Tendencias21
La vida urbana duplica las probabilidades de padecer problemas cardiacos

La vida urbana duplica las probabilidades de padecer problemas cardiacos

Una investigación danesa ha descubierto, tras estudiar la vida de 1.225 hombres y mujeres de entre 50 y 60 años, que las personas que viven en zonas urbanas tienen casi el doble de posibilidades de padecer del corazón que las personas que viven en zonas rurales. El riesgo sube al 80% si se vive en pleno centro de la ciudad. Los varones, las personas de más edad, los diabéticos y los fumadores también presentan mayores riesgos.

La vida urbana duplica las probabilidades de padecer problemas cardiacos

Un estudio realizado con urbanitas y gentes del campo ha demostrado que las personas que viven en las zonas urbanas son casi dos veces más propensas a sufrir de calcificación de las arterias coronarias (CAC), una afección que puede llevar a padecer enfermedades cardíacas.

Los investigadores daneses publicaron los resultados de su estudio, realizado con 1.225 hombres y mujeres de entre 50 y 60 años que viven tanto dentro como fuera de la ciudad, en la revista Journal of Internal Medicine.

Los autores del estudio descubrieron que las personas que vivían en el centro de una ciudad eran un 80 % más propensas a desarrollar CAC que los que vivían en otras zonas, y que los varones, las personas de más edad, los diabéticos y los fumadores también presentaban mayores riesgos.

El autor principal del estudio, el Dr. Jess Lambrechtsen del Departamento de Cardiología del Hospital de Svendborg (Dinamarca), explicó: «Nuestro estudio pretendía evaluar la asociación entre vivir en el centro de una ciudad, un dato que utilizan a menudo los investigadores para indicar la exposición a la contaminación atmosférica, y la presencia de calcificación de la arteria coronaria en hombres y mujeres que no muestran otros síntomas de enfermedad cardíaca.»

Los sujetos del estudio se escogieron al azar a partir de una base de datos estatal danesa. Una vez obtenido su consentimiento para participar en el estudio, completaron cuestionarios sobre su estado de salud para determinar que no habían tenido anteriormente problemas de corazón. El equipo del proyecto también necesitaba información acerca de los medicamentos prescritos, si eran fumadores y si tenían antecedentes familiares de enfermedades cardíacas. La exploración clínica incluyó altura, peso, presión arterial, análisis de sangre y escáneres.

Los investigadores descubrieron que la CAC era más común entre las personas que viven en los centros de las ciudades que entre las que viven en áreas urbanas o rurales: en los hombres los porcentajes eran de un 69 % frente a un 56 %, respectivamente; para las mujeres 42 % frente a 30 %, respectivamente; a los cincuenta años de un 48 % frente a un 32 % respectivamente, y a los sesenta años de un 61 % frente a un 53 % respectivamente.

Peor en el centro

Analizando las probabilidades se supo que las personas que vivían en el centro de las ciudades eran un 80 % más propensas a desarrollar CAC que aquéllas que vivían en zonas urbanas o rurales. Los hombres eran más de tres veces más propensos que las mujeres a desarrollar la CAC, con una probabilidad de riesgo un 220 % mayor.

Las personas de sesenta años tenían aproximadamente el doble de probabilidades de desarrollar CAC si vivían en el centro de una ciudad, y lo mismo ocurría con las de cincuenta años (120 % más de probabilidades); del mismo modo, se descubrió que los fumadores eran más susceptibles que los no fumadores (un 90 % más), y lo mismo cabe decir de las personas con diabetes en comparación con las que no la padecen (un 100 % más).

Tener el colesterol alto aumentaba la posibilidad de desarrollar CAC en un 60 %; la hipertensión y un historial familiar de enfermedades cardiacas incrementaba las probabilidades de sufrir de CAC en un 50 %.

