Tendencias21

Un sistema permite cargar dispositivos móviles a distancia

Investigadores de la Universidad Autónoma de Barcelona han diseñado un sistema de carga inalámbrica de dispositivos móviles que permite distancias mayores que las actuales, con alta eficiencia. Está formado por metamateriales que rodean el emisor y el receptor. Por Carlos Gómez Abajo.

Un sistema permite cargar dispositivos móviles a distancia

La carga inalámbrica de los dispositivos móviles es, probablemente, uno de los hitos tecnológicos más deseados. Actualmente ya existen aparatos que permiten la carga inalámbrica situando el dispositivo móvil sobre una base de carga. El siguiente paso, cargar el móvil sin tener que sacarlo del bolsillo, aún está por alcanzar.

Un equipo de investigadores del Departamento de Física de la Universitat Autònoma de Barcelona ha desarrollado un sistema capaz de transferir con mucha eficiencia la energía eléctrica entre dos circuitos separados, mediante el uso de metamateriales. Se trata de un sistema en fase experimental que, en caso de optimizarse y aplicarse a la carga de dispositivos móviles, permitiría la deseada carga inalámbrica a distancias mayores que las actuales.

Los dispositivos de carga inalámbrica aprovechan el fenómeno de la inducción para cargar los móviles mediante una carcasa especial adaptada al móvil y una base de carga enchufada a la red eléctrica. Cuando se coloca el móvil sobre la base, ésta genera un campo magnético que induce una corriente eléctrica en la carcasa, sin necesidad de utilizar ningún cable, y se carga la batería. Si el móvil se separa de la base, la energía no se transmite con suficiente eficiencia y la batería no se puede cargar.

El sistema desarrollado por los investigadores de la UAB supera esta limitación. Está formado por metamateriales que combinan capas de materiales ferromagnéticos, como los imanes, y de materiales conductores, como el cobre. Los metamateriales rodean los circuitos emisor y receptor y permiten transferir la energía entre ellos, a distancia y con una eficiencia sin precedentes.

Con el uso de las coronas de metamateriales los investigadores han conseguido incrementar la eficiencia de la transmisión hasta 35 veces en el laboratorio, «y todavía hay mucho margen de mejora, ya que la teoría nos indica que la eficiencia se puede incrementar bastante más si se optimizan las condiciones y se perfecciona el diseño del experimento», explica Àlvar Sánchez, director de la investigación, en la nota de prensa de la UAB.

«Rodear los dos circuitos con las coronas de metamateriales tiene el mismo efecto que si los acercásemos entre ellos, como si el espacio entre ellos se hubiera literalmente acortado», afirma Jordi Prat, primer firmante del artículo.

Además, los materiales necesarios para construir los metamateriales, como cobre y ferritas, son muy asequibles. Los primeros experimentos que se realizaron en esta dirección, para concentrar campos magnéticos estáticos, requerían el uso de materiales superconductores, inalcanzables para un uso cotidiano con dispositivos móviles. «En cambio, en el caso de las ondas electromagnéticas de baja frecuencia, las que utilizamos para transferir energía de un circuito a otro, sólo se necesitan conductores e imanes convencionales», explica Carles Navau.

Un sistema permite cargar dispositivos móviles a distancia

Patente

En la investigación, publicada esta semana en Advanced Materials, han participado los investigadores del Grupo de Electromagnetismo del Departamento de Física de la UAB Àlvar Sánchez -también investigador ICREA Academia- y Carles Navau, junto con Jordi Prat, actualmente en el Instituto de Óptica Cuántica e Información Cuántica de la Academia Austriaca de Ciencias en Innsbruck (Austria).

El dispositivo ha sido patentado por la UAB y ya hay empresas de varios países interesadas ​​en aplicar la tecnología. La investigación ha sido financiada por un proyecto Producte de la Generalitat de Catalunya, por FEDER y por el Ministerio de Economía y Competitividad.

20 centímetros

Hace tres meses, un grupo de científicos de la Universidad ITMO (San Petersburgo) y el Instituto de Investigación Giricond (ambos de Rusia) propuso un sistema de carga inalámbrica con una eficiencia de transferencia del 80% a una distancia de 20 centímetros.

Los resultados fueron probados experimentalmente con un diodo de luz, que los científicos lograron encender de forma inalámbrica, informa EurekAlert!

El sistema reemplaza las bobinas de cobre usadas tradicionalmente con resonadores dieléctricos esféricos hechos de material cerámico de alta permitividad y baja pérdida. Este paso evita las pérdidas de los metales logra una mayor eficiencia.

Otra de las novedades fue utilizar un modo de frecuencia de resonancia de orden superior llamado modo de cuadrupolo magnético. El grupo descubrió que el funcionamiento del sistema en modo de cuadrupolo, en lugar de en el modo dipolo, no sólo aumenta la eficiencia del sistema, sino que también hace que sea menos sensible a la orientación aleatoria del transmisor en relación con el receptor.

La posibilidad de una orientación aleatoria es un paso importante para lograr estaciones de carga inalámbricas comerciales más prácticas. En la actualidad, la carga inalámbrica requiere alinear perfectamente el dispositivo en la plataforma de carga. El modo de cuadrupolo no requiere tal precisión. «Esto es sólo un trabajo pionero, pero nuestra configuración experimental ya trabaja en distancias de hasta 20 centímetros y 1 vatio de potencia», añade la investigadora Polina Kapitanova.

Referencias bibliográficas:

Jordi Prat-Camps, Carles Navau, Alvaro Sanchez: Quasistatic Metamaterials: Magnetic Coupling Enhancement by Effective Space Cancellation. Advanced Materials (2016). DOI: 10.1002/adma.201506376.

Mingzhao Song, Ivan Iorsh, Polina Kapitanova, Elizaveta Nenasheva, Pavel Belov: Wireless power transfer based on magnetic quadrupole coupling in dielectric resonators. Applied Physics Letters (2016). DOI: 10.1063/1.4939789.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Las minilunas podrían transformarnos en una especie interplanetaria 19 febrero, 2024
    "Minilunas" aún no descubiertas pueden orbitar la Tierra: teniendo en cuenta su proximidad a nuestro planeta, estos pequeños cuerpos serían excelentes herramientas para potenciar la exploración espacial. En concreto, algunos científicos creen que estos diminutos satélites podrían permitir a la humanidad explorar con mayor facilidad el Sistema Solar, establecerse como una especie interplanetaria y vivir […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean un robot con el cerebro de un insecto 19 febrero, 2024
    Investigadores europeos han desarrollado un robot que puede moverse como un insecto. Le integraron un modelo de la actividad neuronal que se mueve de la misma forma que lo hacen los insectos para navegar eficientemente en cualquier entorno, sin tener capacidad de aprendizaje.
    Redacción T21
  • ¿La cognición sería una función de onda? 19 febrero, 2024
    Las ondas cerebrales desempeñan un papel crucial para la formación de la memoria, de la misma forma que las ondas cuánticas estructuran las neuronas que posibilitan la cognición. Una nueva investigación sugiere que memoria y consciencia podrían formar parte de esa dinámica, aunque a escalas muy diferentes.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Los simios también tienen sentido del humor 18 febrero, 2024
    Cuatro especies de grandes simios empiezan a burlarse de los demás en broma en edades tan tempranas como los humanos. Sus burlas son provocativas, persistentes y se caracterizan por elementos sorprendentes y divertidos. Llevan así 13 millones de años.
    Redacción T21
  • Hasta el pequeño cerebro de una hormiga desarrolla tareas complejas 17 febrero, 2024
    Las hormigas del desierto encuentran su camino durante una fase temprana de aprendizaje con la ayuda del campo magnético de la Tierra. El proceso de aprendizaje asociado deja huellas claras en su pequeño cerebro, capaz de asumir tareas complejas con menos de un millón de neuronas.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Los agujeros negros supermasivos y las primeras galaxias crecieron al mismo tiempo 16 febrero, 2024
    Es probable que ya existieran agujeros negros supermasivos en los primeros momentos de la historia cósmica: habrían acelerado la formación de nuevas estrellas en el Universo temprano, incluso cuando crecían con sus galaxias. Un nuevo análisis de imágenes y datos obtenidos por el telescopio James Webb sugiere que los agujeros negros y las galaxias coexistieron […]
    Pablo Javier Piacente
  • La IA podría estar atrofiando poco a poco nuestros cerebros, según un nuevo estudio 16 febrero, 2024
    De la misma forma que el GPS de los smartphones ha dañado nuestro sentido de la cognición espacial y la memoria, según sugieren algunos estudios, la Inteligencia Artificial (IA) también podría afectar progresivamente nuestra capacidad para tomar decisiones de forma independiente, de acuerdo a una nueva investigación. La hipótesis plantea que los chatbots de IA […]
    Pablo Javier Piacente
  • El Metaverso surgió de la imaginación y se hizo real gracias al progreso tecnológico 16 febrero, 2024
    El Metaverso inició su recorrido en la ciencia ficción y se hizo real inspirado en novelas como “Snow Crash" de Neal Stephenson y apoyado en tecnologías que han posibilitado universos paralelos para la experiencia humana. La novela "Ready Player One" de Ernest Cline y su adaptación cinematográfica dirigida por Steven Spielberg, han desempeñado un papel […]
    Carlos Peña González (*)
  • Revelan el origen de la falla geológica de Seattle, una de las más peligrosas del mundo 15 febrero, 2024
    Los datos magnéticos sugieren que la falla de Seattle, en Estados Unidos, se formó hace 55 millones de años, cuando la mitad sur de una cadena de islas volcánicas en subducción se amontonó sobre el continente y se separó de otra parte de la estructura, "desgarrando" el borde de América del Norte.
    Pablo Javier Piacente
  • Gigantescos "huevos espaciales" podrían ayudarnos a descubrir civilizaciones extraterrestres 15 febrero, 2024
    Un elipsoide SETI es un enfoque geométrico que identifica una región del espacio con forma de huevo, dentro de la cual cualquier civilización inteligente habría logrado observar un evento astronómico significativo, como por ejemplo una supernova, basándose en el tiempo que tarda la luz en viajar a través del espacio. Ahora, un nuevo análisis muestra […]
    Pablo Javier Piacente