Tendencias21

Un Test de Turing para artes creativas pondrá a prueba la Inteligencia Artificial

¿Puede un algoritmo crear cuentos, sonetos y música de baile de calidad humana? Para responder a esta pregunta, el Dartmouth College (EEUU) ha organizado una competición que ha sido bautizada como el «Test de Turing de las artes creativas». En ella, los participantes deberán presentar sus trabajos en forma de código informático capaz de generar nuevas obras en una de las tres modalidades creativas. El jurado deberá determinar si se puede distinguir entre la creatividad humana y la algorítmica. Por Patricia Pérez.

Un Test de Turing para artes creativas pondrá a prueba la Inteligencia Artificial

Existen algoritmos que recomiendan películas, música o literatura en función de los gustos del usuario. Pero, ¿y si los algoritmos fueran más allá de su rol de mediador y comenzaran a crear cultura por sí mismos? Ese es el objetivo de una competición impulsada por el Instituto de Informática Neukom en el Dartmouth College, Estados Unidos, inspirar innovaciones en los métodos informáticos para generar productos artísticos, tales como obras literarias, musicales y visuales.

Ya en 1950, el matemático e informático inglés Alan Turing consiguió que un ordenador conversara lo suficientemente bien como para no distinguirse de su interlocutor humano. Este simple, pero poderoso experimento mental que ha pasado a la historia como el Test de Turing, abrió el camino a otros retos que despejen la frontera hombre-máquina.

Es el caso de esta prueba que se celebrará por primera vez el próximo 18 de mayo en Dartmouth, a la que han bautizado como «Test de Turing de las artes creativas», según recoge un artículo publicado en The Conversation. La misma servirá para saber si se puede distinguir sonetos, cuentos o música de baile generados automáticamente de aquellos creados por la mente humana.

Así, todas las inscripciones serán en forma de código informático capaz de generar nuevas obras en una de las tres modalidades creativas. Los concursos están abiertos tanto a académicos, programadores profesionales como a cualquier interesado de cualquier parte del mundo. El objetivo es convertir la competición en un premio anual.

Competiciones

En la competición musical, denominada “Algorhythms”, los participantes deben crear una pieza de baile fresca y divertida a partir de una pista predefinida de una biblioteca dada. El resultado debe ser un track de 15 minutos, para lo que el software puede mezclar y modificar las opciones de la biblioteca, que incluye más de 20 características como el género, tempo, tono o timbre.

En los otros dos desafíos, «PoeTix» para los sonetos y «DigiLit» para los cuentos, los participantes deben presentan paquetes de software que permitan crear el resultado literario deseado partiendo de un sintagma nominal. Además, el código debería ser capaz de generar un número infinito de obras a partir de esa única entrada.

A partir de ahí, un jurado experto deberá decidir qué obra es humana y cuál ha sido generada por una máquina de entre todos los trabajos proyectados. Para el concurso de música, la puntuación quedará en manos de un grupo de estudiantes, que bailará todos los temas. El ganador será aquel estadísticamente indistinguible de las piezas generadas por concursantes de carne y hueso.

La evaluación no será del todo sencilla. Incluso en el juego de imitación inicial, la cuestión era si la conversación con hombres y mujeres revelaría con el tiempo sus diferencias de género. Del mismo modo, el Test de Turing cuestionaba si la conversación de la máquina revelaría su falta de humanidad, quizá no en una interacción única, pero sí en muchas a lo largo del tiempo.

También hay que tener en cuenta el contexto de la prueba, pues no hay duda de que la época, la cultura y la clase social pueden influir. Así, por ejemplo, en el siglo XXI, las comunicaciones con máquinas son cada vez más frecuentes. Los mensajes de texto y aplicaciones de mensajería han cambiado radicalmente la forma y las expectativas de nuestras comunicaciones; las abreviaturas y faltas de ortografía son casi la norma. Esas mismas consideraciones se pueden aplicar también a las expresiones artísticas.

¿Creatividad?

Independientemente de los resultados de las pruebas, la competición amplía el horizonte de la creatividad y la evolución hombre-máquina. Además plantea el interrogante sobre quién puede ser considerado artista, si la persona que escribe el código para que un software cree sonetos es un poeta, si el programador de un algoritmo para generar cuentos es un escritor, o si el codificador de una máquina de mezclas es un DJ.

