Tendencias21

Las concentraciones de ozono reducen la producción mundial de alimentos

La concentración de ozono troposférico derivada del tráfico rodado está reduciendo los rendimientos de los cultivos de trigo, arroz, maíz y soja en todo el mundo. La captación de este contaminante por las plantas disminuye considerablemente el tamaño de las cosechas.

Las concentraciones de ozono reducen la producción mundial de alimentos

El aumento de la concentración de ozono en la atmósfera ha reducido los rendimientos de los cultivos, según los resultados de un estudio mundial realizado por investigadores de la Universidad de Gotemburgo sobre cómo el ozono troposférico afecta la producción mundial de alimentos. Los resultados se publican en Global Change Biology.

El ozono troposférico es un contaminante que se produce a partir de otros contaminantes emitidos por los automóviles o la industria. Los resultados de este estudio demuestran que la captación de ozono troposférico (a nivel del suelo) por parte de las plantas reduce considerablemente el tamaño de las cosechas.

Los cultivos mundiales más importantes (trigo, arroz, maíz y soja) son sensibles al ozono, pero el ozono también afecta gravemente a otros cultivos. El ozono causa pérdidas de cultivos globales estimadas del 7 por ciento para el trigo y hasta del 12 por ciento para la soja.

Impacto comparable a las infestaciones parasitarias

El impacto negativo del ozono en los cultivos es comparable al que ejercen las infestaciones parasitarias o la sequía extrema, según estos investigadores.

«Nuestro estudio demuestra que la contaminación generalizada del aire a gran escala también tiene un efecto significativo en la producción mundial de alimentos», señala Håkan Pleijel, profesor de ciencias ambientales en la Universidad de Gotemburgo, en un comunicado.

Los resultados también indican que el impacto del ozono en los cultivos varía según las regiones del mundo: la producción de alimentos es más vulnerable en Asia, especialmente en China e India.

El tráfico rodado, el mayor culpable

Los óxidos de nitrógeno y las sustancias orgánicas volátiles, como el metano o el benceno, son los principales causantes de los altos niveles de ozono troposférico. Aunque las industrias de diverso tipo son grandes emisores, la principal fuente de contaminación del ozono troposférico es el tráfico rodado.

Esto señala la importancia de reducir el tráfico y, por lo tanto, reducir el nivel de emisiones. El clima también se beneficiaría porque las emisiones de sustancias formadoras de ozono y dióxido de carbono van de la mano.

“Desafortunadamente, no vivimos en los mejores momentos para reducir las emisiones. China e India, por ejemplo, tienen un alto riesgo de un aumento en las emisiones porque muchas más personas están comprando automóviles «, dice Pleijel.

«Sin duda, hoy hay una mayor conciencia que hace unas pocas décadas, pero si Asia sigue el modelo occidental, existe el riesgo de que los efectos positivos de la tecnología se anulen con el aumento constante del consumo y el tráfico», añade Johan Uddling, profesor de Ecofisiología vegetal en la Universidad de Gotemburgo.

Estrategias de mejora

La mejor estrategia para reducir el problema del ozono a nivel del suelo es reducir fuertemente las emisiones de sustancias formadoras de ozono. Como es probable que esto lleve su tiempo, otra estrategia para reducir el impacto del ozono sería el desarrollo de cultivos más robustos, señalan los investigadores.

Un enfoque adicional es cambiar la gestión de los cultivos: la siembra o el riego se pueden realizar en el momento adecuado en relación con las concentraciones más altas de ozono, evitando así el consumo excesivo de ozono por parte de los cultivos.

“Por ejemplo, si los agricultores tienen buenos pronósticos de los picos de ozono, pueden abstenerse de regar en relación con ellos. Cuando las plantas tienen mucha agua, los estomas en sus hojas están muy abiertos y su absorción de ozono es especialmente grande», dice Uddling.

Las estomas son una especie de poros situados en la epidermis de la planta que tienen el cometido de capturar CO2 y retener agua. Representan la interfaz entre el ambiente y la planta y desempeñan un papel importante también en la disminución de los cultivos, ya que en su búsqueda de CO2, muy diluido en la atmósfera, absorben también ozono.

Referencia

Closing the global ozone yield gap: Quantification and cobenefits for multistress tolerance. Global Change Biology. Gina Mills et al. DOI:https://onlinelibrary.wiley.com/doi/abs/10.1111/gcb.14381

RedacciónT21

RedacciónT21

Hacer un comentario