Tendencias21

Un tesoro oculto en la saliva permite detectar enfermedades graves a tiempo

La saliva humana alberga un ‘tesoro oculto’ de información que podría servir para diagnosticar enfermedades como el cáncer o la diabetes en sus estadios iniciales, ha revelado un estudio de la Universidad de California en Los Ángeles. El hallazgo podría impulsar el desarrollo de una herramienta de diagnóstico muy útil y de fácil uso, señalan los científicos. Por Yaiza Martínez.

Un tesoro oculto en la saliva permite detectar enfermedades graves a tiempo

Una investigación de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), Estados Unidos, podría impulsar el desarrollo de un test de saliva que diagnostique enfermedades como el cáncer y la diabetes, antes incluso de que aparezcan los primeros síntomas. La prueba podría servir también para detectar trastornos neurológicos y enfermedades autoinmunes.

El estudio se basó en el ARN presente en la saliva humana; y ha revelado que esta contiene muchas de las moléculas vinculadas a trastornos, que también están presentes en la sangre. Por esta razón, los autores de la investigación señalan que hay un verdadero “tesoro oculto en la saliva”.

El papel del ARN, ese material genético que contiene instrucciones usadas en el desarrollo y funcionamiento de todos los organismos vivos, ya era bien conocido. Además, también se sabía que el ARN es responsable de sofisticadas reacciones químicas y de un extraordinario número de funciones, algunas de las cuales aún se desconocen.

Lo que no se conocía hasta ahora es hasta qué punto dicho material genético se halla en la saliva humana. Dado que el ARN es un biomarcador, esto es, una sustancia que indica los estados biológicos de un organismo, esta presencia es de gran importancia.

Hallazgos realizados

Durante una década, el equipo de la UCLA, liderado por el doctor David Wong, ha estado estudiando nuestra saliva. En total, utlizando la genómica y la informática, ha analizado 165 millones de secuencias genéticas presentes en ella.

Los científicos descubrieron así lo siguiente: que una parte del mismo ARN que se encuentra dentro de las células humanas está también en la saliva, y puede ser usada para detectar enfermedades. El hallazgo resulta sorprendente porque, según Wong, las enzimas de la saliva pueden degradar el ARN. Por tanto, la boca es un “entorno hostil” para este material genético.

Más concretamente, los investigadores encontraron en la saliva, en primer lugar, 400 ARN circulares, cuya función aún no se comprende bien pero se cree que podrían servir para proteger de la degradación a los micro ARN, que también se encontraron en la saliva.

Los micro ARN son ARN monocatenarios con capacidad de regular la expresión de otros genes mediante diversos procesos; y además se sabe están implicados en el cáncer y otras enfermedades. Los científicos compararon los niveles de estos micro ARN en la saliva con los de la sangre, y descubrieron que eran muy similares. Por tanto, una muestra de saliva puede ser una buena medida de la presencia de ciertos micro ARN en el organismo.

Por otra parte, Wong y su equipo hallaron que la saliva contiene, en abundancia, otro tipo de ARN pequeños, los ARNs asociados a Piwi o piRNAs, por sus siglas en inglés, que producen las células madre, las células de la piel y las células germinales.

Los científicos aventuran que estos piRNAS de la saliva podrían proteger al cuerpo de las infecciones víricas, pero también son biomarcadores de enfermedades. Por último, Wong y sus colaboradores hallaron en la saliva humana ARN no codificantes (ncRNA), que son moléculas de ARN funcional que sirven también como biomarcadores.

Auto-detección de enfermedades

En definitiva, en la saliva se pueden encontrar diversos tipos de ARN: ARN circulares, micro ARN, piRNAs y ncRNA, todos ellos biomarcadores de enfermedades.

La conclusión del equipo es que la saliva tiene un valor médico y científico tremendo. Y que, en un futuro no distante, se podrán tomar muestras de ella para detectar diversos trastornos.

Los investigadores esperan que su estudio impulse para tal fin la creación de una nueva categoría de dispositivos de auto-diagnóstico, que informe a los pacientes si tienen o no algunas enfermedades, incluso cuando aún no presentan síntomas de ellas.

La saliva como fuente de información

El año pasado, una investigación de la Facultad de Odontología de la Universidad de Malmö, en Suecia, ya mostró que el cáncer y otras enfermedades graves dejan rastros de su presencia en la saliva de los pacientes y que, por tanto, esta podía servir como herramienta de diagnóstico.

Por otro lado, en 2012, un equipo de ingenieros de la Universidad de Brown, en Estados Unidos, diseñaron un dispositivo biológico capaz de medir las concentraciones de glucosa presentes en la saliva humana: un biochip que podría resultar de gran ayuda para los diabéticos, porque les evitaría tener que hacerse análisis de sangre para controlar sus niveles de glucosa.

Asimismo, en 2009, un equipo de científicos italianos de diversos institutos de investigación y universidades descubrió proteínas anómalas en la saliva de pacientes con autismo que podrían servir como biomarcadores para el diagnóstico de esta enfermedad.

Por último, especialistas de la San Diego State University de EEUU han descubierto recientemente que pacientes con cáncer de páncreas presentan un perfil diferente y distinto de una bacteria específica en su saliva, lo que podría ayudar a diagnosticar esta enfermedad en ellos.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un asteroide habría explotado sobre la Antártida hace unos 2,5 millones de años 7 febrero, 2024
    Un asteroide se desintegró sobre el continente antártico hace aproximadamente 2,5 millones de años: la evidencia proviene de un análisis químico de más de 100 pequeños trozos de roca extraterrestre, que se han preservado dentro de las enormes capas de hielo. Hasta el momento, solo se conocen otros dos eventos de explosiones aéreas antiguas en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean la primera niña de inteligencia artificial del mundo 7 febrero, 2024
    La primera niña IA del mundo ha sido creada por científicos chinos, que la han dotado de emociones e intelecto y de la capacidad de aprender de forma autónoma. Se comporta como si tuviera tres o cuatro años y representa un avance significativo para el campo de la inteligencia artificial general.
    Redacción T21
  • Oponerse a la regulación de los pesticidas no es la solución al problema de los agricultores 7 febrero, 2024
    Los agricultores que se movilizan en España y Europa se oponen con firmeza a las nuevas regulaciones europeas en materia de pesticidas, lo que representa una amenaza mayor para la salud pública que tener una central nuclear al lado de casa: estos químicos han costado miles de vidas y enfermos crónicos, al tiempo que han […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • El arte existió antes del surgimiento de los humanos modernos 6 febrero, 2024
    Nuevas investigaciones sugieren que nuestros parientes humanos arcaicos, como los neandertales, ya contaban con las capacidades cognitivas para desarrollar arte: el hallazgo de ejemplos cada vez más antiguos de expresión artística en el registro arqueológico confirmaría esta hipótesis. Sin embargo, aún se discute si estas manifestaciones creativas pueden catalogarse como arte.
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una nueva supertierra que podría ser un mundo habitable 6 febrero, 2024
    Un planeta extrasolar del tipo supertierra, denominado TOI-715 b y aproximadamente una vez y media más ancho que la Tierra, podría ser capaz de albergar vida: orbita dentro de la zona habitable de una enana roja, a escasa distancia de nuestro planeta. Además, podría estar acompañado de otro cuerpo planetario, con un tamaño casi idéntico al […]
    Pablo Javier Piacente