Tendencias21

Cometas invisibles aumentan el riesgo de colisiones contra la Tierra

Un modelo matemático desarrollado en el Observatorio Armagh sugiere que la así llamada Nube de Oort produce muchos más cometas de lo que se pensaba, quizá unos 30 al año, lo que aumenta el riesgo de que uno de estos cuerpos celestes perdidos colisione con la Tierra. En la nube de Oort existirían miles de millones de objetos helados situados a 100.000 veces la distancia entre la Tierra y el Sol, de los cuales podría haber unos 3.000 en órbitas “alteradas”, aproximadamente 400 veces más de los que se han podido observar hasta el momento. Estos cuerpos invisibles podrían chocar con la Tierra sin previo aviso. Por Yaiza Martínez.

Cometas invisibles aumentan el riesgo de colisiones contra la Tierra

Por el Sistema Solar pululan cometas invisibles, esas masas de hielo, polvo y rocas que vagan por el espacio, que podrían chocar con la Tierra sin previo aviso, advierten astrónomos de la Universidad de Cardiff y del Observatorio de Armagh de Irlanda, en un estudio publicado por la Monthly Notices of the Royal Astronomical Society.

Los astrónomos W. M. Napier, J. T. Wickramasinghe y N. C. Wickramasinghe señalan al respecto que la existencia de estos cuerpos que no se ven incrementa el riesgo de un impacto catastrófico contra el planeta. Estos objetos nunca han sido observados, lo que confirma una vieja teoría astronómica que afirma que sólo conocemos una pequeña parte de los cometas o meteoritos que podrían cruzarse en la órbita terrestre alrededor del sol.

Los astrónomos piensan que muchos de estos cometas proceden de la así llamada Nube de Oort, situada fuera del sistema solar, si bien nunca ha sido observada. La Nube de Oort podría contener una fracción importante de la masa del Sistema Solar, tal vez superior a la de Júpiter. La hipótesis más aceptada es que esta nube está constituida por los “escombros” del Sistema Solar, al que envolvería como si fuera una especie de globo.

La hipótesis Oort

Jan Oort, el astrónomo holandés descubridor de esta nube en 1950, propuso un mecanismo hipotético por el que la nube de Oort enviaría continuamente una pequeña fracción de cometas hacia el Sistema Solar interno, debido a los tránsitos casuales de otras estrellas cerca de la nube, que pudieran alterar las órbitas de los cometas enviándolos hacia nuestro Sistema Solar.

Como media, estas alteraciones orbitales podrían producirse cada 100.000 o 200.000 años, lo que explicaría las grandes extinciones de seres vivos en la Tierra en otras épocas, ocasionadas por lluvias de meteoritos.

En la nube de Oort existirían miles de millones de objetos helados situados a 100.000 veces la distancia entre la Tierra y el Sol, de los cuales, según los expertos, ahora mismo podría haber unos 3.000 en órbitas “alteradas”, aproximadamente 400 veces más de los que se han podido observar hasta el momento.

30 meteoritos invisibles por año

La explicación más común para que estos objetos no se vean es la de que los cometas se desintegran rápidamente, convirtiéndose en pequeñas masas al completar una o dos órbitas. Sin embargo, el modelo matemático desarrollado por Bill Napier, del Observatorio Armagh, en el norte de Irlanda, sugiere que los “escombros” de Oort producen muchos más meteoritos de lo que se pensaba, quizá unos 30 al año, si bien no pueden verse.

Napier trabaja con el astrónomo Chandra Wickramasinghe, de la Universidad Cardiff, en Gales, para intentar explicar la invisibilidad de estos cuerpos. Wickramasinghe ha sugerido que Sedna, el cuerpo más alejado de nuestro Sistema Solar que ha sido identificado, podría tener orbitando a su alrededor un cuerpo oscuro compuesto por carbono, que ya ha sido denominado hipotéticamente como la “luna de Sedna”.

Como Sedna forma parte de la nube de Oort, Napier piensa que otros objetos de esa nube podrían ser igual de oscuros que dicha “luna” y, por lo tanto, podrían convertirse en cometas que absorbieran la luz y que quedaran en la oscuridad por el proceso de absorción de fotones sin que éstos sean luego proyectados.

Estos cometas oscuros suponen un gran reto para los astrónomos que escrutan el espacio a la búsqueda de objetos espaciales que pudieran colisionar con nuestro planeta. Según Napier, estos cuerpos invisibles podrían chocar con la Tierra prácticamente sin previo aviso.

Necesidad de un nuevo telescopio

Sin embargo, aunque no emiten luz, por suerte estos cuerpos sí emiten radiaciones caloríficas, que pueden distinguirse como radiaciones infrarrojas. El Telescopio Spitzer Space, que sólo lleva funcionando un año, no ha distinguido ninguna de estas radiaciones.

Esto se debe, afirma Napier a la revista Nature, a que su campo de visión se centra en distantes pero muy pequeñas partes del cielo. Un nuevo telescopio podría dar la respuesta definitiva: a principios de este mes la NASA ha anunciado el lanzamiento de un telescopio orbital de captación de infrarrojos llamado el Wide-field Infrared Survey Explorer (WISE) para el año 2008. Quizá este telescopio sí pueda detectar esta oscura amenaza.

Yaiza Martinez

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un asteroide habría explotado sobre la Antártida hace unos 2,5 millones de años 7 febrero, 2024
    Un asteroide se desintegró sobre el continente antártico hace aproximadamente 2,5 millones de años: la evidencia proviene de un análisis químico de más de 100 pequeños trozos de roca extraterrestre, que se han preservado dentro de las enormes capas de hielo. Hasta el momento, solo se conocen otros dos eventos de explosiones aéreas antiguas en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean la primera niña de inteligencia artificial del mundo 7 febrero, 2024
    La primera niña IA del mundo ha sido creada por científicos chinos, que la han dotado de emociones e intelecto y de la capacidad de aprender de forma autónoma. Se comporta como si tuviera tres o cuatro años y representa un avance significativo para el campo de la inteligencia artificial general.
    Redacción T21
  • Oponerse a la regulación de los pesticidas no es la solución al problema de los agricultores 7 febrero, 2024
    Los agricultores que se movilizan en España y Europa se oponen con firmeza a las nuevas regulaciones europeas en materia de pesticidas, lo que representa una amenaza mayor para la salud pública que tener una central nuclear al lado de casa: estos químicos han costado miles de vidas y enfermos crónicos, al tiempo que han […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • El arte existió antes del surgimiento de los humanos modernos 6 febrero, 2024
    Nuevas investigaciones sugieren que nuestros parientes humanos arcaicos, como los neandertales, ya contaban con las capacidades cognitivas para desarrollar arte: el hallazgo de ejemplos cada vez más antiguos de expresión artística en el registro arqueológico confirmaría esta hipótesis. Sin embargo, aún se discute si estas manifestaciones creativas pueden catalogarse como arte.
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una nueva supertierra que podría ser un mundo habitable 6 febrero, 2024
    Un planeta extrasolar del tipo supertierra, denominado TOI-715 b y aproximadamente una vez y media más ancho que la Tierra, podría ser capaz de albergar vida: orbita dentro de la zona habitable de una enana roja, a escasa distancia de nuestro planeta. Además, podría estar acompañado de otro cuerpo planetario, con un tamaño casi idéntico al […]
    Pablo Javier Piacente