Tendencias21

Un dispositivo modular móvil cambia de telefóno a consola a demanda

Investigadores de Reino Unido y EE.UU. han desarrollado un dispositivo modular móvil que cambia de forma según las necesidades del usuario. Por ejemplo, un teléfono móvil podría transformarse físicamente en una consola si el usuario inicia un videojuego. Por Carlos Gómez Abajo.

Un dispositivo modular móvil cambia de telefóno a consola a demanda

Un prototipo de dispositivo móvil interactivo, llamado Cubimorph, que puede cambiar de forma a demanda, se presentó la semana pasada en uno de los foros internacionales más importantes para los investigadores de robótica, ICRA 2016, en Estocolmo (Suecia).

La investigación fue dirigida por Anne Roudaut, del Departamento de Ciencias de la Computación de la Universidad de Bristol (Reino Unido), en colaboración con académicos de las universidades de Purdue (EE.UU.), Lancaster y Sussex.

El interés por desarrollar dispositivos interactivos modulares para la interacción persona-ordenador (HCI), está en alza, pero hasta el momento los dispositivos existentes consisten en pantallas plegables, prácticamente.

Cubimorph es un dispositivo interactivo modular con pantallas táctiles en cada una de las seis caras de cada módulo y que utiliza un mecanismo de bisagra giratorio para auto-reconfigurarse en la mano del usuario. Un ejemplo es un teléfono móvil que se puede transformar en una consola cuando el usuario inicia un juego.

El dispositivo interactivo modular, hecho de una cadena de cubos, va en la línea de la materia programable, que consiste en que los dispositivos interactivos cambien de forma para adaptarse a las funcionalidades requeridas por los usuarios finales.

Presentación

En la conferencia los investigadores presentaron una justificación de diseño que mostró las necesidades del usuario que deben tenerse en cuenta al diseñar dispositivos interactivos modulares homogéneos.

El equipo también mostró el diseño mecánico de Cubimorph, con tres prototipos que mostraron aspectos clave: las placas giratorias con bisagras, las pantallas táctiles integradas y la miniaturización, y una adaptación del algoritmo probabilístico para la reconfiguración.

Roudaut, co-líder de BIG (Grupo de Interacción de Bristol), dice en la nota de prensa de la universidad: «Cubimorph es el primer paso hacia un dispositivo interactivo modular real. Todavía hay mucho trabajo por delante para poner estos dispositivos en las manos de los usuarios finales, pero esperamos que nuestro trabajo ayude a las comunidades de la interacción ordenador-humano y de robótica a beneficiarse mutuamente».

El Grupo de Interacción de Bristol (BIG), inscrito en el Departamento de Informática de la Universidad de Bristol, actúa como núcleo de unión entre científicos sociales, artistas, científicos e ingenieros que combinan eficiencia, estética y un diseño innovador.

Pantalla flexible

Recientemente, investigadores de la Universidad de Queen (Canadá) han desarrollado el primer teléfono inteligente flexible y holográfico del mundo.

Si bien no es modular, el dispositivo, conocido como HoloFlex, es capaz de representar imágenes en 3D holográficas, que ‘saltan’ de la pantalla, sin necesidad de que el usuario lleve gafas o aparatos especiales.

HoloFlex está equipado con un sensor de curvatura, que permite al usuario curvar el teléfono para mover objetos a lo largo del eje z de la pantalla.

Podrá aplicarse es el uso de gestos de curvatura para facilitar la edición de modelos en impresión 3D. Usando la pantalla táctil, un usuario podrá deslizar el dedo para manipular objetos en los ejes X e Y, al tiempo que aprieta la pantalla para mover objetos a lo largo del eje Z. Gracias a su configuración, varios usuarios pueden examinar un modelo 3D de forma simultánea desde diferentes puntos de vista.

RedacciónT21

RedacciónT21

Hacer un comentario