Tendencias21

La contaminación propicia la delincuencia

Las ciudades más contaminadas tienden a tener niveles más altos de delincuencia, ha descubierto una investigación. La exposición a la contaminación del aire, incluso la imaginaria, aumenta la ansiedad, corrompe la salud y contamina la moralidad de la población.

La contaminación propicia la delincuencia

La exposición a la contaminación del aire, incluso la imaginaria, puede llevar a un comportamiento poco ético, según una investigación de  la Columbia Business School publicada en la revista Psychological Science.

La investigación combinó datos históricos y experimentales y concluyó que la exposición a la contaminación del aire, ya sea física o mentalmente, está relacionada con el comportamiento no ético, como el delito y el engaño. Los datos sugieren que esta asociación puede deberse, al menos en parte, a un aumento de la ansiedad.

«Esta investigación revela que la contaminación del aire puede tener costos éticos potenciales que van más allá de su conocida repercusión en la salud y el medio ambiente», explica el autor principal,  Jackson G. Lu, en un comunicado.

Estudios previos ya habían advertido que la exposición a la contaminación del aire eleva los sentimientos de ansiedad en las personas que la sufren. Se sabe además que la ansiedad se relaciona con una variedad de conductas no éticas.

Para desarrollar estas investigaciones, Lu y sus colegas plantearon la hipótesis de que la contaminación puede, en última instancia, aumentar la actividad criminal y el comportamiento no ético, debido a un aumento de  la ansiedad.

En su estudio, los investigadores examinaron la contaminación del aire y los datos delictivos de 9.360 ciudades de EE. UU, recopiladas durante un período de 9 años. Los datos de contaminación del aire, obtenidos de la Agencia de Protección Ambiental, incluyeron información sobre seis contaminantes principales, que incluyen partículas, monóxido de carbono, dióxido de nitrógeno y dióxido de azufre. Los datos de criminalidad, facilitados por el FBI, incluyeron información sobre delitos en siete categorías principales, que incluyen el asesinato, el atraco  y el robo.

Contaminación, ansiedad y delincuencia

Los investigadores descubrieron que las ciudades con niveles más altos de contaminación atmosférica tienden a tener niveles más altos de delincuencia. Esta asociación se mantuvo incluso después de que los investigadores consideraran otros factores potenciales.

Es decir, la relación entre contaminación y delincuencia se mantiene por encima de cualquier otro parámetro que pueda considerarse: da igual la población total de la ciudad, el número de policías, la edad media de la población, la distribución de género o raza, índice de pobreza, tasa de desempleo o condiciones socioeconómicas de la población.

Para establecer un vínculo causal directo entre la experiencia de la contaminación del aire y el comportamiento no ético, los investigadores también llevaron a cabo una serie de experimentos.

Debido a que no podían asignar al azar a los participantes a vivir físicamente diferentes niveles de contaminación del aire, los investigadores incluyeron en su estudio las vivencias de los voluntarios al imaginarse que vivían en una zona contaminada.

Contaminación imaginada

En este experimento, un total de 256 participantes vieron una foto con una escena contaminada y otra con una escena limpia. Se imaginaban viviendo en ese lugar y reflexionaban sobre cómo se sentirían mientras caminaban y respiraban el aire.

Para medir la influencia que estas imágenes podía ejercer en el comportamiento de los participantes, los investigadores les sometieron a unos test sobre palabras relacionadas (que nada tenían que ver con las escenas de contaminación) que tenían premio en caso de acierto.

Además, les dieron la oportunidad de aprovecharse de un supuesto fallo del ordenador para acertar en las respuestas. En realidad era un fallo trampa: les dijeron que no hicieran caso de la información obtenida por el fallo, pero al mismo tiempo registraron cuántas veces los participantes echaron un vistazo a la respuesta correcta.

Los resultados mostraron que los participantes que pensaban en vivir en un área contaminada engañaban con más frecuencia que aquellos que pensaban en vivir en un área limpia.

