Tendencias21

Identifican el sustrato físico que hace posible que la mente influya sobre el cuerpo

Neurocientíficos de la Universidad de Pittsburgh (EEUU) han identificado la base neural de la conexión entre mente y cuerpo: una red que une la corteza cerebral con la médula adrenal. El descubrimiento abre una nueva puerta a la comprensión del efecto del estrés, la depresión y otros estados mentales en nuestras funciones orgánicas; y demuestra que hay una base anatómica real para las enfermedades psicosomáticas.

Identifican el sustrato físico que hace posible que la mente influya sobre el cuerpo

Un equipo de neurocientíficos de la Universidad de Pittsburgh (EEUU) ha identificado la red neural que conecta la corteza cerebral a una parte de la glándula suprarrenal o adrenal, la médula adrenal, responsable de la rápida respuesta corporal ante situaciones de estrés.

Estos hallazgos,  aparecidos en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), proporcionan evidencias sobre la base neuronal de la conexión entre mente y cuerpo, publica la Universidad de Pittsburghen un comunicado.
 

Más concretamente, el descubrimiento abre una nueva puerta sobre cómo el estrés, la depresión y otros estados mentales pueden alterar nuestras funciones orgánicas, y demuestran que hay una base anatómica real para las enfermedades psicosomáticas.

Esto es importante, aunque la medicina reconoce la influencia de los procesos emocionales en la aparición y desarrollo de algunas enfermedades, dicha influencia siempre ha resultado difícil de cuantificar y precisar por depender de factores y variables difíciles o imposibles de analizar con el método científico.

Asimismo, esta nueva investigación también -que muestra un sustrato neural concreto de la relación mente-cuerpo- podría ayudar a explicar porqué la meditación y otros ejercicios como el yoga y el pilates son de gran ayuda para cambiar la respuesta de nuestro cuerpo ante el estrés físico, mental y emocional.

«Nuestros resultados han sido ser mucho más complejos e interesantes de lo que pensábamos antes de empezar con la investigación», afirma Peter L. Strick, del Departamento de Neurobiología, director científico del Pittsburgb Brain Institute y coautor del estudio.

Experimentos con el virus de la rabia

En los experimentos llevados a cabo para esta investigación, Strick y su equipo trazaron el circuito neuronal que vincula las áreas de la corteza cerebral con la médula adrenal (la parte interna de la glándula adrenal, que se encuentra encima de cada riñón).

Los científicos se quedaron sorprendidos por el número total de de redes cerebrales que descubrieron entre estas dos zonas del organismo. Hasta ahora, por investigaciones previas, se sospechaba que una o, tal vez, dos áreas corticales podían ser responsables del control de la médula adrenal, pero su número real y la localización no habían podido ser definidos.

En el presente estudio, se ha aplicado un método de rastreo que implica al virus de la rabia y que permite revelar largas cadenas de neuronas interconectadas. Con este enfoque, Strick y sus colegas demostraron que el control de la médula adrenal se origina en varias áreas corticales. Las mayores influencias surgen en concreto de las regiones motoras del córtex cerebral y de otras áreas corticales implicadas en la cognición y el afecto.

Utilidades

¿Para qué sirve la influencia de las áreas corticales en la médula adrenal? Cuando tenemos una situación de estrés, nuestro organismo presenta una gran variedad de cambios, como palpitaciones en el corazón, sudores o dilatación de las pupilas. Estas respuestas se dan porque el cuerpo se prepara para la acción, por ejemplo, para «combatir o huir». 

Pero, en muchas situaciones de estrés, como cuando tenemos estrés en el trabajo, no hay que «combatir o huir». En esas ocasiones, queda claro que contamos con algún tipo de control cognitivo sobre nuestras respuestas al estrés. «Como tenemos un cortex, tenemos opciones» , explica  Strick. «Estas opciones son parte de lo que la corteza cerebral da». 

Otros hallazgos

Otro resultado sorprendente arrojado por la presente investigación es que las áreas motoras del córtex o corteza cerebral, implicadas en la planificación y el desarrollo del movimiento, están muy vinculadas a la médula adrenal.

Una de estas áreas es una parte de la corteza motora primaria, implicada en el control del movimiento axial del cuerpo y de la postura. Esta entrada a la médula adrenal podría explicar por qué los ejercicios que implican nuestro tronco superior (como los del  pilates o el yoga) son tan buenos para ayudarnos a responder ante situaciones de estrés.

El estudio ha revelado asimismo que las áreas del córtex que están activas cuando nos enfrentamos a un conflicto, o cuando nos damos cuenta de que hemos cometido un error, también influyen sobre la médula adrenal.

«Este hecho», según Strick, «plantea la posibilidad de que la actividad en estas áreas corticales (cuando pensamos en un error, luchamos contra él o pensamos sobre un evento traumático) se traduzca en señales descendentes que influyan en la médula adrenal, de la misma manera que el acontecimiento real». Esto significa que los hallazgos anatómicos realizados tendrían una gran relevancia para afrontar el estrés post-traumático.

Por último, se han descubierto vínculos adicionales entre la médula adrenal y las áreas corticales que se activan durante la meditación o aquellas áreas de la corteza cerebral que muestran cambios en casos de depresión bipolar familiar. Por eso, señala Strick que «una manera de resumir nuestros resultados es que puede que hayamos descubierto el conectoma del estrés y la depresión».

En general, los resultados muestran la existencia de circuitos que vinculan el movimiento, la cognición y la función de la médula adrenal y el control del estrés. Estos circuitos estarían implicados en la relación entre estados  como el estrés crónico y la depresión y las funciones orgánicas. 

A través de la cortisona

En un estudio realizado en 2008, ya se relacionó un estado de ánimo, el estrés, con daños físicos, en este caso a través del papel de una hormona llamada cortisona, que generan las glándulas adrenales mencionadas.

Si la presencia en nuestro organismo de esta hormona, que producimos en situaciones de estrés,  se prolonga durante mucho tiempo en la sangre, se desencadena un proceso en el organismo que propicia el envejecimiento celular. 

Referencia bibliográfica:

Richard P. Dum, David J. Levinthal, Peter L. Strick. Motor, cognitive, and affective areas of the cerebral cortex influence the adrenal medulla. Proceedings of the National Academy of Sciences. (2016) DOI: 10.1073/pnas.1605044113

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un asteroide habría explotado sobre la Antártida hace unos 2,5 millones de años 7 febrero, 2024
    Un asteroide se desintegró sobre el continente antártico hace aproximadamente 2,5 millones de años: la evidencia proviene de un análisis químico de más de 100 pequeños trozos de roca extraterrestre, que se han preservado dentro de las enormes capas de hielo. Hasta el momento, solo se conocen otros dos eventos de explosiones aéreas antiguas en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean la primera niña de inteligencia artificial del mundo 7 febrero, 2024
    La primera niña IA del mundo ha sido creada por científicos chinos, que la han dotado de emociones e intelecto y de la capacidad de aprender de forma autónoma. Se comporta como si tuviera tres o cuatro años y representa un avance significativo para el campo de la inteligencia artificial general.
    Redacción T21
  • Oponerse a la regulación de los pesticidas no es la solución al problema de los agricultores 7 febrero, 2024
    Los agricultores que se movilizan en España y Europa se oponen con firmeza a las nuevas regulaciones europeas en materia de pesticidas, lo que representa una amenaza mayor para la salud pública que tener una central nuclear al lado de casa: estos químicos han costado miles de vidas y enfermos crónicos, al tiempo que han […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • El arte existió antes del surgimiento de los humanos modernos 6 febrero, 2024
    Nuevas investigaciones sugieren que nuestros parientes humanos arcaicos, como los neandertales, ya contaban con las capacidades cognitivas para desarrollar arte: el hallazgo de ejemplos cada vez más antiguos de expresión artística en el registro arqueológico confirmaría esta hipótesis. Sin embargo, aún se discute si estas manifestaciones creativas pueden catalogarse como arte.
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una nueva supertierra que podría ser un mundo habitable 6 febrero, 2024
    Un planeta extrasolar del tipo supertierra, denominado TOI-715 b y aproximadamente una vez y media más ancho que la Tierra, podría ser capaz de albergar vida: orbita dentro de la zona habitable de una enana roja, a escasa distancia de nuestro planeta. Además, podría estar acompañado de otro cuerpo planetario, con un tamaño casi idéntico al […]
    Pablo Javier Piacente