Tendencias21

Identifican las bacterias más frecuentes en los aseos de los aeropuertos

Una investigación que ha analizado los mangos de 400 puertas de los aseos de 136 aeropuertos de 59 países, ha identificado las bacterias más frecuentes que pueden contagiarnos cuando viajamos. La más extendida puede provocar enfermedades que van desde infecciones cutáneas hasta la meningitis y la neumonía. Lavarse las manos cada vez que se usan estas instalaciones es la mejor medida preventiva.

Identifican las bacterias más frecuentes en los aseos de los aeropuertos

Una investigación desarrollada en 136 aeropuertos de 59 países ha identificado las bacterias que viajan a través del mundo de la forma más inocente: la puerta de los aseos, consideradas la principal fuente de infecciones microbianas.

La investigación la ha desarrollado un equipo del Hospital Munster de Alemania aprovechando sus desplazamientos profesionales y privados. De esta forma pudieron inspeccionar un total de 400 puertas en sólo unos meses.

Cada científico tenía que visitar los aseos de los aeropuertos de su ruta, tanto de salida como de llegada y de las escalas. Y seguían el mismo ritual: tomar muestras de los mangos de las puertas y luego hacer los correspondientes cultivos en laboratorio, una vez de vuelta.

De esta forma descubrieron que una bacteria conocida como staphylococcus aureus estaba en el 5,5% de las muestras recogidas. Se trata de una bacteria ampliamente extendida por el mundo que puede producir una amplia gama de enfermedades como infecciones cutáneas y de las mucosas relativamente benignas, así como  enfermedades de riesgo vital, como celulitis, abscesos profundos, osteomielitis, meningitis, sepsis, endocarditis o neumonía. Además, también puede afectar al aparato gastrointestinal.

En el aeropuerto Charles de Gaulle de París se encontraron asimismo una cepa multirresistente, identificada como una variante denominada ST672-MRSA-V, proveniente de La India y que rara vez se encuentra fuera del continente, por lo que había sido importada.

Más bacterias

Otras bacterias identificadas, las conocidas como Stenotrophomonas maltophilia, Acinetobacter Baumannii y Pseudomonas aeruginosa.

Stenotrophomonas maltophilia es un patógeno intrahospitalario que afecta principalmente a personas inmunodeprimidas o que padecen fibrosis quistica, produciendo celulitis, abscesos cutáneos, infección del tracto urinario, meningitis, endocarditis bacteriana, colonizando además catéteres, produciendo bacteriemia y sepsis. Es resistente a las antibióticos betalactámicos.

Acinetobacter baumannii es una bacteria patógena resistente a la mayoría de los antibióticos. Algunas estimaciones afirman que la enfermedad podría estar matando a decenas de miles de pacientes en los Estados Unidos cada año. La enfermedad producida por la A. baumannnii puede causar neumonía severa e infecciones del tracto urinario (ITU).

Pseudomonas aeruginosa es una bacteria aeróbica, oportunista en humanos y también en plantas. Es un microorganismo capaz de nutrirse a partir de hidrocarburos, causando estragos de corrosión microbiana.

Sin embargo, en todos los casos los investigadores no encontrario enterococos resistentes a antibióticos como la Vancomicina o la Betalactamasa. El enterococo es una bacteria que normalmente vive en los intestinos y en el aparato genital femenino. La mayoría de las veces, el enterococo no causa problemas, pero puede provocar una infección si penetra en las vías urinarias, el torrente sanguíneo o las heridas de la piel.

Aunque la diseminación de gérmenes a través de los aeropuertos no es nada nuevo, esta investigación identifica las bacterias más comunes que podemos encontrarnos en cualquier viaje y nos recuerda la conveniencia de proceder siempre al lavado de manos una vez utilizados los servicios de un aeropuerto.

El estudio, si bien demuestra que el viaje a través de aeropuertos tiene el potencial de introducir bacterias resistentes a los antibióticos sobre las superficies que podrían plantear un riesgo para la salud pública, al mismo tiempo tiene algunas limitaciones, especialmente el pequeño números de muestras obtenidos, el del retraso de tiempo entre el muestreo y el cultivo en laboratorio, así como la falta de la información sobre el tipo de tirador de puerta y los protocolos de la limpieza que funcionan en cada aeropuerto.

Referencia

Airport door handles and the global spread of antimicrobial-resistant bacteria: a cross sectional study. Frieder Schaumburg, Robin Köck, Fabian H. Leendertz, Karsten Becker. Clinical microbology  and infection. DOI: http://dx.doi.org/10.1016/j.cmi.2016.09.010
 

RedacciónT21

RedacciónT21

Hacer un comentario