Dos experimentos más

Hubo dos experimentos adicionales más para medir la relación entre contaminación y ética. En uno de ellos, veían también fotos de Beijing contaminado y tenían que escribir un texto sobre cómo se imaginaban que sería la vida allí. Luego, unos expertos medían el nivel de ansiedad reflejado en los escritos.

En el segundo experimento adicional, realizado con universitarios norteamericanos, los investigadores midieron la frecuencia con la que los participantes engañaban al informar del resultado de una tirada de dados. Y en el otro experimento con adultos en India, midieron la disposición de los participantes para usar estrategias de negociación poco éticas.

De nuevo, los participantes que escribieron sobre vivir en un lugar contaminado se involucraron en conductas menos éticas frente a los que escribieron sobre vivir en un lugar limpio; también expresaron más ansiedad en sus escritos. Según la hipótesis de los investigadores, el nivel de ansiedad señala el vínculo entre imaginar la exposición a la contaminación del aire y el comportamiento no ético.

En consecuencia, la combinación de los datos históricos y de los diferentes experimentos llevan a los investigadores a concluir que la exposición a la contaminación del aire, ya sea física o mental, está relacionada con la conducta transgresora a través de mayores niveles de ansiedad.

Lu y sus colegas señalan que puede haber otros mecanismos, además de la ansiedad, que vinculan la contaminación del aire con el comportamiento no ético. También reconocen que imaginar la contaminación del aire no es equivalente a experimentar la contaminación del aire real. Destacan estas limitaciones como vías para futuras investigaciones.

En última instancia, la investigación revela otra vía a través de la cual el entorno de una persona puede afectar a su comportamiento: «Nuestros hallazgos sugieren que la contaminación del aire no sólo corrompe la salud de las personas, sino que también puede contaminar su moralidad», concluye Lu.

Referencia

Polluted Morality: Air Pollution Predicts Criminal Activity and Unethical Behavior. Psychological Science, February 7, 2018, https://doi.org/10.1177/0956797617735807

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un asteroide habría explotado sobre la Antártida hace unos 2,5 millones de años 7 febrero, 2024
    Un asteroide se desintegró sobre el continente antártico hace aproximadamente 2,5 millones de años: la evidencia proviene de un análisis químico de más de 100 pequeños trozos de roca extraterrestre, que se han preservado dentro de las enormes capas de hielo. Hasta el momento, solo se conocen otros dos eventos de explosiones aéreas antiguas en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean la primera niña de inteligencia artificial del mundo 7 febrero, 2024
    La primera niña IA del mundo ha sido creada por científicos chinos, que la han dotado de emociones e intelecto y de la capacidad de aprender de forma autónoma. Se comporta como si tuviera tres o cuatro años y representa un avance significativo para el campo de la inteligencia artificial general.
    Redacción T21
  • Oponerse a la regulación de los pesticidas no es la solución al problema de los agricultores 7 febrero, 2024
    Los agricultores que se movilizan en España y Europa se oponen con firmeza a las nuevas regulaciones europeas en materia de pesticidas, lo que representa una amenaza mayor para la salud pública que tener una central nuclear al lado de casa: estos químicos han costado miles de vidas y enfermos crónicos, al tiempo que han […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • El arte existió antes del surgimiento de los humanos modernos 6 febrero, 2024
    Nuevas investigaciones sugieren que nuestros parientes humanos arcaicos, como los neandertales, ya contaban con las capacidades cognitivas para desarrollar arte: el hallazgo de ejemplos cada vez más antiguos de expresión artística en el registro arqueológico confirmaría esta hipótesis. Sin embargo, aún se discute si estas manifestaciones creativas pueden catalogarse como arte.
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una nueva supertierra que podría ser un mundo habitable 6 febrero, 2024
    Un planeta extrasolar del tipo supertierra, denominado TOI-715 b y aproximadamente una vez y media más ancho que la Tierra, podría ser capaz de albergar vida: orbita dentro de la zona habitable de una enana roja, a escasa distancia de nuestro planeta. Además, podría estar acompañado de otro cuerpo planetario, con un tamaño casi idéntico al […]
    Pablo Javier Piacente