Tendencias21
Con la madurez llegan la calma y la paz interior

Con la madurez llegan la calma y la paz interior

El ser humano tiende a ser más feliz en la vejez que en la juventud, porque con la edad el tono de las emociones pasa de negativo a positivo. Por otro lado, los sentimientos se vuelven menos activos (agitados) y más pasivos (serenos). La combinación de ambos factores propicia que los mayores sientan paz, calma, satisfacción y alivio más a menudo que los jóvenes. Estas conclusiones se derivan de un estudio reciente realizado en la Universidad de Tejas en Austin, pero vienen avalados por estudios anteriores con resultados muy parecidos. Por Yaiza Martínez.

Con la madurez llegan la calma y la paz interior

Un estudio reciente realizado en Estados Unidos anima a pensar en la vejez como un remanso de paz, que llega tras haber superado las vicisitudes vitales, al menos en una gran parte de los casos.

Según los resultados de dicha investigación, realizada en el Population Research Center de la Universidad de Tejas en Austin, a partir de los 60 años nos alcanzan sentimientos de paz, de calma, de satisfacción y de alivio.

Los investigadores Catherine Ross y John Mirowsky explican, en la revista especializada Social Science and Medicine, que con la edad la calidad de las emociones puede cambiar de un tono negativo a uno positivo. Asimismo, los sentimientos también pueden pasar de más activos a más pasivos.

Madurez y decadencia

El cambio positivo en los sentimientos humanos con la vejez es coherente con la perspectiva que otorga la madurez, señalan los científicos. El paso de sentimientos activos (agitación) a sentimientos pasivos (serenidad) concuerda con la perspectiva del declive. La edad, en definitiva, indica al mismo tiempo madurez y decadencia.

Investigaciones previas sobre las emociones de la gente mayor se habían centrado en las emociones negativas de ésta, explica la Universidad de Tejas en un comunicado. Sin embargo, una segunda dimensión subyacente de las emociones es la dimensión –menos investigada- de las emociones activas en contraposición a las emociones pasivas. Esta dimensión resulta esencial para poder explicar la manera en que los sentimientos humanos se transforman a medida que la gente envejece.

Según Ross, “la combinación pasivo/positiva revela que la satisfacción, la calma y el alivio son algunas de las emociones más comunes entre la gente mayor. Aquellas emociones a la vez activas y negativas, como la ansiedad o la ira, son especialmente raras entre los ancianos”.

A esta conclusión llegaron los investigadores tras examinar un total de 1.450 respuestas de la Encuesta General de la Sociedad de Estados Unidos (del año 1996), llevada a cabo por el National Opinion Research Center, y que incluyó a gente de 18 años en adelante.

Otras variables

La distribución por género de la muestra empleada por los investigadores fue de un 56% de mujeres y de un 44% de hombres, con una distribución racial del 81% de blancos, un 14% de afroamericanos y de un 5% de otras razas.

Los participantes en esta encuesta habían respondido a preguntas como “cuantos días durante la pasada semana se ha sentido usted… mal, triste, solo, ansioso y tenso, preocupado, indignado, tranquilo, aliviado, feliz, etc.”. Los científicos agruparon las emociones descritas por los encuestados en cuatro categorías: activas, pasivas, positivas y negativas.

Además de descubrir la abundancia de sensaciones positivas y pasivas que invaden a los ancianos, la investigación sirvió para revelar que las mujeres tienen en general más emociones negativas que positivas, y más emociones pasivas que activas que los hombres.

Asimismo, los participantes con niveles más altos de ingresos y de educación disfrutaban de emociones significativamente más positivas que las personas con niveles bajos de ingresos y estudios.

Bienestar general

El presente estudio respalda los resultados de una investigación anterior llevada a cabo en la Universidad de Chicago (Estados Unidos). En un comunicado de dicha universidad, publicado el pasado abril, la profesora de sociología Yang Yang, autora del estudio, declaró que “comprender la felicidad es importante para calibrar nuestra calidad de vida. La medida de nuestra felicidad refleja la medida en que la sociedad cubre las necesidades de la gente”.

Yang Yang describió también sus hallazgos en otro artículo aparecido en la American Sociological Review, publicación oficial de la American Sociological Association.

Su estudio abarcó el análisis de las respuestas de más de 28.000 personas de edades comprendidas entre los 18 y los 88 años, revelando que las personas con más edad son las que se consideran más felices.

Según Yang, esto se debe a que, con la edad se desarrollan características psicosociales positivas, como la autoestima. Los signos de madurez contribuyen a desarrollar a su vez un bienestar general.

Cuestión de experiencia

Por último, en 2006, otro estudio de la Universidad de Michigan en Ann Arbor (también Estados Unidos), llevado a cabo con un total de 540 adultos de diversas edades, reveló que la vejez trae consigo cierta felicidad, a veces inesperada para los jóvenes y para los propios mayores.

