Tendencias21

Dos compuestos conocidos ralentizan drásticamente el envejecimiento en animales

Dos compuestos ya conocidos, uno de ellos utilizado contra el cáncer, y el otro un flavonoide muy común en la dieta humana, aumentan la ‘vida saludable’ de los ratones. Así lo han comprobado científicos estadounidenses, que advierten de que hacen falta más pruebas antes de experimentar con humanos, y de que los compuestos tienen efectos secundarios en tratamientos a largo plazo.

Dos compuestos conocidos ralentizan drásticamente el envejecimiento en animales

Un equipo de investigadores de, entre otros, el Instituto de Investigación Scripps (TSRI, Florida) y la Clínica Mayo (Minnesota), ambas entidades privadas sin ánimo de lucro de Estados Unidos, ha descubierto que dos compuestos ya conocidos ralentizan drásticamente el envejecimiento en animales, aliviando los síntomas de fragilidad, mejorando la función cardíaca y ampliando una vida saludable.

Los científicos han acuñado el término «senolytics» (senolíticos) para esta clase de medicamentos. La nueva investigación ha sido publicada en línea en la revista Aging Cell.

Las células senescentes -que han dejado de dividirse- se acumulan con el tiempo y aceleran el proceso de envejecimiento. Dado que la «vida saludable» (tiempo libre de enfermedad) en ratones se refuerza al matar estas células, los científicos razonaron que la búsqueda de tratamientos que consiguieran lo mismo en humanos podría tener un enorme potencial.

Los científicos se enfrentaron, sin embargo, al reto de identificar y dirigirse a las células senescentes sin dañar otras células.

El equipo sospechaba que la resistencia de las células senescentes a la muerte por el estrés y daños podría dar una pista. De hecho, analizando la transcripción génica, descubrieron que, al igual que las células del cáncer, las células senescentes tienen una mayor expresión de «redes de supervivencia» que las ayudan a resistir la apoptosis, o muerte celular programada. Este hallazgo proporciona criterios clave para buscar posibles fármacos.

Utilizando estos criterios, el equipo se enfocó en dos compuestos disponibles: por un lado, el dasatinib, un fármaco contra el cáncer, y por otro, la quercetina, un compuesto natural que se vende como suplemento, y que actúa como antihistamínico y anti-inflamatorio.

El dasatinib puede ser tóxico, provocando enfermedades del sistema inmunitario como la neutropenia y la mielosupresión. Por su parte, la quercetina es un flavonol que se encuentra en altas concentraciones tanto en frutas como en verduras, en especial en la cebolla. Es el flavonoide más abundante de la dieta humana.

Las pruebas

Pruebas realizadas en cultivos celulares mostraron que estos compuestos inducen, de hecho, la muerte selectiva de las células senescentes. Cada uno de los compuestos tenía efecto sobre distintos tipos de células senescentes. Una combinación de ambos era más eficaz, en general.

A continuación, el equipo analizó cómo afectaban estos fármacos al envejecimiento y la salud de los ratones. «En modelos animales, los compuestos mejoran la función cardiovascular y la resistencia durante el ejercicio, la reducción de la osteoporosis y de la fragilidad, y prolongan la vida saludable», explica en la nota de prensa de Scripps Laura Niedernhofer, profesora y co-directora de la investigación, cuyos modelos de envejecimiento acelerado de los animales se utilizaron ampliamente en el estudio.

Los autores advierten que se necesitan más pruebas antes de su uso en humanos. También recuerdan que ambos productos tienen posibles efectos secundarios, por lo menos en los tratamientos a largo plazo.

Referencia bibliográfica:

Yi Zhu, Tamara Tchkonia, Tamar Pirtskhalava, Adam Gower, Husheng Ding, Nino Giorgadze, Allyson K. Palmer, Yuji Ikeno, Gene Borden, Marc Lenburg, Steven P. O’Hara, Nicholas F. LaRusso, Jordan D. Miller, Carolyn M. Roos, Grace C. Verzosa, Nathan K. LeBrasseur, Jonathan D. Wren, Joshua N. Farr, Sundeep Khosla, Michael B. Stout, Sara J. McGowan, Heike Fuhrmann-Stroissnigg, Aditi U. Gurkar, Jing Zhao, Debora Colangelo, Akaitz Dorronsoro, Yuan Yuan Ling, Amira S. Barghouthy, Diana C. Navarro, Tokio Sano, Paul D. Robbins, Laura J. Niedernhofer, James L. Kirkland. The Achilles’ Heel of Senescent Cells: From Transcriptome to Senolytic Drugs. Aging Cell (2015). DOI: 10.1111/acel.12344.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Una antigua ciudad mexicana se desarrolló más de mil años sin extremos en riqueza y poder 9 marzo, 2022
    Una vida solidaria y cooperativa, sin la necesidad de castas dominantes que concentraran riqueza y poder, fue el motivo por el cual la antigua ciudad de Monte Albán, en México, se desarrolló y perduró durante trece siglos, según un nuevo estudio. La localidad no contaba con tierras demasiado fértiles ni con una ubicación privilegiada en […]
    Pablo Javier Piacente
  • El agujero negro supermasivo de la Vía Láctea juega con burbujas 9 marzo, 2022
    En 2020, dos enormes burbujas que se extendían por el centro de la Vía Láctea fueron observadas por el telescopio de rayos X eRosita, sin que los científicos pudieran precisar su origen. Ahora, un nuevo estudio ha comprobado que las gigantescas burbujas son el resultado de un poderoso chorro de actividad procedente del agujero negro […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los agujeros negros dispondrían también de un túnel del tiempo 9 marzo, 2022
    Los agujeros negros dispondrían de un túnel del tiempo parecido al de los agujeros de gusano, a través del cual la radiación predicha por Hawking puede escapar de su potente campo gravitatorio. Un nuevo intento de conciliar física cuántica y gravedad.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Los misiles hipersónicos pueden decidir el desenlace de la guerra de Ucrania 9 marzo, 2022
    La tecnología de los misiles hipersónicos, todavía no contrastada, puede encontrar en Ucrania el escenario en el que Rusia la pruebe antes de convertirla en un arma nuclear capaz de alcanzar Europa, en menos de 10 minutos, con bombas más potentes que las de Hiroshima.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La vida ha modificado incluso las entrañas de la Tierra 8 marzo, 2022
    El rápido desarrollo de la fauna hace 540 millones de años ha cambiado permanentemente a la Tierra, incluso en lo más profundo de su manto inferior. Eso significa que el desarrollo de la vida ha modificado a nuestro planeta hasta sus entrañas, debido a que la Tierra es un sistema general complejo.
    Pablo Javier Piacente
  • El CERN de Ginebra rompe también con la ciencia de Rusia 8 marzo, 2022
    La poderosa Organización Europea para la Investigación Nuclear ha suspendido la colaboración con las instituciones científicas de la Federación Rusa, al mismo tiempo que le ha retirado su estatus de observador en el CERN, como consecuencia de la invasión de Ucrania.
    Redacción T21
  • Los agujeros negros tienen un corazón palpitante 8 marzo, 2022
    Los agujeros negros “laten” como un corazón: un movimiento en secuencias permite que el material que los alimenta se acumule y caliente en una corona, para luego expulsar parte de ese material en forma de chorros. La dinámica es similar a la que puede observarse en la circulación de la sangre por el corazón humano, […]
    Pablo Javier Piacente
  • Una nueva técnica genética consigue crear mamíferos sin padres 8 marzo, 2022
    Por primera vez en la historia, una hembra de ratón sin padre, nacida de un óvulo no fertilizado, no solo ha sobrevivido hasta la edad adulta, sino que ha alumbrado una camada de crías sanas producto de la reproducción sexual.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Una guerra nuclear tendría en horas más víctimas que la segunda guerra mundial 8 marzo, 2022
    Una simulación de la Universidad de Princeton ha descrito lo que ocurriría en un hipotético conflicto nuclear entre Rusia, Estados Unidos y la OTAN. Las víctimas ascenderían a 90 millones de personas, desconociéndose qué pasaría si se sumaran al conflicto otros países con armas nucleares.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Descubren en Inglaterra un monumento romano del tamaño de cinco campos de fútbol 7 marzo, 2022
    Los arqueólogos han descubierto en Inglaterra un monumento romano del tamaño de cinco campos de fútbol. El emplazamiento, que ha desvelado un gran mosaico que representa la Ilíada de Homero, forma parte de un gran conjunto de villas señoriales de hace más de 1.500 años.
    Pablo Javier Piacente