Tendencias21

Un software consigue que los ordenadores entiendan las explicaciones matemáticas

Investigadores de la Universidad de Illinois, en Estados Unidos, han desarrollado un software que capacita a los ordenadores para entender conceptos matemáticos expresados con palabras. El objetivo es mejorar la accesibilidad a este tipo de datos, los motores de búsqueda y la enseñanza de esta disciplina. Y al menos durante la fase experimental lo ha conseguido, superando al estudiante promedio de nivel elemental en la resolución de problemas, con un 87 por ciento de respuestas correctas. Por Patricia Pérez.

Un software consigue que los ordenadores entiendan las explicaciones matemáticas

La asignatura de matemáticas siempre ha sido un hueso duro de roer, para los niños y para sus padres. Muchos estudiantes no comprenden correctamente el enunciado de los problemas o, por el contrario, los realizan de memoria o de forma automática, fijándose únicamente en palabras claves para saber qué operación realizar. Es esta una estrategia que puede desarrollar por inercia incluso un niño de ocho años, pero no así un ordenador.

O dicho de otro modo, si Johnny tiene cinco manzanas y siete naranjas, y quiere compartirlas con sus tres amigos, ¿puede un ordenador entender el texto para averiguar cuántas piezas de fruta corresponden a cada persona? Probablemente el niño lo resolvería.

Ahora, gracias a un nuevo software desarrollado en la Universidad de Illinois, en Estados Unidos, se capacitará a las máquinas para entender el razonamiento matemático expresado en forma de palabras. De esta forma se podría mejorar en gran medida tanto los motores de búsqueda como el acceso a datos, al tiempo que se daría un nuevo impulso a la enseñanza de las matemáticas.

De ello se han encargado el profesor de ciencias de la computación Dan Roth y el estudiante Subhro Roy, cuyo trabajo se publicó recientemente en la revista Transactions of the Association for Computational Linguistics. En un comunicado de la universidad, Roth señala que existe gran cantidad de datos disponibles en archivos de noticias y registros públicos, pero lamenta que no se pueda acceder a ellos de forma coherente.

«Por ejemplo, si alguien quiere saber qué porcentaje del presupuesto del Estado se ha gastado en educación en los últimos 20 años, no conseguirá el resultado deseado con una búsqueda de palabras clave realizada en un motor de búsqueda como Google”, explica. Sin embargo, el profesor añade que si el motor fuera capaz de hacer el razonamiento cuantitativo, deduciría a partir del texto el tipo de información que el usuario está buscando. “Podría encontrar los números, calcular los porcentajes o lo que hiciera falta hasta obtener el resultado», puntualiza.

Identificar y entender

El primer obstáculo, y el mayor desafío al que se enfrentaron en esta investigación, fue entrenar al ordenador para identificar cantidades y unidades dentro del texto, independientemente de la forma en que se expresan, algo que los humanos hacen de forma inconsciente al leer. En segundo lugar, el software tenía que decidir qué hacer con los números identificados.

Volviendo al ejemplo de Johnny, el equipo tiene que entender que tanto las manzanas y las naranjas son las frutas a repartir; que las palabras cinco, siete y tres equivalen a los valores numéricos 5, 7 y 3; determinar qué tipo de operación requiere la pregunta -en este caso, la suma y la división- y en qué orden llevarlas a cabo. Una vez que el programa convierte el texto en una ecuación, se puede calcular fácilmente que a Johnny y a cada uno de sus amigos les corresponden tres piezas de fruta.

Sin embargo, el ordenador también debe determinar el cálculo en función del contexto. Así, en el mismo caso, el software tiene en cuenta si el texto matiza que el chico quiere dividir la fruta entre sus tres amigos, en lugar de compartirla con ellos. O lo que es lo mismo, un cambio muy sutil en el lenguaje implica que cada amigo recibe cuatro piezas de fruta, mientras Johnny se queda sin ninguna.

El mismo razonamiento complejo se requiere para las consultas de búsqueda. Al acceder a un texto relativo a ingresos financieros, por ejemplo, el equipo tiene que determinar si una cantidad es exacta o aproximada, estática o dinámica, un rango presentado en relación a otra cosa, y todas las otras pistas contextuales que un lector entendería por inercia.

«El ordenador lee dos libras, pero ¿dos libras de qué?, ¿se está refiriendo a la moneda?, ¿qué pasa con las conversiones monetarias?» se cuestiona Roth. Si se habla de fechas, la cosa es aún más difícil. “Yo podría decir la semana después de Acción de Gracias, la primera semana de diciembre, o el 3 de diciembre. Para ti y para mí significa lo mismo, pero una búsqueda por palabra clave no puede ponerse a ese nivel», subraya el profesor.

Los investigadores evaluaron las capacidades de su software para identificar y normalizar cantidades numéricas en el texto, para realizar búsquedas relacionadas con divisas monetarias, y para comprender y resolver problemas matemáticos a nivel de una clase de Primaria. El resultado fue positivo, ya que la herramienta realizó correctamente todas las tareas. Incluso superó al estudiante promedio de nivel elemental en la resolución de problemas, obteniendo el 87 por ciento de respuestas correctas.

