Tendencias21

El cerebro femenino premia la generosidad

Las mujeres son más generosas que los hombres debido a que los cerebros de unos y otros desencadenan diferentes mecanismos cerebrales en el sistema de recompensa, ha descubierto un estudio de la Universidad de Zúrich. Esta reacción cerebral diferenciada viene marcada por la educación.

El cerebro femenino premia la generosidad

Experimentos conductuales ya habían demostrado  que las mujeres son más generosas que los hombres. Ahora, investigadores de la Universidad Zúrich han podido demostrar que los cerebros femeninos y masculinos procesan el comportamiento generoso y egoísta de manera diferente, según  se informa en un comunicado.

Para las mujeres, el comportamiento generoso desencadena una señal de recompensa más fuerte, mientras que los sistemas de recompensa masculina responden más fuertemente al comportamiento egoísta.

Los investigadores llegaron a esta conclusión después de haber observado el comportamiento de hombres y mujeres en un experimento con posibles opciones altruistas y egoístas. Ante un ordenador, unos sesenta participantes de edades comprendidas entre los 25 y los 35 años tenían en su poder una pequeña suma de dinero que podían, bien guardarse para sí íntegramente, o bien compartirla.

Después del experimento, las mujeres mostraron una tendencia a ser más generosas con los demás, ya fueran amigos, miembros de la familia o sencillamente desconocidos. Los hombres se mostraron al contrario mucho más egoístas.

Lo que descubrieron los científicos observando la actividad cerebral de los participantes durante el experimento es la prueba neurobiológica de una diferencia de género que explica ambos comportamientos.

A partir de imágenes cerebrales, los investigadores apreciaron que cuando las mujeres compartían con alguien el dinero que les habían confiado, ese comportamiento se correspondía con una actividad más intensa en el cuerpo estriado, una zona situada en el centro del cerebro relacionada con el sistema de recompensa, que se activa cuando se toma una decisión.

En el experimento, el cuerpo estriado se activó cuando una mujer se comportaba generosamente. En los hombres es diferente: el cuerpo estriado se activó cuando se guardaban el dinero y no lo compartían con nadie.

Según Alexander Soutschek, coautor del estudio, esta actividad cerebral se desarrolla en muchas situaciones, ya se trate de ayudar a alguien desconocido, determinar el salario de un empleado o al comprometerse socialmente.

Para confirmar esta diferencia cerebral entre géneros, los investigadores repitieron la experiencia con una salvedad: administraron a los participantes un antipsicótico (amisulprida) que reduce la neurotransmisión de dopamina en el cerebro y, consecuentemente, en el sistema de recompensa.

Bajo estos efectos, las diferencias entre hombres y mujeres saltaron de nuevo, pero a la inversa: las chicas tendían a mostrarse más egoístas y los chicos más altruistas.  Como explica Soutschek, «estos resultados demuestran que los cerebros de mujeres y hombres también procesan la generosidad de manera diferente a nivel farmacológico».

Evitar conclusiones simplistas

Los investigadores advierten que no se pueden extraer de este estudio conclusiones simplistas, ya que sus resultados no indican que las mujeres nacen más generosas o naturalmente más altruistas que los hombres.

La recompensa y los sistemas de aprendizaje en nuestros cerebros trabajan en estrecha cooperación, señalan. Los estudios empíricos muestran que las niñas son recompensadas con elogios por el comportamiento generoso, lo que implica que sus sistemas de recompensa aprenden a esperar una recompensa por ayudar a otro, en lugar de asumir un comportamiento egoísta.

Con esto en mente, las diferencias de género que observamos en nuestros estudios podrían atribuirse mejor a las diferentes expectativas culturales que se influyen en los hombres y las mujeres, explica Soutschek.

Este relato de aprendizaje también está apoyado por hallazgos anteriores que señalan diferencias significativas en la sensibilidad del sistema de recompensa al comportamiento generoso o egoísta a través de las diferentes culturas.

Lo que este estudio constata, en consecuencia, es que las chicas han sido educadas para favorecer comportamientos altruistas, una educación que llega a influir sobre las conexiones cerebrales.

No hemos validado estereotipos, señalan los investigadores, sino más bien mostrado  hasta qué punto los estereotipos marcan nuestros comportamientos. Un dato a tener en cuenta si se quiere avanzar hacia una sociedad más igualitaria entre géneros, añaden.

Consideran asimismo que este descubrimiento tendrá consecuencias para los estudios sobre el cerebro, ya que en el futuro estas investigaciones deberán tener en cuenta los diferentes comportamientos entre hombres y mujeres y su vinculación con la química cerebral.

Referencia

The dopaminergic reward system underpins gender differences in social preferences. Nature Human Behaviour. DOI: 10.1038/s41562-017-0226-y

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Un árbol fosilizado hace 350 millones de años sorprende a los científicos: parece alienígena 11 febrero, 2024
    Un fósil tridimensional de árboles más antiguos que los dinosaurios revela que los bosques de hace 350 millones de años eran extraños y alienígenas. Formaban parte de un bosquecillo que fue sepultado después de un terremoto.
    Redacción T21
  • El meteorito de Berlín resultó ser un raro objeto de origen ígneo 11 febrero, 2024
    El asteroide que se desintegró sobre Berlín a mediados de enero pertenece a un tipo raro de meteorito de origen ígneo. Se compone principalmente de silicatos de magnesio, enstatita y forsterita, además casi no contiene hierro y tiene una corteza vítrea translúcida.
    Redacción T21
  • Descubren un helecho tropical que transforma sus hojas muertas en nuevas raíces 9 febrero, 2024
    Para sobrevivir en el suelo anegado y bajo en nutrientes del bosque de Quebrada Chorro, en el oeste de Panamá, una especie de helecho tropical arborescente reutiliza sus hojas muertas, convirtiéndolas en nuevas raíces. Los científicos descubrieron que el helecho reconfigura estas “hojas zombis”, invirtiendo el flujo de agua para atraer nutrientes de regreso a […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una extraña combinación de minerales en las muestras lunares de la misión Chang'e-5 de China 9 febrero, 2024
    Los minerales antiguos y nuevos identificados en las muestras lunares traídas por la misión Chang'e-5 de China están ayudando a los científicos a comprender mejor la historia de la Luna: ahora, los especialistas han descubierto más propiedades del sexto nuevo mineral lunar, llamado Changesite-(Y). Además, otros compuestos hallados, la seifertita y la stishovita, pueden coexistir […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los robots que atienden a pacientes llegan a los hospitales 9 febrero, 2024
    Robots diseñados para brindar comodidad a los pacientes de edad avanzada y aliviar su ansiedad, han sido probados con éxito en un hospital de París: saludan, responden a preguntas, comprenden conversaciones grupales y apoyan las tareas de enfermería.
    Redacción T21
  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente