Tendencias21

La guerra causa daños neurológicos a los soldados

Una investigación realizada sobre la muerte de 400.000 veteranos norteamericanos que habían participado en alguna de las dos guerras mundiales, en la Vietnam o la de Corea, ha venido a establecer que existe una relación directa entre la participación en una guerra y el riesgo de contraer la enfermedad neuronal degenerativa Esclerosis Lateral Amiotropica. Esta enfermedad, también conocida como “síndrome de la guerra del Golfo”, no es exclusiva de los combatientes de 1990-1991, sino que se ha manifestado también de forma llamativa entre los soldados de anteriores guerras. Por Vanessa Marsh.

La guerra causa daños neurológicos a los soldados

Todas las personas que participan en una guerra tienen mayor riesgo de padecer una grave enfermedad neurológica, la Esclerosis Lateral Amiotrópica (ELA), también conocida como enfermedad de Luo Gehrig, en recuerdo de un jugador de los Yankis de Nueva York que la padeció y lo llevó a la tumba.

La enfermedad destruye progresivamente las neuronas motoras, que son las que controlan todos los movimientos de los músculos voluntarios del esqueleto. Cuando la parálisis llega a los músculos relacionados con la respiración, se produce la muerte del paciente.

La enfermedad apareció con una frecuencia sorprendente en soldados que habían participado en la primera guerra del Golfo, en 1990 y 1991, si bien las investigaciones médicas realizadas para establecer una relación entre la ELA y aquel episodio bélico no llegaron a ser concluyentes.

El epidemiólogo Marc Weisskopf y su equipo de la Escuela de Salud Pública de Harvard quiso ir más lejos. Investigó las muertes ocurridas entre 1989 y 1998 de 400.000 veteranos norteamericanos que habían participado en alguna o las dos guerras mundiales, en la guerra de Corea o en la de Vietnam.

Relación con guerras

De esta investigación se ha hecho eco la revista NewScientist y ha sido objeto asimismo de un interesante artículo publicado en JSOnline. En ambos artículos se ponen de manifiesto las relaciones que pueden establecerse entre esta enfermedad y las circunstancias que rodean a las personas implicadas en conflictos bélicos.

La investigación de Marc Weisskopf descubrió que 273 de los 400.000 veteranos estudiados habían padecido la ELA, frente a sólo 63 civiles de un segmento de población equivalente.

Teniendo en cuenta la escasez de esta enfermedad (afecta a menos de una persona de cada 20.000 en Estados Unidos y se manifiesta una vez y media más en hombres que en mujeres), la incidencia es enorme, según los investigadores.

Además, pudo determinarse que los veteranos que habían participado a lo largo de su vida en más de una experiencia bélica, mostraron un riesgo doblemente mayor que los otros veteranos.

Por último, la investigación determinó que el riesgo de contraer esta enfermedad es cada vez mayor en la población militar, independientemente de la rama del ejército en la que desempeñen su actividad.

Intento en el Golfo

Con anterioridad los médicos ya habían intentado establecer una relación entre la enfermedad detectada en militares norteamericanos y la primera guerra del Golfo atribuyéndola a posibles armas químicas, a una vacuna o a un virus, sin que sus investigaciones llegaran a ser tan concluyentes como la de Marc Weisskopf.

En realidad, la causa de la ELA es desconocida y las investigaciones la relacionan con factores ambientales, como el envenenamiento con plomo o una infección viral, por lo que la nueva investigación viene a arrojar nueva luz sobre su posible naturaleza.

Particularmente porque entre los veteranos de la guerra del Golfo son cada vez más los que reclaman tratamiento e indemnizaciones por este misterioso síndrome de la guerra del Golfo.

Causa común

El nuevo estudio, que introduce otras experiencias bélicas en la investigación, viene a reforzar la idea de que la relación entre la guerra y el SLA es cada vez más sólida y la excluye como ligada únicamente a una sola guerra para relacionarla con cualquier actividad bélica.

Esta hipótesis, que descarta la posibilidad de una exposición a un mismo agente químico o biológico, la alimentación o las vacunas, como causa común de la ELA entre los veteranos de todas las guerras analizadas, plantea que la única causa común a todas ellas pueden ser los factores psicológicos, ya sea el intenso estrés derivado de la participación en la guerra, o un traumatismo agudo.

Vanessa Marsh

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Los relámpagos volcánicos habrían encendido la llama de la vida en la Tierra primitiva 12 febrero, 2024
    Cuando la Tierra era joven y salvaje, los procesos en nuestro planeta transformaron una mezcla de ingredientes en lo necesario para impulsar la vida. Para esto es crucial el nitrógeno, un nutriente esencial para formar proteínas, aminoácidos y ácidos nucleicos. Los científicos han descubierto evidencias geológicas que indican que las descargas de rayos asociadas con […]
    Pablo Javier Piacente
  • La genética tiene mucho que decir sobre el asesinato de una madre adoptiva 12 febrero, 2024
    Según la genética, el comportamiento de los hijos adoptados está mayoritariamente influido por los padres biológicos, mientras que el parecido entre padres e hijos en una familia adoptiva es muy pequeño. Además, un hijo adoptado no tiene vínculos genéticos con su madre adoptiva y puede heredar ciertas maneras de pensar de sus padres biológicos, especialmente […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • Europa logra un récord mundial de fusión nuclear 12 febrero, 2024
    En un importante logro científico, investigadores de la instalación Joint European Torus (JET) han establecido un récord energético mundial de 69 megajulios liberados en energía de fusión sostenida y controlada. Otro impulso para el futuro reactor europeo a gran escala ITER.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Un árbol fosilizado hace 350 millones de años sorprende a los científicos: parece alienígena 11 febrero, 2024
    Un fósil tridimensional de árboles más antiguos que los dinosaurios revela que los bosques de hace 350 millones de años eran extraños y alienígenas. Formaban parte de un bosquecillo que fue sepultado después de un terremoto.
    Redacción T21
  • El meteorito de Berlín resultó ser un raro objeto de origen ígneo 11 febrero, 2024
    El asteroide que se desintegró sobre Berlín a mediados de enero pertenece a un tipo raro de meteorito de origen ígneo. Se compone principalmente de silicatos de magnesio, enstatita y forsterita, además casi no contiene hierro y tiene una corteza vítrea translúcida.
    Redacción T21
  • Descubren un helecho tropical que transforma sus hojas muertas en nuevas raíces 9 febrero, 2024
    Para sobrevivir en el suelo anegado y bajo en nutrientes del bosque de Quebrada Chorro, en el oeste de Panamá, una especie de helecho tropical arborescente reutiliza sus hojas muertas, convirtiéndolas en nuevas raíces. Los científicos descubrieron que el helecho reconfigura estas “hojas zombis”, invirtiendo el flujo de agua para atraer nutrientes de regreso a […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una extraña combinación de minerales en las muestras lunares de la misión Chang'e-5 de China 9 febrero, 2024
    Los minerales antiguos y nuevos identificados en las muestras lunares traídas por la misión Chang'e-5 de China están ayudando a los científicos a comprender mejor la historia de la Luna: ahora, los especialistas han descubierto más propiedades del sexto nuevo mineral lunar, llamado Changesite-(Y). Además, otros compuestos hallados, la seifertita y la stishovita, pueden coexistir […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los robots que atienden a pacientes llegan a los hospitales 9 febrero, 2024
    Robots diseñados para brindar comodidad a los pacientes de edad avanzada y aliviar su ansiedad, han sido probados con éxito en un hospital de París: saludan, responden a preguntas, comprenden conversaciones grupales y apoyan las tareas de enfermería.
    Redacción T21
  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente