Tendencias21
La guerra del Golfo puede provocar una catástrofe ecológica sin precedentes en Oriente Próximo

La guerra del Golfo puede provocar una catástrofe ecológica sin precedentes en Oriente Próximo

La otra cara de la guerra es la dimensión medioambiental, que amenaza con tener consecuencias mucho más graves que las económicas, las políticas y las sociales, según un coronel norteamericano. Si 1991 supuso ya la mayor contaminación petrolífera de la historia, la eventual destrucción iraquí de sus reservas de petróleo, las segundas del mundo, abriría las puertas a una catástrofe sin precedentes en Oriente Próximo de difícil recuperación. Por Vanessa Marsh.

La guerra del Golfo puede provocar una catástrofe ecológica sin precedentes en Oriente Próximo

La segunda guerra contra Irak podría desencadenar una catástrofe ecológica sin precedentes en el Próximo Oriente, si se tienen en cuenta los antecedentes de la guerra del Golfo en 1991.

Según recuerda un artículo de la revista norteamericana Seattle Weekly, las tropas de Sadam Hussein prendieron fuego a los pozos de petróleo kuwaitíes en su retirada, provocando la mayor contaminación petrolífera de la historia.

En aquel entonces ardieron el equivalente a 60 millones de barriles de petróleo, una cantidad que multiplica por 150 la marea negra desatada por el petrolero Exxon Valdéz en Alaska.

Los vertidos del petróleo kuwaití inundaron 46 kilómetros cuadrados y formaron 246 lagos desprovistos de vida. Fueron necesarios nueve meses para apagar completamente los 613 pozos incendiados y diluir las nubes que cubrieron la región en todo ese período, provocando un descenso de 10 grados en la temperatura local.

Contaminación marina

Los soldados iraquíes también vertieron decenas de millones de barriles de petróleo en las aguas del Golfo Pérsico, con la finalidad de impedir un eventual ataque por mar. La marea negra cubrió 1.600 kilómetros de costa.

Esta contaminación provocó que el 40% de las reservas de agua de Kuwait resultaran inservibles para el consumo humano, así como la desaparición de numerosas especies privadas de oxígeno para respirar.

Irak, sin embargo, no fue el único agente contaminante, ya que los bombardeos aliados se centraron también en objetivos petrolíferos iraquíes, al mismo tiempo que la presencia de vehículos pesados transformó completamente el frágil ecosistema del desierto: desaparecieron la mitad de las dunas y las tormentas de arena alcanzaron récords desconocidos en la región.

En Estados Unidos, por otra parte, perduran todavía los síntomas que afectan a 100.000 soldados americanos que participaron en la guerra del Golfo, como consecuencia de la utilización de obuses fabricados con uranio empobrecido que les afectaron irremediablemente.

Antecedentes históricos

La historia está llena de ejemplos de la otra cara de la tragedia de la guerra, además de la humana. Todavía están muriendo en Camboya y Angola, entre otros países, víctimas de minas dejadas por antiguos conflictos, mientras en Vietnam hoy siguen naciendo niños deformes como consecuencia del “agente naranja” empleado por el ejército de Estados Unidos sobre las selvas del país hace ya treinta años.

La política de tierra quemada practicada por Irak en su huída también ha sido frecuente en la historia, ya que por lo general los perdedores intentan que los vencedores de una contienda no puedan disfrutar de los recursos perdidos.

La diferencia del 2003 respecto a 1991 es que los medios de destrucción de la naturaleza son hoy mucho más importantes y diversos. Irak tiene arsenales de armas químicas y biológicas y, en caso extremo, puede destruir sus pozos de petróleo, que representan la segunda reserva conocida.

Por lo que respecta a Estados Unidos, el medio ambiente preocupa cada vez menos al ejército porque el Pentágono ha manifestado que las leyes que protegen la naturaleza perturban la capacidad operacional de sus tropas y reivindica manos libres para actuar.

El Congreso interviene

Una comisión del Congreso va a investigar en qué medida las leyes medioambientales perjudican la actuación y la preparación del ejército, mientras la Marina hace maniobras con obuses de uranio empobrecido en aguas del Estado de Washington donde se pesca el salmón y otras especies, tal como han denunciado pescadores locales.

De todas formas, en el seno del ejército de Estados Unidos existen figuras que reclaman que el Pentágono contemple siempre los efectos ambientales de cualquier conflicto.

Es el caso del coronel Richard Fisher, quien en un artículo publicado el año pasado en Aerospace Power Chronicles, quien considera que el aspecto medioambiental de una guerra terminará pesando mucho más que cualquier otro a la hora de valorar las consecuencias de una guerra.

Vanessa Marsh

2 comentarios

  • Tanto la Primera como la Segunda Guerra del Golfo me parecen actos críminales y ambas basadas en mentiras, con miles y miles de muertos inocentes. Es asqueroso que con la escusa de derrocar a un tirano como Saddan Hussein se dediquen a bombardear a diestro y siniestro, Y los que montaron estas carnicerías: Bush padre y Bush hijo, Blair, Aznar y muchos otros, se fueron de rositas, como si no tuviesen miles de muertos a sus espaldas. Espero que, por lo menos, la Historia los ponga en su lugar. Y a todo esto hay que sumarle el desastre ecológico, claro.

RSS Lo último de Tendencias21

  • Un árbol fosilizado hace 350 millones de años sorprende a los científicos: parece alienígena 11 febrero, 2024
    Un fósil tridimensional de árboles más antiguos que los dinosaurios revela que los bosques de hace 350 millones de años eran extraños y alienígenas. Formaban parte de un bosquecillo que fue sepultado después de un terremoto.
    Redacción T21
  • El meteorito de Berlín resultó ser un raro objeto de origen ígneo 11 febrero, 2024
    El asteroide que se desintegró sobre Berlín a mediados de enero pertenece a un tipo raro de meteorito de origen ígneo. Se compone principalmente de silicatos de magnesio, enstatita y forsterita, además casi no contiene hierro y tiene una corteza vítrea translúcida.
    Redacción T21
  • Descubren un helecho tropical que transforma sus hojas muertas en nuevas raíces 9 febrero, 2024
    Para sobrevivir en el suelo anegado y bajo en nutrientes del bosque de Quebrada Chorro, en el oeste de Panamá, una especie de helecho tropical arborescente reutiliza sus hojas muertas, convirtiéndolas en nuevas raíces. Los científicos descubrieron que el helecho reconfigura estas “hojas zombis”, invirtiendo el flujo de agua para atraer nutrientes de regreso a […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una extraña combinación de minerales en las muestras lunares de la misión Chang'e-5 de China 9 febrero, 2024
    Los minerales antiguos y nuevos identificados en las muestras lunares traídas por la misión Chang'e-5 de China están ayudando a los científicos a comprender mejor la historia de la Luna: ahora, los especialistas han descubierto más propiedades del sexto nuevo mineral lunar, llamado Changesite-(Y). Además, otros compuestos hallados, la seifertita y la stishovita, pueden coexistir […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los robots que atienden a pacientes llegan a los hospitales 9 febrero, 2024
    Robots diseñados para brindar comodidad a los pacientes de edad avanzada y aliviar su ansiedad, han sido probados con éxito en un hospital de París: saludan, responden a preguntas, comprenden conversaciones grupales y apoyan las tareas de enfermería.
    Redacción T21
  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente