Tendencias21

Descubren la puerta por donde la depresión se cuela en el cerebro

Investigadores canadienses han descubierto la puerta a través de la cual el estrés social entra en el cerebro y provoca la depresión. Una proteína que protege de los microorganismos presentes en la circulación sanguínea se debilita por el impacto de la intimidación, dejando pasar al cerebro las moléculas inflamatorias que provocan la depresión.

Descubren la puerta por donde la depresión se cuela en el cerebro

El proceso inflamatorio desencadenado por un estrés social como la intimidación disminuye la densidad de la barrera que separa el cerebro y la circulación sanguínea del resto del cuerpo, abriendo la puerta a moléculas inflamatorias que favorecen la aparición de síntomas depresivos, ha descubierto un estudio publicado por la Universidad de Laval (Canadá), del que se informa en un comunicado. Las conclusiones se publican en la revista Nature Neuroscience.

Ya se sabía que las personas con depresión tienen una mayor respuesta inflamatoria, así como que el estrés crónico puede provocar esta reacción, pero el vínculo entre el estrés social crónica y la respuesta inflamatoria que desencadena, así como su incidencia sobre la depresión, no son bien conocidos. Esta investigación ha profundizado en esta laguna.

La investigación se ha centrado en la así llamada barrera hematoencefálica (BHE), una barrera de permeabilidad altamente selectiva que impide el paso de moléculas y microorganismos de la circulación sanguínea periférica hacia el cerebro.

Cemento entre células

Esta barrera está formada por células endoteliales que recubren el interior de los vasos sanguíneos. Su hermetismo está asegurado por la estrecha unión que existe entre las células, que forman como una especie de cemento para que nada que esté en el interior de las venas pase al tejido cerebral.

Una de las proteínas más importantes que forman este cemento celular es la claudina-5, que como todas las de su género, están especializadas en formar barreras paracelulares en las paredes de los vasos sanguíneos. Sin esta proteína, la barrera hematoencefálica se abre y el cerebro queda expuesto.

Para realizar sus trabajos, los investigadores usaron un modelo animal de estrés social crónico. Ratones experimentales se colocaron en un recipiente separado de otro por una barrera en el que había un gran ratón agresivo.

El examen microscópico de una región del cerebro implicada en el control del humor descubrió que la morfología de la barrera hematoencefálica se altera en los ratones estresados por estar expuestos a la amenaza del ratón agresivo. La puerta que abre el torrente de los vasos sanguíneos hacia el cerebro queda entreabierta.

El análisis de los investigadores descubrió que los niveles de Claudina-5 en esta región del cerebro era un 50% más débil en los ratones estresados. Esta alteración de la barrera hematoencefálica provocó la entrada en el cerebro de moléculas inflamatorias procedentes de los vasos sanguíneos y, como consecuencia, síntomas depresivos, como el aislamiento social.
 

Análisis en humanos

Para averiguar si un mecanismo parecido podía estar presente en los seres humanos, los investigadores recurrieron a bancos de cerebros post-mortem y descubrieron que los niveles de Claudina-5 eran también un 50% más débiles en las 39 personas que habían sufrido depresión en vida, respecto a 24 cerebros de personas no afectadas.

Este estudio es el primero que demuestra que la inflamación periférica inducida por un estrés social crónico puede influir directamente en el cerebro, alterando la integridad de la barrera hematoencefálica. Confirma igualmente el papel crucial de la inflamación en el desarrollo de síntomas depresivos.

Este descubrimiento puede tener repercusiones clínicas en tres aspectos diferentes. Por un lado, sugiere que se puede diagnosticar la depresión evaluando la permeabilidad de la barrera hematoencefálica mediante resonancia magnética.

En segundo lugar, de la misma forma que las moléculas de la sangre pueden atravesar esta barrera y pasar al tejido cerebral, es posible que moléculas del cerebro puedan pasar también al torrente sanguíneo. Algunas de estas moléculas podrían servir como biomarcadores sanguíneos para detectar la depresión.

Por último, se puede pensar en el desarrollo de nuevos tratamientos de la depresión orientados a fortalecer la proteína Claudina-5, con la finalidad de fortalecer y asegurar la integridad de la barrera hematoencefálica e impedir así la inflamación que desencadena la depresión.

