Tendencias21

Super Mario adquiere habilidades sociales gracias a la Inteligencia Artificial

La industria del videojuego ya se beneficia en gran medida de las ventajas que aporta la Inteligencia Artificial, pero no así de uno de sus brazos, la Inteligencia social, que sigue siendo una gran desconocida. Para ponerla en uso, un equipo de informáticos de la universidad alemana de Tübingen ha creado un software que permite dotar de habilidades sociales a los personajes principales del popular Super Mario. El protagonista y sus compañeros aprenden sobre lo que les rodea e incluso utilizan comandos de voz para interactuar entre ellos o con el propio jugador. Por Patricia Pérez

Super Mario adquiere habilidades sociales gracias a la Inteligencia Artificial

La aplicación de la inteligencia artificial en el ámbito de los videojuegos está cada vez más extendida. Unas veces se utiliza para facilitar su desarrollo, como el sistema que presentaron hace unos meses unos investigadores del Instituto de Tecnología de Georgia, en Estados Unidos, que analiza el juego, aprende sus escenarios y reglas, y a partir de ahí es capaz de generar automáticamente nuevos niveles similares al original.

Como contó Tendencias21, esta novedosa tecnología se está probando con el popular juego de Nintendo, Super Mario Bros. Ahora, otro equipo de investigación de la Universidad de Tübingen, en Alemania, se ha valido del mismo juego para probar la inteligencia social, una destreza poco explotada hasta el momento de la inteligencia artificial.

El resultado es un software que permite dotar de habilidades sociales a los personajes principales del juego virtual más conocido de todos los tiempos. Según explica la universidad en un comunicado, basándose en la imitación del pensamiento y el comportamiento humano, Mario, Luigi, Toad y Yoshi consiguen ser socialmente inteligentes.

Al verse y comunicarse, los protagonistas son capaces de aprender sobre lo que les rodea. Esto significa que el entrañable fontanero italiano puede pedir consejo al pequeño humanoide con cabeza de champiñón sobre cómo recoger monedas e intentarlo después siguiendo sus directrices. Otra ventaja es que los personajes trabajan juntos para alcanzar objetivos comunes. Por ejemplo, Mario puede llegar a la conclusión de que si se sube encima de Toad alcanzará las monedas que están más altas.

Sin embargo, el juego también permite convertir a los amigos en enemigos, golpeándolos de forma intencionada. Tanto Mario como sus compañeros adquieren la capacidad básica para iniciar una pelea contra los oponentes, y para perfeccionar gradualmente esta interacción competitiva.

Personajes más humanos

De esta forma, el equipo de informáticos liderado por el profesor Martin Butz continúa la investigación que ya le llevó hace un año a presentar el primer vídeo de esta serie, en la que Mario, en un clon de Super Mario Bros, disponía de inteligencia artificial. Entonces, el personaje se presentó como un ser automotivado capaz de conocer su entorno, enterarse de lo que puede hacer en él e incluso comunicarse con el jugador para preguntarle sobre eso o para recibir más información sobre sus objetivos.

Como resultado, Mario ya no es simplemente un personaje controlado desde los comandos del mando de la consola, sino que se integra en su entorno y permite que el jugador influya en su comportamiento, dándole órdenes o motivándolo a través de entradas de voz, tanto en alemán como en inglés. El personaje procesa toda esa información, intenta aprender de ella y la utiliza a lo largo del recorrido de cada etapa. E incluso es capaz de pedir más ayuda o información para alcanzar sus metas.

Mario reconoce los comandos de voz a través del sistema Sphinx, todo un referente de los sistemas de reconocimiento de voz desarrollado por la universidad estadounidense Carnegie Mellon.

En definitiva, la introducción de la inteligencia social artificial en varios personajes aporta a los habitantes del universo de Super Mario un carácter más humano. Eso les permite también emocionarse, aumentando la felicidad cuando recogen más monedas o disminuyendo cuando se lesionan. El usuario puede modificar también ese estado de ánimo, afectando a la forma de jugar. Así, si Mario tiene hambre intentará «comer» la mayor cantidad de monedas posible, mientras si se siente aventurero tratará de recorrer cada rincón de un nivel.

Aplicable a la enseñanza

El proyecto no se ha discutido con los creadores de Mario, pues no tiene fines comerciales, sino que trata de estudiar las posibilidades del desarrollo de la inteligencia artificial. “Mientras que la inteligencia artificial ha permitido enormes progresos en el ámbito de los videojuegos, la inteligencia social artificial permanece con demasiada frecuencia como una función marginal en la sombra”, lamenta el estudiante Fabian Schrodt, uno de los principales desarrolladores del equipo.

Precisamente uno de los objetivos principales de este estudio es realzar el potencial de la inteligencia social artificial y facilitar su uso para la enseñanza en escuelas y universidades, al tiempo que se aportan nuevas ideas no sólo para el desarrollo de futuros videojuegos, sino también en el campo de la interacción hombre-máquina y para sistemas de asistencia a la conducción.

Tanto el primero como el segundo vídeo se crearon para participar en un concurso audiovisual anual organizado por la Asociación para el Avance de la Inteligencia Artificial (AAAI) en EEUU. La edición de este año aún está abierta y se puede votar por los favoritos hasta la medianoche del próximo 15 de febrero.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Descubren un helecho tropical que transforma sus hojas muertas en nuevas raíces 9 febrero, 2024
    Para sobrevivir en el suelo anegado y bajo en nutrientes del bosque de Quebrada Chorro, en el oeste de Panamá, una especie de helecho tropical arborescente reutiliza sus hojas muertas, convirtiéndolas en nuevas raíces. Los científicos descubrieron que el helecho reconfigura estas “hojas zombis”, invirtiendo el flujo de agua para atraer nutrientes de regreso a […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una extraña combinación de minerales en las muestras lunares de la misión Chang'e-5 de China 9 febrero, 2024
    Los minerales antiguos y nuevos identificados en las muestras lunares traídas por la misión Chang'e-5 de China están ayudando a los científicos a comprender mejor la historia de la Luna: ahora, los especialistas han descubierto más propiedades del sexto nuevo mineral lunar, llamado Changesite-(Y). Además, otros compuestos hallados, la seifertita y la stishovita, pueden coexistir […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los robots que atienden a pacientes llegan a los hospitales 9 febrero, 2024
    Robots diseñados para brindar comodidad a los pacientes de edad avanzada y aliviar su ansiedad, han sido probados con éxito en un hospital de París: saludan, responden a preguntas, comprenden conversaciones grupales y apoyan las tareas de enfermería.
    Redacción T21
  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un asteroide habría explotado sobre la Antártida hace unos 2,5 millones de años 7 febrero, 2024
    Un asteroide se desintegró sobre el continente antártico hace aproximadamente 2,5 millones de años: la evidencia proviene de un análisis químico de más de 100 pequeños trozos de roca extraterrestre, que se han preservado dentro de las enormes capas de hielo. Hasta el momento, solo se conocen otros dos eventos de explosiones aéreas antiguas en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean la primera niña de inteligencia artificial del mundo 7 febrero, 2024
    La primera niña IA del mundo ha sido creada por científicos chinos, que la han dotado de emociones e intelecto y de la capacidad de aprender de forma autónoma. Se comporta como si tuviera tres o cuatro años y representa un avance significativo para el campo de la inteligencia artificial general.
    Redacción T21