“¿Dónde está la línea divisoria entre el artista y el asistente de cálculo?” se cuestionan los precursores de esta iniciativa. En este sentido, citan como ejemplo las funciones del Ayudante de Office de Microsoft, por ejemplo cuando corrige la gramática de un texto. El resultado entonces, ¿se puede considerar un trabajo creativo propio o ya es una colaboración hombre-máquina?

A pesar de los interrogantes que puedan surgir, el objetivo último de la competición no es reemplazar la creatividad humana, sino evaluar si la tecnología computacional actual está ya preparada para desarrollar trabajos indistinguibles de los creados por el hombre.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Un antiguo deslizamiento de tierra en el Mar Rojo podría desencadenar un futuro tsunami 1 marzo, 2022
    Un deslizamiento de tierra submarino, que probablemente provocó olas de 10 metros de altura que azotaron la costa egipcia hace aproximadamente 500 años, podría servir para predecir un futuro tsunami en Medio Oriente. Si ese sector de tierra se moviliza nuevamente, los modelos sugieren que podría desencadenar un segundo tsunami dos veces más grande que […]
    Pablo Javier Piacente
  • La primera luz que iluminó al Universo no provino del espacio 1 marzo, 2022
    Una señal interpretada como la primera luz que iluminó el cosmos en el llamado "amanecer cósmico" puede no haber provenido de los confines del Universo, según ha descubierto un nuevo estudio. En concreto, puede que ni siquiera se haya originado en el espacio: sería un error o una distorsión producida por el instrumento utilizado en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un sensor cuántico revoluciona la arqueología, la geología y la seguridad 1 marzo, 2022
    Un sensor cuántico puede dibujar con una precisión inédita el subsuelo terrestre: no solo localiza objetos y estructuras, sino que también predice terremotos y erupciones volcánicas en la décima parte del tiempo requerido por otras tecnologías.
    Redacción T21
  • Descubren los secretos de la muerte cerebral 1 marzo, 2022
    Una nueva investigación ha podido observar en directo por primera vez lo que pasa en el cerebro humano en el momento de la muerte: unas ondas cerebrales especializadas nos preparan en segundos la película de la vida que se ha relatado en las experiencias cercanas a la muerte.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • El canto tiene su propia firma neuronal en el cerebro 28 febrero, 2022
    Un nuevo estudio ha profundizado sobre la relación del cerebro con la música, al descubrir que el canto tiene una firma neuronal distinta en comparación con el habla o la música instrumental. De esta forma, se avanza en una mayor comprensión en torno a la cognición musical humana, que nos diferencia claramente de otras especies.
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren un mineral con forma de flor en la superficie de Marte 28 febrero, 2022
    Una extraña estructura en forma de flor fue detectada por el rover Curiosity en Marte. Aunque su forma puede engañar al observador, este objeto es en realidad una formación mineral, con estructuras delicadas formadas por la precipitación mineral del agua. 
    Pablo Javier Piacente
  • La ciencia alemana interrumpe la colaboración con Rusia 28 febrero, 2022
    Alemania ha roto la colaboración científica con instituciones estatales y empresas comerciales en Rusia con efecto inmediato, como consecuencia de la invasión de Ucrania, al mismo tiempo que expresa su solidaridad y apoyo a los científicos ucranianos.
    Redacción T21
  • Los filamentos cósmicos son como el cementerio de los elefantes para las galaxias 28 febrero, 2022
    Los filamentos cósmicos que dan forma al universo son como el cementerio de los elefantes para las galaxias: no solo determinan su evolución desde que nacen hasta que forman cúmulos, sino que también son el lugar donde llegan al final de sus vidas.
    EPFL/T21
  • La guerra de Ucrania puede comprometer la seguridad global 28 febrero, 2022
    Los científicos advierten de un posible escape de patógenos biológicos en Ucrania como consecuencia de la guerra, al mismo tiempo que las centrales nucleares están en estado de alerta máxima por los riesgos sobre los 15 reactores del país, entre ellos el de Chernobil.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Crean dimensiones sintéticas a partir de un nuevo estado de la materia 27 febrero, 2022
    Científicos norteamericanos han conseguido crear dimensiones sintéticas excitando con láser unos átomos gigantes que representan un nuevo estado de la materia. Imitan las interacciones cuánticas que se producen cuando los electrones fluctúan más allá de las dimensiones clásicas.
    Redacción T21