Tendencias21

Una vacuna experimental elimina completamente el virus del SIDA en monos

Un candidato a vacuna contra el sida desarrollado por investigadores de Estados Unidos parece tener la capacidad de eliminar completamente este virus del organismo. Su efectividad se debe a una combinación de un virus común con el VIS (virus del sida en primates no humanos) que despierta una respuesta especialmente potente de las células del sistema inmune. Se espera que, con un futuro desarrollo, la vacuna pueda probarse también en humanos.

Una vacuna experimental elimina completamente el virus del SIDA en monos

Un candidato a vacuna contra el virus del sida VIH desarrollada por investigadores de la Oregon Health & Science University (OHSU) de Estados Unidos parece tener la capacidad de eliminar completamente este virus del organismo.

La vacuna está siendo probada ahora mismo usando una forma del VIH propia de primates no humanos, el llamado virus de inmunodeficiencia en simios, o VIS‎, que es la que causa el SIDA en monos.

Tras un nuevo desarrollo para humanos, se espera que esta vacuna pueda ser probada en personas. Los resultados de la investigación han aparecido publicados en la revista Nature.

«Hasta la fecha, la infección por VIH sólo ha sido curada en un número muy pequeño de casos clínicos altamente publicitados pero inusuales, en los que los individuos infectados fueron tratados con antirretrovirales (TAR)‎ poco después de la aparición de la infección o recibieron un trasplante de células madre porque estaban siendo tratados para el cáncer» explica Louis Picker, director del OHSU Vaccine and Gene Therapy Institute donde se está realizando la investigación, en un comunicado de la OHSU.

«Este último estudio sugiere que ciertas respuestas inmunitarias producidas por una nueva vacuna también pueden tener la capacidad de eliminar por completo el VIH del cuerpo», continúa Picker.

Soundbites regarding SIV/HIV advance – OHSU’s Louis Picker, M.D. from OHSU Video on Vimeo.

Una combinación vírica eficiente

El enfoque seguido por el laboratorio de este científico implica el uso de citomegalovirus, o CMV, una forma de herpesvirus que porta un gran porcentaje de la población.

Los investigadores descubrieron que la agrupación del CMV con el VIS tiene un efecto único. Encontraron que una versión del CMV modificada mediante ingeniería genética para la expresión de proteínas VIS genera y mantiene de manera indefinida a las llamadas células-T‎ de “memoria efectora”, unas células que son capaces de buscar y destruir las células infectadas por el VIS.

Las células T son un componente clave del sistema inmunológico del organismo, son las que luchan contra las enfermedades. Sin embargo, las células T “despertadas” por las vacunas convencionales para el VIS hasta ahora no habían sido capaces de eliminar este virus.

Y aquí viene lo más importante: las células T específicas para el VIS activadas por el CMV genéticamente modificado resultaron diferentes. Alrededor del 50% de los monos infectados con una versión altamente patógena del VIS, tras haber sido vacunados con esta vacuna, resultaron infectados por el virus pero con el tiempo éste quedó completamente eliminado de sus cuerpos.

Mejor preparados para luchar contra el virus

Así, los organismos de estos animales pasaron a contar con armas más potentes para ayudarlos a destruir y a evitar a un enemigo normalmente difícil de alcanzar: el VIS.

«A través de este método pudimos enseñar al cuerpo del mono a mejorar”, a preparar su defensa «para combatir la enfermedad», explica Picker. «Nuestra vacuna movilizó una respuesta de las células T que permitió vencer al VIS en 50% de los casos tratados. Además, en aquellos casos con una respuesta positiva, nuestras pruebas indican que el VIS fue desterrado del organismo huésped. Tenemos la esperanza de que el agrupamiento del CMV modificado y el VIH provoqué un resultado similar en seres humanos», afirma el investigador.

Por otra parte, Picker y sus colaboradores investigan las posibles causas por las que sólo un grupo de los animales tratados tuvieron una respuesta positiva, para tratar de reforzar la eficacia de esa vacuna candidata contra el SIDA.

Referencia bibliográfica:

Scott G. Hansen, Michael Piatak Jr, Abigail B. Ventura, Colette M. Hughes, Roxanne M. Gilbride, Julia C. Ford, Kelli Oswald, Rebecca Shoemaker, Yuan Li, Matthew S. Lewis, Awbrey N. Gilliam, Guangwu Xu, Nathan Whizin, Benjamin J. Burwitz, Shannon L. Planer, John M. Turner, Alfred W. Legasse, Michael K. Axthelm, Jay A. Nelson, Klaus Früh, Jonah B. Sacha, Jacob D. Estes, Brandon F. Keele, Paul T. Edlefsen, Jeffrey D. Lifson et al. Immune clearance of highly pathogenic SIV infection. Nature (2013). DOI: 10.1038/nature12519.

RedacciónT21

RedacciónT21

Hacer un comentario