La razón de este bienestar, según publicó el Journal of Happiness Studies: el hecho de que, con la edad, aprendemos a manejarnos mejor con las idas y venidas de la vida. Por esa razón, es en la vejez cuando somos más capaces de sentirnos más felices a pesar de que, objetivamente, hayamos entrado en la decadencia física.

Yaiza Martinez

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Las primeras imágenes del telescopio James Webb cambian nuestra visión del universo 12 julio, 2022
    La NASA ha mostrado al mundo las primeras imágenes captadas por el Telescopio Espacial James Webb: junto a la imagen infrarroja más profunda del Universo hasta la fecha, reveló la atmósfera de un exoplaneta al detalle, el final de una estrella agonizante, los increíbles paisajes de un “vivero estelar” y fusiones e interacciones galácticas. Es […]
    Pablo Javier Piacente
  • La Tierra se habría formado a través de "semillas" de otros planetas 12 julio, 2022
    Un nuevo estudio sostiene que la Tierra no se formó mediante la acumulación de asteroides, como indican las teorías más aceptadas actualmente, sino mediante el agregado de planetesimales, que son las "semillas" de nuevos planetas que han crecido a un tamaño lo suficientemente grande como para tener un núcleo diferenciado. Esta visión permitiría explicar mejor […]
    Pablo Javier Piacente
  • La primera imagen del James Webb difumina la línea entre ciencia y arte 12 julio, 2022
    La primera imagen del telescopio James Webb difumina la línea entre ciencia y arte, nos lleva a la cuna del universo y nos habla de millones de planetas en miles de galaxias como la Vía Láctea, de millones de posibilidades de mundos habitables. Es lo más parecido a una Navidad en julio, explican los científicos.
    Redacción T21
  • La crisis planetaria es producto de la locura humana 12 julio, 2022
    La atmósfera terrestre está amenazada por 2.000 millones de coches, por los 1.330 millones de cabezas de ganado que desbordan el pasto comunal y por los 700 millones de toneladas de arroz que producimos cada año. Nuestro sistema económico permite, cuando no fomenta, que la codicia de unos pocos ponga en peligro la vida de […]
    Eduardo Costas, catedrático de Genética, UCM
  • Una estrella intrusa puede sembrar el caos en el sistema solar 12 julio, 2022
    Nuestro sistema solar está expuesto al paso de una estrella por sus cercanías y a una desestabilización de las órbitas planetarias durante miles de millones de años. Sería una catástrofe inesperada que solo ocurrirá, seguramente, después de la desaparición de la Tierra.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Los insectos también sentirían dolor 11 julio, 2022
    Los científicos han descubierto que los insectos probablemente tienen un sistema neuronal para amortiguar sus respuestas a estímulos potencialmente dolorosos, con el objetivo de adaptar su comportamiento de manera flexible a diferentes contextos, tal como lo hacen los humanos. Este mecanismo incluiría sensaciones similares al dolor, que han sido verificadas anteriormente en otros animales como […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren corteza terrestre de 4.000 millones de años de antigüedad debajo de Australia 11 julio, 2022
    Los científicos han abierto una nueva ventana hacia el pasado más distante de la Tierra: el descubrimiento de un trozo de corteza terrestre por debajo de Australia Occidental indicaría profundos cambios ocurridos en la Tierra a nivel global hace 4.000 millones de años, que habrían influido en la evolución del planeta y en la estabilización […]
    Pablo Javier Piacente
  • La ciencia advierte: la mano invisible del mercado no evitará la catástrofe planetaria 11 julio, 2022
    Estamos viviendo el cambio global más catastrófico desde la extinción de los dinosaurios porque los dirigentes del mundo nos han llevado al borde de la extinción pensando que la mano invisible del mercado impediría lo que ya es inevitable. Como si estuviéramos en el Pérmico, no notamos nada de lo que se avecina.
    Eduardo Costas, catedrático de Genética, UCM
  • Descubren en Atapuerca la cara del hombre más antiguo de Europa 11 julio, 2022
    Excavaciones más profundas en el yacimiento burgalés de Atapuerca han dejado al descubierto el fósil de un homínido cuya antigüedad estaría entre los 1,2 y los 1,4 millones de años. Sería la cara parcial del hombre más antiguo de Europa.
    Redacción T21
  • Descubren un vínculo entre las fluctuaciones climáticas y la extinción masiva 10 julio, 2022
    Las fluctuaciones climáticas estarían relacionadas con los procesos de extinciones masivas, sugieren las huellas de la Gran Mortandad en el norte de La India. Variaciones isotópicas de carbonato, carbono y oxígeno delatan cambios ambientales mientras agonizaba la vida.
    Eduardo Martínez de la Fe