier Piacente
  • Arte rupestre de hace 2.000 años podría representar música psicodélica 9 abril, 2024
    Aunque la música psicodélica moderna no nació hasta la década de 1960, las influencias psicodélicas se pueden encontrar en el arte rupestre de hace miles de años. Grabados precolombinos en piedra, de 2.000 años de antigüedad, reflejan figuras humanas bailando en estado de trance chamánico.
    Redacción T21
  • Descubren antiguas partículas de polvo espacial provenientes de otro sistema estelar 8 abril, 2024
    Los astrónomos han descubierto una rara partícula de polvo atrapada en un antiguo meteorito extraterrestre, que fue formado por una estrella distinta a nuestro Sol. El polvo se habría originado luego de una supernova: las partículas son como "cápsulas del tiempo celestes" y proporcionan una instantánea de la vida de su estrella madre.
    Pablo Javier Piacente
  • Un lejano mundo deja ver una increíble explosión de luz en sus cielos "metálicos" 8 abril, 2024
    Utilizando datos del Telescopio Espacial CHEOPS de la Agencia Espacial Europea (ESA), cuyo centro de operaciones científicas se localiza en la Universidad de Ginebra, en Suiza, un equipo internacional de científicos logró detectar por primera vez un extraño fenómeno lumínico denominado “gloria” en un exoplaneta: el estallido de luz se apreció en WASP-76b, un mundo […]
    Pablo Javier Piacente
  • El ordenador cuántico desembarca en el mundo universitario 8 abril, 2024
    La última computadora cuántica System One de IBM se ha instalado en el Instituto Politécnico Rensselaer (RPI) en Nueva York. Es la primera máquina cuántica de IBM instalada en un campus universitario de Estados Unidos. Una revolución en el mundo académico que impulsa la formación de un ecosistema cuántico global.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Los cocodrilos imitan a las ballenas antes de aparearse 7 abril, 2024
    Los cocodrilos cortejan a las hembras lanzando un chorro de agua al aire, tal como hacen las ballenas cuando salen a la superficie. A ellas les encantan también los silbidos y las burbujas que les dedican sus parejas antes de aparearse. Se está elaborando un diccionario de cocodrilos.
    Redacción T21
  • Los drones policiales se implantan en Estados Unidos 6 abril, 2024
    Chula Vista, un suburbio de San Diego, California, con una población de 275.000 habitantes, es una de las pocas ciudades estadounidenses que utiliza sistemáticamente drones para ayudar a la policía en caso de emergencia. En activo desde 2018, el sistema está sirviendo de referencia a otros Estados y tal vez otros países.
    Redacción T21