Tendencias21
Un software se remonta 20 generaciones para buscar a nuestros ancestros

Un software se remonta 20 generaciones para buscar a nuestros ancestros

Informáticos de la Universidad de Stanford han creado un software que puede deducir nuestros ancestros con una increíble precisión. Se llama HAPAA y tiene la capacidad para retroceder 20 generaciones hasta dar con el acervo genético que nos corresponde. La gran aportación de este desarrollo es que sus creadores idearon un algoritmo con la eficiencia suficiente como para comparar la información genética de un individuo con la información genética de un conjunto de individuos incluidos en la base de datos creada al amparo del proyecto HapMap. Por Raúl Morales.

Un software se remonta 20 generaciones para buscar a nuestros ancestros

Un nuevo software de análisis genómico desarrollado por informáticos de Stanford es capaz de deducir nuestros ancestros con mucha precisión. A diferencia de otros métodos, tiene la capacidad de desenmarañar el complicado pasado de cualquier individuo. Un artículo publicado en la revista Genome Research describe el funcionamiento del sistema HAPAA, como ha sido bautizado. “Hapa” es la palabra que los hawaianos usan para nombrar a alguien que ha perdido sus ancestros.

Retrocediendo 20 generaciones, el software identifica de qué región o continente eran los ancestros de alguien. Si retrocede sólo 10 generaciones, puede ser todavía más certero, siendo capaz de hacer distinciones tan precisas como el acervo genético de grupos de poblaciones muy cercanas (hipotéticamente, puede diferenciar los griegos de los italianos o los rusos de los alemanes)

Lo que hace el software es comparar un individuo con todos aquellos que recoge la base de datos HapMap, al que ya nos referimos en otro artículo, para ver qué pedazos genéticos tienen en común. El proyecto que HapMap está desarrollando un mapa de haplotipos (constitución genética de un cromosoma individual) del genoma humano

“Con una gran precisión, incluso si retrocede 20 generaciones, podemos trazar las poblaciones de todos esos individuos que están, de hecho, presentes en nuestro genoma”, comenta Serafim Batzoglou, que es profesor asistente de informática en Stanford y que ha liderado un grupo de estudiantes para crear HAPAA, en un comunicado de la propia universidad.

Dado que la base de datos HapMap sólo es un archivo genético de los ancestros de 270 individuos de Europa Occidental, oeste de África y este de Asia, por el momento el software únicamente puede generar un perfil étnico según estas poblaciones.

Pocos errores

El artículo de Genome Rearch describe cómo los investigadores probaron la precisión del sistema usando ejemplos con individuos reales y simulando la unión durante 20 generaciones entre individuos recogidos en la base de datos.

El equipo también ha comparado el estado del arte de un sistema parecido llamado SABER. Batzoglou y sus estudiantes llegaron a la conclusión de que su software cometía entre un tercio y la mitad de los errores que cometía SABER, incluso retrocediendo 15 ó 20 generaciones.

Un importante avance que ha permitido la mejora de HAPAA es la inclusión de un modelo de variación individual más preciso. Los informáticos de Stanford crearon un algoritmo lo suficientemente eficiente como para comparar la información genética de un individuo con la información genética de cada individuo incluido en la base de datos HapMap.

Otros sistemas, como el propio SABER, se basan en la comparación de un conjunto que representa el promedio de los datos respecto a muchos individuos. Esta metodología es mucho más sencilla de programar y de ejecutar en un ordenador, sin embargo el gran problema de hacer promedios es que se pierde mucha información en el proceso.

Promedios

Para entenderlo, pensemos por ejemplo en cómo se puede conocer el rendimiento de un jugador de fútbol. Es posible recoger todos los goles que ha metido y compararlos con el promedio de la liga. De esta manera, sabremos cómo ha estado respecto a la media, pero no sabremos nada respecto a patrones más específicos, como cuántos penaltis metió.

Por el momento, el software HAPAA proporciona una prueba de este concepto, pero limitada, dado al pequeño tamaño que hasta el momento tiene la base de datos HapMap. En el futuro, el software se beneficiará no sólo de tener más individuos para comparar, sino también datos más detallados de cada individuo.

Esta investigación de Stanford se enmarca en el trabajo que otros grupos de informáticos ya han iniciado. A finales del año pasado, informáticos, matemáticos y biólogos del Rensselaer Polytechnic Institute anunciaron el desarrollo de un algoritmo informático que también permite rastrear la ascendencia genética de miles de individuos en tan sólo minutos y sin un conocimiento previo de su origen.

A diferencia de programas informáticos similares, que sí requerían un cierto conocimiento previo sobre la ascendencia y procedencia del individuo en cuestión, este algoritmo buscaba unos marcadores específicos en el ADN llamados polimorfismos de un único nucleótido y sólo requiere una simple muestra de ADN. Los investigadores emplearon datos genéticos provenientes de estudios anteriores para realizar su investigación y confirmar los resultados. Entre los datos empleados, figuran los provenientes de la base de datos HapMap.

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un asteroide habría explotado sobre la Antártida hace unos 2,5 millones de años 7 febrero, 2024
    Un asteroide se desintegró sobre el continente antártico hace aproximadamente 2,5 millones de años: la evidencia proviene de un análisis químico de más de 100 pequeños trozos de roca extraterrestre, que se han preservado dentro de las enormes capas de hielo. Hasta el momento, solo se conocen otros dos eventos de explosiones aéreas antiguas en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean la primera niña de inteligencia artificial del mundo 7 febrero, 2024
    La primera niña IA del mundo ha sido creada por científicos chinos, que la han dotado de emociones e intelecto y de la capacidad de aprender de forma autónoma. Se comporta como si tuviera tres o cuatro años y representa un avance significativo para el campo de la inteligencia artificial general.
    Redacción T21
  • Oponerse a la regulación de los pesticidas no es la solución al problema de los agricultores 7 febrero, 2024
    Los agricultores que se movilizan en España y Europa se oponen con firmeza a las nuevas regulaciones europeas en materia de pesticidas, lo que representa una amenaza mayor para la salud pública que tener una central nuclear al lado de casa: estos químicos han costado miles de vidas y enfermos crónicos, al tiempo que han […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • El arte existió antes del surgimiento de los humanos modernos 6 febrero, 2024
    Nuevas investigaciones sugieren que nuestros parientes humanos arcaicos, como los neandertales, ya contaban con las capacidades cognitivas para desarrollar arte: el hallazgo de ejemplos cada vez más antiguos de expresión artística en el registro arqueológico confirmaría esta hipótesis. Sin embargo, aún se discute si estas manifestaciones creativas pueden catalogarse como arte.
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una nueva supertierra que podría ser un mundo habitable 6 febrero, 2024
    Un planeta extrasolar del tipo supertierra, denominado TOI-715 b y aproximadamente una vez y media más ancho que la Tierra, podría ser capaz de albergar vida: orbita dentro de la zona habitable de una enana roja, a escasa distancia de nuestro planeta. Además, podría estar acompañado de otro cuerpo planetario, con un tamaño casi idéntico al […]
    Pablo Javier Piacente