Accesibilidad

Roth espera que esta capacidad para entender los números según el contexto favorezca la accesibilidad a la información para todos, desde los investigadores que buscan correlaciones a inversores en busca de datos financieros claros, pasando por los estudiantes que quieran mejorar sus habilidades de razonamiento cuantitativo.

«A medida que avanzamos y queremos ayudar a los niños a comprender las matemáticas, tiene sentido utilizar la tecnología», subraya Roth. Haciendo una consulta en cualquier motor de búsqueda hoy en día, aparecen un montón de páginas web que ayudan a niños y padres con las tareas de matemáticas, lo que significa que existe la demanda y que supone un reto, tanto para los escolares como para su familia.

Si un programa informático fuera capaz de comprender los problemas en el sentido de localizar las variables y saber en qué centrarse, ayudaría a mucha gente a aprender mejor y, además, de una manera que hasta ahora no se podía.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • La comunicación humana comenzó mediante gestos y no con gruñidos 16 marzo, 2022
    La simpleza y efectividad de los gestos como estrategia de comunicación formaría parte de nuestra herencia genética y social más profunda: los primeros seres humanos los eligieron para comunicarse, antes de disponer del habla y el lenguaje. De esta forma, queda atrás la idea de que nuestros ancestros se comunicaban en principio con gruñidos.
    Pablo Javier Piacente
  • Los colores de los microbios ayudarán a descubrir vida en exoplanetas 16 marzo, 2022
    Los microbios que viven en zonas subárticas han permitido a los científicos crear el primer catálogo de colores de firmas biológicas, que podrá aplicarse en la superficie de planetas helados y sus lunas para descubrir la existencia de vida más allá del Sistema Solar.
    Pablo Javier Piacente
  • Reptile Database elimina toda referencia a artículos de científicos rusos 16 marzo, 2022
    Más de 1.000 artículos de herpetólogos rusos y soviéticos han sido eliminados de la base de datos Reptile Database, como consecuencia de la invasión de Ucrania. La base opera desde la República Checa, que en 1968 sufrió la invasión del Pacto de Varsovia, similar a la que padece hoy Ucrania.
    Redacción T21
  • Todos los organismos vivos producen metano 16 marzo, 2022
    Una nueva investigación ha descubierto que todos los organismos liberan metano. La formación de este potente gas de efecto invernadero se desencadena por especies reactivas de oxígeno y se potencia mediante el estrés oxidativo adicional.
    MPG/T21
  • Revelan cómo las tierras secas se convirtieron en oasis hace más de 3 millones de años 15 marzo, 2022
    Durante el Plioceno, cuando la Tierra experimentó condiciones similares a las actuales de concentraciones de dióxido de carbono en la atmósfera, el retroceso de la capa de hielo y la expansión de los bosques convirtieron las antiguas tierras secas subtropicales en oasis. Es la explicación más convincente hasta el momento sobre el proceso iniciado hace […]
    Pablo Javier Piacente
  • Una pequeña estrella crea un monumental rayo de materia y antimateria 15 marzo, 2022
    Un gigantesco haz de materia y antimateria emana de una estrella colapsada de solo 16 kilómetros de ancho: el fenómeno podría ayudar a comprender la influencia en nuestra galaxia de los positrones, el equivalente a los electrones en la antimateria. 
    Pablo Javier Piacente
  • Crean una lancha eléctrica que viaja sobre el mar 15 marzo, 2022
    Una empresa sueca ha lanzado una lancha que se impulsa con uno de los primeros modelos de motor para barcos totalmente eléctrico. Viaja sobre el agua y puede recorrer 92 kilómetros a 44 kilómetros por hora con una sola carga de batería.
    InsideScience/T21
  • La sombra de un invierno nuclear planea de nuevo 15 marzo, 2022
    La escalada potencial de la guerra de Ucrania a un conflicto nuclear mundial evoca la histórica advertencia de Carl Sagan en 1983: el uso de armas atómicas provocará inevitablemente un invierno nuclear que, además de acabar con la vida en la Tierra, impactará también al universo.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La simetría es el lenguaje de la evolución 14 marzo, 2022
    Un nuevo estudio sugiere que las formas simétricas que se aprecian en todo tipo de organismos vivos y hasta en la organización molecular nacen a partir de una especie de “lenguaje” predominante en la evolución. Este lenguaje se construye por economía de recursos: las formas simétricas insumen un menor esfuerzo de codificación de información que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren dos monstruosos agujeros negros supermasivos próximos a colisionar 14 marzo, 2022
    Un par de gigantescos agujeros negros supermasivos que componen un sistema binario, cada uno con 100 millones de masas solares, se están acercando para fusionarse y al hacerlo protagonizarán una colosal explosión de energía. Los astrónomos los descubrieron al observar la luz que emitieron hace 8.800 millones de años.
    Pablo Javier Piacente