Referencia

Social stress induces neurovascular pathology promoting depression. Nature Neuroscience 20, 1752–1760 (2017). doi:10.1038/s41593-017-0010-3

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Descubren cómo evolucionaron las plantas para colonizar la Tierra hace más de 500 millones de años 18 febrero, 2022
    Investigadores de dos universidades británicas analizaron una gran cantidad de datos genéticos antiguos y actuales de especies vegetales, para descubrir cómo las primeras plantas en la Tierra desarrollaron los mecanismos utilizados para controlar el agua y “respirar” en el planeta, hace más de 500 millones de años. 
    Pablo Javier Piacente
  • Los planetas con vida podrían desarrollar una mente propia 18 febrero, 2022
    Un grupo de científicos sostiene que los planetas con vida funcionarían como "cerebros" integrados por múltiples sistemas interactuantes que, en una fase superior de desarrollo, coordinarían al planeta en la búsqueda de un bien común para todas las formas de vida.
    Pablo Javier Piacente
  • La dilatación del tiempo se produce también a escala milimétrica 18 febrero, 2022
    La dilatación del tiempo prevista por la relatividad general se ha medido por primera vez a escala milimétrica y se ajusta a las previsiones de Einstein: dos relojes atómicos, separados entre sí un milímetro, giran a distintas velocidades.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Crean en laboratorio extraños "muros cuánticos" con insólitos comportamientos 17 febrero, 2022
    Cuando los átomos se agrupan respetando determinadas condiciones, crean “muros cuánticos” dentro de una estructura determinada. En ese sector, parecen seguir nuevas leyes de la física que van en sentido contrario a su comportamiento convencional: al unirse, las partículas actúan juntas como un colectivo y siguen las reglas de la mecánica cuántica.
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren un gigantesco agujero negro oculto tras un anillo de polvo cósmico 17 febrero, 2022
    Un grupo de astrónomos ha observado una nube de polvo cósmico en el centro de la galaxia Messier 77, que oculta un agujero negro supermasivo: el descubrimiento confirma las predicciones hechas hace unos 30 años y brinda a los científicos una nueva perspectiva de los núcleos galácticos activos. Estas estructuras son parte de los objetos […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren la mayor radiogalaxia del universo a 3.000 millones de años luz de nosotros 17 febrero, 2022
    Los astrónomos han descubierto a solo 3.000 millones de años luz de nosotros la mayor galaxia del universo, con 16 millones de años luz de largo. Seguramente se originó por un colosal agujero negro supermasivo. Su existencia suscita muchos interrogantes.
    Redacción T21
  • Observan por primera vez el efecto búmeran cuántico 17 febrero, 2022
    Investigadores de la Universidad de California han comprobado por primera vez el efecto búmeran cuántico, que se produce en materiales desordenados condicionando su conductividad. El resultado potencia su aplicación en sistemas multidimensionales.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La Tierra nació con el agua que hoy tenemos 16 febrero, 2022
    Los cuerpos que al colisionar en el llamado “Gran Impacto” dieron lugar a la Tierra actual y a la Luna, ya disponían de la mayoría del agua y otros elementos volátiles que hoy pueden encontrarse en nuestro planeta. Al mismo tiempo, el aporte desde fuentes externas como meteoritos o asteroides parece ser mínimo.
    Pablo Javier Piacente
  • Ni rastro de vida inteligente en el centro de la Vía Láctea 16 febrero, 2022
    Los astrónomos escanearon el centro de la Vía Láctea en busca de signos de civilizaciones inteligentes y no encontraron nada más que silencio, según un nuevo estudio. La búsqueda estuvo dirigida a 144 sistemas de exoplanetas, pero también completó una requisa más amplia de más de 3 millones de estrellas hacia el centro galáctico y […]
    Pablo Javier Piacente
  • Usan pequeños remolinos magnéticos para generar verdaderos números aleatorios 16 febrero, 2022
    Una nueva investigación ha utilizado las propiedades magnéticas de una partícula hipotética para generar eficientemente 10 millones de números verdaderamente aleatorios por segundo, útiles en criptografía y computación probabilística.
    Brown University/T21