El Dr. Lambrechtsen resumió así las conclusiones de la investigación: Nuestro estudio muestra que vivir en el centro de una ciudad y los factores de riesgo tradicionales de las enfermedades del corazón se asociaban de manera independiente con la presencia de CAC en un grupo de sujetos de mediana edad que no presentaban síntoma alguno. En los estudios científicos, el lugar donde vive una persona a menudo se utiliza como un sucedáneo de indicador de la exposición a la contaminación ambiental. En este estudio hemos descubierto que, incluso después de ajustar las variables demográficas y clínicas, el lugar en el que vivían los sujetos se asociaba independientemente con la CAC, y que los niveles de CAC eran más elevados entre las personas que vivían en los centros de ciudades. Además, otros factores pueden influir en la CAC, como los niveles de ruido y el estrés, y cabe suponer que estos serían también mayores en los centros de las urbes. Sin embargo, en este estudio, los niveles de estrés, medidos conforme a la presión arterial media, fueron en realidad más bajos entre los habitantes del centro de ciudades que entre las personas que vivían en zonas urbanas. El ritmo cardiaco, otro factor predictor del estrés, era el mismo en todos los grupos. Los mecanismos por los cuales la contaminación del aire puede contribuir a la CAC no se conocen bien. Pero lo que se desprende con claridad de este estudio es que hay que seguir investigando los vínculos entre la contaminación del aire y la CAC.

Referencia

Lambrechtsen, J., Gerke, O., Egstrup, K., Sand, N. P., Nørgaard, B. L., Petersen, H., Mickley, H. and Diederichsen, A. C. P. (2012), The relation between coronary artery calcification in asymptomatic subjects and both traditional risk factors and living in the city centre: a DanRisk substudy. Journal of Internal Medicine, 271: 444–450. doi: 10.1111/j.1365-2796.2011.02486.x

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un asteroide habría explotado sobre la Antártida hace unos 2,5 millones de años 7 febrero, 2024
    Un asteroide se desintegró sobre el continente antártico hace aproximadamente 2,5 millones de años: la evidencia proviene de un análisis químico de más de 100 pequeños trozos de roca extraterrestre, que se han preservado dentro de las enormes capas de hielo. Hasta el momento, solo se conocen otros dos eventos de explosiones aéreas antiguas en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean la primera niña de inteligencia artificial del mundo 7 febrero, 2024
    La primera niña IA del mundo ha sido creada por científicos chinos, que la han dotado de emociones e intelecto y de la capacidad de aprender de forma autónoma. Se comporta como si tuviera tres o cuatro años y representa un avance significativo para el campo de la inteligencia artificial general.
    Redacción T21
  • Oponerse a la regulación de los pesticidas no es la solución al problema de los agricultores 7 febrero, 2024
    Los agricultores que se movilizan en España y Europa se oponen con firmeza a las nuevas regulaciones europeas en materia de pesticidas, lo que representa una amenaza mayor para la salud pública que tener una central nuclear al lado de casa: estos químicos han costado miles de vidas y enfermos crónicos, al tiempo que han […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • El arte existió antes del surgimiento de los humanos modernos 6 febrero, 2024
    Nuevas investigaciones sugieren que nuestros parientes humanos arcaicos, como los neandertales, ya contaban con las capacidades cognitivas para desarrollar arte: el hallazgo de ejemplos cada vez más antiguos de expresión artística en el registro arqueológico confirmaría esta hipótesis. Sin embargo, aún se discute si estas manifestaciones creativas pueden catalogarse como arte.
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una nueva supertierra que podría ser un mundo habitable 6 febrero, 2024
    Un planeta extrasolar del tipo supertierra, denominado TOI-715 b y aproximadamente una vez y media más ancho que la Tierra, podría ser capaz de albergar vida: orbita dentro de la zona habitable de una enana roja, a escasa distancia de nuestro planeta. Además, podría estar acompañado de otro cuerpo planetario, con un tamaño casi idéntico al […]
    Pablo Javier Piacente